Escúchenos en línea

Lula rompe en llanto tras ser proclamado como Presidente de Brasil

Agencias AFP y EFE. Desde Brasilia. | 14 de Diciembre de 2006 a las 00:00
El presidente brasileño Luiz Inacio Lula da Silva no pudo contener la emoción y las lágrimas al agradecer este jueves "al pueblo más humilde de Brasil" por su reelección, en un acto en el cual el Tribunal Superior Electoral (TSE) lo proclamó como primer mandatario. En un breve y emocionado discurso, Lula dijo que "las elecciones demostraron de forma inequívoca la solidez y la madurez política de Brasil", mediante un proceso que "transcurrió dentro de la más perfecta normalidad" y que consideró "un motivo de orgullo" y una "referencia para muchos países del mundo". El presidente sostuvo que "ahora, el desafío será acelerar el crecimiento económico, de modo de garantizar a todos sus derechos y hacer de Brasil una nación más próspera y justa". Lula agradeció "del fondo del corazón" a quienes le votaron y a quienes optaron por otros candidatos, "porque ayudaron a consolidar el proceso democrático brasileño". "El pueblo más humilde de Brasil dio una lección al país. No necesitó intermediarios que le indiquen a quien votar pues se acabó el tiempo en que algunas personas le decían al pueblo como tenía que votar", dijo Lula en un discurso improvisado, en el cual había prometido contener la emoción por estar cuatro años más viejo. "Yo quiero votar de la forma en que sé votar", señaló al destacar el sentimiento de las clases más pobres, que en octubre le aseguraron la victoria en segunda vuelta, en lo que consideró un rechazo a la pretensión de las élites de continuar dirigiendo los destinos de su país. "Y fue eso lo que garantizó la victoria de (vicepresidente) José Alencar y de Lula. Se acabó el tiempo en que algunas personas osaban decir como el pueblo debía votar", añadió tras recibir de manos del presidente del TSE, Marco Aurelio de Mello, el diploma que le habilita a ejercer su cargo. Además: Diputados se recetan aumento salarial del 90% Lula fue reelecto en segunda vuelta el 29 de octubre pasado al vencer al socialdemócrata Geraldo Alckmin con el 61% de los votos. Obtuvo más de 58 millones votos frente a los 37 millones que recibió su adversario. La proclamación oficial del resultado tuvo lugar pese a que el tribunal que presidió el proceso electoral cuestionó las cuentas del comité de campaña de Lula, pues detectó la donación de recursos efectuadas por concesionarias de servicios públicos, lo cual está prohibido por las leyes. Pero el presidente del TSE evitó en su discurso cualquier referencia a esa pendencia y se limitó a felicitar a los electos y al pueblo brasileño por su participación en el proceso electoral. "Si había alguien en Brasil que dudaba que un tornero mecánico, salido de una fábrica, llegaría a la Presidencia de la República, 2002 probó exactamente lo contrario", dijo Lula en la ocasión. Al ser proclamado presidente por primera vez, en 2002, Lula se había emocionado también derramando lágrimas por haber conquistado el cargo después de fracasar en sus tres tentativas anteriores. Lula dijo que en este acto no sentía "la misma emoción" que hace cuatro años, cuando llegó al poder, porque "antes tenía un sueño" y ahora está consciente de que "la responsabilidad será infinitamente mayor". Admitió que en su segundo mandato no se podrá comparar con nadie, sino consigo mismo, y rompió en lágrimas al referirse a "momentos difíciles" vividos en los últimos cuatro años, en aparente alusión a los escándalos por los casos de corrupción que el año pasado marcaron la política brasileña. Lula será investido para su segundo mandato el próximo 1 de enero, en una ceremonia que ha prometido será austera y simple, a la que no ha sido invitado ningún mandatario extranjero.

Descarga la aplicación

en google play en google play