Escúchenos en línea

Medio millón de dólares cuesta la ceremonia de toma de posesión

Agencia EFE. Desde Managua. | 14 de Diciembre de 2006 a las 00:00
Nueve millones 209 mil 115 córdobas (512,631 dólares) aprobó la Asamblea Nacional para el traspaso de mando presidencial del 10 de enero próximo, como parte de una reforma a la ley del presupuesto 2006. El 10 de enero próximo el líder sandinista, Daniel Ortega, asumirá la banda presidencial de Nicaragua, de manos del mandatario saliente, Enrique Bolaños. Los fondos fueron aprobados por los legisladores luego que el ente fiscalizador autorizara al gobierno, este jueves, la exclusión de procedimientos para la contratación directa de bienes y servicios a utilizar durante la ceremonia de traspaso de mando. La decisión, según el presidente en funciones de la Contraloría General (ente fiscalizador), Luis Ángel Montenegro, fue tomada en respuesta a una solicitud hecha llegar por el vicecanciller Javier Williams Slate, el pasado 7 de diciembre. El dinero para celebrar esa actividad, a efectuarse en la Plaza La Fe, Juan Pablo II, una explanada a orillas del lago de Managua, donde las autoridades esperan asistan unas 250.000 personas, saldrá de fondos de una "partida especial", de acuerdo con la solicitud de la Cancillería. Los fondos se distribuirán de la siguiente manera: 2.507.454 córdobas (139.579 dólares) para el comité organizador de la transmisión de la Cancillería; 3.502.800 córdobas (194.985 dólares) para asuntos de seguridad; y 3.198.861 córdobas (178.066 dólares) para la comisión designada por el presidente electo Ortega. El presupuesto incluye el acondicionamiento de la Plaza, medidas de seguridad, alquiler de vehículos, teléfonos móviles, radios de comunicación, servicio de hotel para delegados y actividades sociales, viáticos, eventos culturales, obsequios, sistema de credenciales y acreditaciones, combustibles, contratación de chóferes y alimentación. La Cancillería planteó al ente fiscalizador que la ceremonia de traspaso de mando requiere de atenciones a jefes de Estado, amigos e invitados especiales, nacionales y extranjeros, para lo que se necesita garantizar la efectividad del protocolo y ceremonial de ley, lo cual debe programarse con la debida antelación. A la toma de posesión de Ortega se espera acudan mandatarios de Latinoamérica y el Caribe, incluido el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, y el de Bolivia, Evo Morales, que aún no han confirmado su presencia. La Policía desplegará unos 2.000 agentes para resguardar el orden y la seguridad, y la Cancillería espera acreditar al menos a 1.000 periodistas nacionales y extranjeros para cubrir ese acto. Ortega regresará al poder 17 años después por un nuevo período de 5 años, tras gobernar Nicaragua de 1985 a 1990, y coordinar la junta de Gobierno sandinista de 1979 a 1984.

Descarga la aplicación

en google play en google play