Escúchenos en línea

Morales Carazo denuncia a los coyotes que se han adueñado de COPALAR y advierte que el Estado debe ser socio mayoritario

Por Vilma Areas Morales, Radio La Primerísima | 15 de Diciembre de 2006 a las 00:00
Si el Estado es el dueño de las tierras y del agua, entonces deberá ser el accionista mayoritario de la mega presa COPALAR, dijo este viernes el vicepresidente electo, don Jaime Morales Carazo. El aún diputado señaló a algunos interesados en la gigantesca hidroeléctrica, de actuar como "coyotes internacionales" que sólo buscan jugosas coimas, como el cubano Fernández Felliú. "Un proyecto de ese alcance y de esa inversión, estamos hablando más de 1.000 millones de dólares, el Estado nicaragüense debe ser el mayor accionista", insistió el vicepresidente electo. "Creo en el proyecto pero no en las cosas que se hacen precipitadamente. Creo que en un proyecto donde el Estado pone 300 kilómetros cuadrados de tierra, el agua que va a generar millones y millones de dólares y asume todos los costos de movilizar a miles de personas, debe ser el mayor accionista, porque su aportación vale cien mil veces más que los motores y la construcción, que al final se pagará con la misma generación de electricidad a los precios actuales", dijo Morales Carazo. Afirmó que el proyecto sobre el marco jurídico que regulará la construcción de la represa y que fue congelado por la Asamblea Nacional, sólo le asigna al Estado una participación tangencial. El vicepresidente electo agregó que "si se hace un buen arreglo con Venezuela para el suministro de petróleo a precios concesionales, con solo la diferencia con relación a los costos actuales, el Gobierno podría pagar sobradamente cualquier planta hidroeléctrica de cualquier magnitud". El costo la represa hidroeléctrica está calculado en más de mil millones de dólares. Morales Carazo dijo que hay muchos coyotes internacionales que están promoviendo el proyecto para después venderlo a otro lado. "Así se vendieron grandes empresas de servicio en el país, y cuando obtuvieron la concesión o el derecho a venta se metieron a la bolsa varias decenas de millones de dólares solamente por hacer el tráfico de influencias o de cambio de nombres", afirmó el vicepresidente electo.

Descarga la aplicación

en google play en google play