Escúchenos en línea

Edmundo Jarquín se declara impresionado por la prudencia del presidente electo

Agencia AFP. Desde Managua. | 17 de Diciembre de 2006 a las 00:00
"Tengo la impresión que el presidente electo actúa con mucha prudencia, lo que brinda confianza a los sectores internos y externos del país. No conozco a muchas de las personas que ha designado para su gabinete, pero de Emilio Rappaccioli y Fernando Martínez (designados para Energía e Infraestructura, respectivamente) tengo la mejor impresión de sus calidades profesionales y personales". Así se declaró el ex candidato presidencial del Movimiento de Renovación Sandinista (MRS), en una entrevista que publica este domingo El Nuevo Diario. Jarquín, un economista que trabajo durante doce años con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), anunció y que planea quedarse en Nicaragua para consolidar el MRS como fuerza disidente del FSLN. Jarquín asegura que quiere ser congruente con su propuesta de implantar en Nicaragua una nueva forma de hacer política, y por eso quiere que Ortega haga un buen gobierno, "para que le vaya bien al país. No formamos parte de la cultura tradicional, que quiere desde la oposición que al gobierno le vaya mal. Creemos que en las próximas elecciones hay que derrotar al gobierno en las urnas, porque tenemos mejores propuestas, no porque el gobierno haya fracasado", razonó. Asimismo, Jarquín explicó los resultados de su reciente visita a Washington, durante la cual se entrevistó con el secretario de Estado adjunto norteamericano para el Hemisferio Occidental, Thomas Shannon, quien el pasado 29 de noviembre sostuvo en Managua un encuentro formal con Ortega para conocer los planes del nuevo gobierno sandinista. "Me dijo que su encuentro con el presidente electo fue positivo, que había tratado de abrir un canal. Me dijo que definían sus posiciones sobre la base de las reglas institucionales democráticas y no de personas. Le dije sería muy positivo que Estados Unidos abandone los prejuicios de los años 80, de la época de la guerra fría", añadió. Según Jarquín, éstas serían las premisas sobre las cuales Estados Unidos establecería su relación con Ortega, quien se prepara para retornar al poder, 16 años después de haber encabezado una revolución (1979-90) que se enfrentó política y militarmente a Washington. "Creo que hay una actitud de expectación positiva en Estados Unidos. Dijeron que mientras se mantenga la institucionalidad democrática en Nicaragua, continuarían con sus programas de colaboración", destacó Jarquín, ex candidato presidencial del Movimiento de Renovación Sandinista (MRS).

Descarga la aplicación

en google play en google play