Escúchenos en línea

Sandinistas exigen renuncia de diputados haraganes

Managua. TeleSUR. | 21 de Abril de 2010 a las 00:00
Manifestantes sandinistas bloquearon por segundo día consecutivo el acceso a la Asamblea Nacional, con buses parados en las calles para impedir la entrada de los diputados opositores al recinto, además de exigir la renuncia de quienes están en contra del decreto presidencial que extiende el mandato a unos 25 funcionarios. Los simpatizantes del Gobierno que preside Daniel Ortega, con los rostros tapados lanzaban bombas artesanales, unido al ritmo musical y banderas sandinistas, al frente del Parlamento. La corresponsal de teleSUR en Nicaragua, Adriana Sívori, informó que durante un par de horas "manifestantes oficialistas y policías antimotines se enfrentaron" con piedras, morteros y gases lacrimógenos. Explicó que el conflicto se desató cuando los manifestantes decidieron trancar la entrada de la Asamblea. Los sectores sociales exigen la renuncia de los diputados derechistas, quienes sesionaron en un hotel capitalino y sin ningún respaldo legal enviaron a la Comisión de Justicia, la ilegal ley de nulidad del decreto presidencial 3-2010, la cual no debe seguir siendo tramitada por mandato de la Sala Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ). Por su parte, Rafael Valdez, representante de la Coordinadora Social, manifestó que es hora que los liberales renuncien a sus cargos para darle espacio al pueblo nicaragüense. "Estamos demandando en primer lugar que los diputados desquiten el mega salario que ganan, a esta fecha han recibido, porque ya les pagaron el mes de abril, 16 mil dólares y solamente han aprobado una ley, y hay un montón de leyes de carácter social que el pueblo está necesitando que se aprueben", insistió Valdez. Del mismo modo expresó que la derecha de su país está preocupada por sus intereses personales y no en legislar a favor del pueblo. De acuerdo está el representante de Ciudad Sandino, Manuel Lacayo, quien asegura que los parlamentarios ganan un dinero que bien pudiera pasar "a beneficio social". "Se están ganando una plata (5 mil dólares) que el mismo pueblo se las paga, ellos tienen que desquitar su salario, si no que dejen de ganar ese dinero y que pase a beneficio social", dijo Lacayo. Un miembro de la Asociación de Pensionados y Jubilados de Nicaragua, Miguel Herrera, señaló que tiene dos años esperando la aprobación de la ley del adulto mayor "y estos diputados derechosos se niegan a trabajar, solo vienen a pelear asuntos políticos, asuntos de poder y la leyes sociales no la aprueban". Así como está ley, "hay muchas leyes estancadas que tienen que ver con los pobladores, con las mujeres, con la juventud y con la niñez, pero a ellos no les interesa, hay que quitarles el salario y la inmunidad para que respondan, no trabajar es un acto criminal", denunció Isabel Arauz, del Movimiento de Mujeres Sandinistas Luisa Amanda Espinoza. Nicaragua se encuentra sumida en una pugna entre los adeptos al gobierno y la oposición, debido al decreto suscrito por el presidente Ortega el pasado mes de enero, el cual extiende el mandato a los funcionarios cuyos periodos ha vencido o está por vencer, hasta tanto la Asamblea Nacional no elija a los respectivos sustitutos.

Descarga la aplicación

en google play en google play