Escúchenos en línea

Centro de Educación Especial hace una realidad los sueños de los discapacitados

Managua. Radio La Primerísima. | 27 de Abril de 2010 a las 00:00
Ricardo Morgan, de 29 años de edad, es uno de los 20 jovenes que han optado por ingresar al curso de carpintería básica en el Centro de Educación Especial “Melania Morales”, ubicado en el reparto San Judas de Managua. Su hablar es pausado y a veces entrecortado, por lo que hay que ayudarle a terminar algunas palabras. Pero al manifestar su objetivo no titubea en lo absoluto: “Mi sueño y el de mis compañeros es formar nuestra propia empresa”, asegura con vivo entusiasmo al portal oficial El 19 Digital. Ricardo padece deficiencia intelectual y discapacidad motriz, sin embargo, al contrario de muchas personas con problemas similares, no quiere depender toda la vida de los demás. Él quiere forjarse un futuro con sus propias manos. Sus compañeros no son muy diferentes, la gran mayoría tiene deficiencia intelectual, y una minoría discapacidades visuales y motrices. Pero esto no ha hecho mella alguna en su ánimo de lucha. El Centro "Melania Morales" atiende un total de de 470 alumnos, quienes además de educación primaria, a partir de segundo grado aprenden costura, belleza, manualidades, repostería y carpintería básica. Angélica Ruiz, su directora, asegura que el centro atiende a niños con deficiencias como síndrome de Down, discapacidades múltiples, ceguera, sordera y autismo. El objetivo es que todos ellos aprendan a llevar una vida lo más normal que se pueda. “Ya hay jóvenes que se han logrado insertar en el campo laboral. Ha costado mucho pero se ha logrado”, afirma. Actualmente el Melania Morales cuenta con un profesorado de 120 maestros, 60 de los cuales trabajan a lo interno, pero según Ruiz, lo más importante del éxito que han tenido es que todo está basado en dos valores fundamentales: El amor y la paciencia. “El maestro que tenga amor y tenga paciencia, tiene la herramienta suficiente para trabajar con personas con discapacidad”, enfatiza. Otro hecho fundamental, señalado por Ruiz, es el involucramiento de los padres en todo cuanto hacen sus hijos, pues si bien el maestro es un guía de los niños, de los padres dependerá que en sus casas se reafirmen los valores aprendidos en el salón de clases. El centro fue fundado en 1967 y desde 1979 forma parte del sistema de educación pública del Estado.

Descarga la aplicación

en google play en google play