Escúchenos en línea

Callahan amenaza inventando otro waiver; BCN le da tapa boca con claro informe

Managua. Radio La Primerísima. | 29 de Abril de 2010 a las 00:00
El Embajador de Estados Unidos en Nicaragua, Robert Callahan pidió ayer miércoles al gobierno nicaragüense que transparente la ayuda que recibe de Venezuela y explique en qué se gasta, advirtiendo que su país puede suspender la ayuda por esa razón, señala un reporte del Informe Pastrán. En declaraciones a los medios, el diplomático insistió en que existe otro Waiver, además de los temas de propiedad, relacionados con la transparencia presupuestaria, basado en una ley que aprobó el Congreso norteamericano y eso se requiere para recibir ayuda, aunque no especificó de cual ley se refería. Las exigencias de Callahan por saber en qué se gasta el dinero de la cooperación venezolana, ocurre en momentos en que el Banco Central de Nicaragua acaba de publicar su informe de cooperación internacional del 2009 en el que se refleja que EEUU es el país que menos cooperó con el país. “Hay dos Waiver. Uno es para la propiedad, pero esto lo vamos a decidir en junio o julio. Este Waiver (otro) es francamente para la falta de transparencia presupuestaria”, definió, para agregar que su gobierno “ha tenido algunas reservas sobre la falta de transparencia presupuestaria aquí y Nicaragua necesita un Waiver”. “En los Estados Unidos, en los niveles más altos del gobierno se está discutiendo el Waiver y queremos tener una respuesta, yo diría, entre unas dos semanas pero no puedo especular cual va a ser la decisión”, indicó. Advirtió que de no cumplirse las exigencias puede haber consecuencias para Nicaragua, “consecuencias para la ayuda bilateral, consecuencias para algunos de los programas, no todos, pero algunos de los programas de USAID”. Ahondó que estos programas contemplan desembolsos de entre 10 y 12 millones de dólares. Admitió que lo que quieren saber es el uso de la ayuda de Venezuela al país. “Hemos tenido problemas, nuestro gobierno, nuestro congreso, con la ayuda que viene de Venezuela. Nosotros francamente no sabemos dónde está y donde va”, apuntó. EEUU de los que menos cooperó La cooperación de los donantes bilaterales totalizó en 212.5 millones de dólares, representando el 82 por ciento de la ayuda total no reembolsable recibida por el sector público en el año, informó el Banco Central de Nicaragua. De este monto, España aportó 73.3 millones, superando el nivel de ayuda del 2008 en más de seis veces. Aproximadamente el 68.6 por ciento de los recursos suministrados se dirigieron a los programas de mejoras y ampliación de los servicios de agua potable y alcantarillado a nivel nacional. Por su parte, la cooperación de Estados Unidos ascendió a 22.8 millones, reduciéndose en más de la mitad de la ayuda recibida en 2008. Los principales ejes de aplicación fueron gobernabilidad (35%), libertad económica (37%) e inversión social (salud y educación). La ayuda oficial de Alemania se ubicó en igual nivel del 2007 (US$18.7 millones), luego de registrar en 2008 una baja de 2.5 millones. Los recursos fueron canalizados primordialmente hacia proyectos sociales, con especial atención al proyecto de saneamiento del Lago de Managua (US$7.6 millones). Contrariamente, la cooperación de Holanda se redujo en 40 por ciento con respecto al promedio de los últimos tres años (2006-2008). El menor ingreso de recursos se centró en la línea de financiamiento de apoyo presupuestario. No obstante, el apoyo financiero hacia los sectores de salud y educación continuaron fluyendo como en años anteriores. El Gobierno del Japón desembolsó 16.3 millones de dólares para brindar transferencia tecnológica e infraestructura productiva a pequeños productores. La cooperación venezolana Según el Banco Central de Nicaragua, la cooperación venezolana se consolidó como una de las principales fuentes de recursos externos a Nicaragua durante el año 2009, alcanzando la suma de 443 millones de dólares. Como en años anteriores, los principales ejes de esta cooperación fueron la asistencia petrolera, bajo el marco del acuerdo de Petrocaribe, las inversiones directas realizadas en el sector energético y las donaciones bilaterales. A pesar de la crisis financiera internacional y de menores precios del petróleo, la cooperación petrolera del año se aproximó bastante a lo observado en el año 2008, producto del incremento en el volumen de petróleo importado de PDVSA. Del monto total de la cooperación, los proyectos de inversión ejecutados en el sector energético y en la industria petroquímica sumaron 147 millones de dólares. Un elemento adicional de la cooperación venezolana fue el surgimiento del Proyecto Alba Solidaria, el cual completará el financiamiento para la continuidad de los proyectos que dejó de atender la iniciativa Cuenta Reto del Milenio. La colaboración petrolera venezolana significó el financiamiento de 236 millones de dólares, dirigidos al sector privado. De estos recursos, 117 millones se registraron como financiamiento no retornable de los Fondos Alba y los restantes 119 millones fueron en concepto de préstamos canalizados por Alba-Caruna. ¿Dónde está la ayuda? La cooperación no reembolsable venezolana continuó siendo dirigida de manera complementaria a proyectos sociales del Gobierno con el fin de mejorar las condiciones de vida de los sectores vulnerables, destacándose los siguientes: a)Subsidio a la tarifa del trasporte colectivo urbano, que benefició a 1.9 millones de pasajeros por día a nivel nacional; b) Adoquinado de calles y caminos de municipios pobres del país, en el marco del programa Calles para el Pueblo, ejecutándose 2.6 millones de dólares c) Apoyo al Programa Hambre Cero por el monto de 16.7 millones de dólares, con el fin de promover y garantizar de manera complementaria la estrategia gubernamental de seguridad alimentaria en las zonas rurales; d) Fomento a actividades deportivas y f) Se contribuyó, en las acciones por detener el avance en la deforestación del país, con la entrega de cocinas y cilindros de gas a familias de bajos ingresos. Por su parte, el financiamiento retornable canalizado a través de Alba-Caruna se dirigió principalmente al apoyo del sector productivo de cooperativas agropecuarias y a MIPYME. Se brindó apoyo a proyectos de construcción y reparación de viviendas sociales para familias de escasos recursos, incluyendo el programa Casas Para el Pueblo, lo cual ascendió a un monto de 10.5 millones de dólares; se realizaron esfuerzos complementarios de soporte al Programa Usura Cero por 1.2 millones de dólares; y el financiamiento de la modernización del transporte urbano colectivo, con la renovación de 130 unidades de buses. A fin de garantizar el suministro de energía y agua potable en el territorio nacional, se continuó con el apoyo a los sectores de generación eléctrica y de los que brindan servicios de agua potable. La cuenta ALBA Solidaria De acuerdo al informe del Banco Central de Nicaragua, ante la cancelación de 62 millones de dólares por parte de Estados Unidos a la Cuenta Reto del Milenio de Nicaragua, la cooperación venezolana dispuso para Nicaragua 50 millones de dólares para la conformación del Proyecto ALBA Solidaria, el cual se ejecutará de la siguiente manera: Ordenamiento de la propiedad, 15 millones de dólares; construcción de la carretera Ojo de Agua-Izapa-Empalme a Puerto Sandino, 19 millones; y dos caminos rurales de acceso permanente para la salida de la producción agropecuaria, 16 millones. En lo que se refiere a inversión extranjera directa, la cooperación oficial de Venezuela alcanzó 147 millones de dólares en el año, de los cuales el principal componente fue la inversión de 143 millones en apoyo a la estrategia de seguridad energética de Nicaragua, materializada con la entrada de operación de 2 plantas termoeléctricas con una capacidad de 60 MW, y otra planta prevista para el primer semestre de 2010 (40MW). Según un cuadro del BCN, la cooperación venezolana ascendió a 443 millones de dólares, de ellos 236 millones fueron en cooperación, 117 millones a través del fondo ALBA en concepto de donaciones y 119 millones en concepto de préstamos PDVSA/Alba Caruna; otros 60 millones de dólares en cooperación bilateral e inversiones directas de hasta 147 millones de dólares, de los cuales 4 millones fueron invertidos en la Mega Refinería y 143 millones de dólares en generadoras eléctricas.

Descarga la aplicación

en google play en google play