Escúchenos en línea

Arrecian temblores en intensidad y cantidad. Declaran alerta amarilla en El Salvador

Agencia AFP. Desde San Salvador | 21 de Diciembre de 2006 a las 00:00
Las autoridades de Protección Civil de El Salvador elevaron de verde a amarilla la alarma en el departamento de Ahuachapán y la zona sur de Santa Ana ante la continuidad este jueves de la sucesión de sismos que ha dañado 350 viviendas y ha afectado a 776 personas. "Persiste la sismicidad en la zona occidental del país, por lo tanto se ha decidido elevar de verde a amarilla la alerta en los lugares que están siendo afectados por este fenómeno", aseguró a la prensa el director de Protección Civil, Salvador Rosales. La actividad telúrica se inició el pasado domingo en los departamentos de Ahuachapán y en el sur de Santa Ana, en el occidente del país, y desde entonces se han registrado ya 781 sismos de baja intensidad, aunque 128 han sido sentidos por la población en la que ha empezado a cundir el pánico. En la zona afectada y en particular en los municipios de Chalchuapa, San Sebastián Salitrillo y El Porvenir, "se han activado los comités de emergencia locales para ir atendiendo las emergencias que puedan ir ocurriendo", informó Rosales. Hasta ahora, según un informe preliminar, 350 viviendas se han visto dañadas y 776 personas han sido trasladadas a albergues dada la poca seguridad que ofrecen sus viviendas construidas con adobe. Una de las poblaciones más afectadas es San Lorenzo, a 96 km al oeste de San Salvador, en la frontera con Guatemala. En esta localidad muchas personas están albergadas en la escuela y en una plaza pública de la localidad. "Como podemos, estamos atendiendo a la gente con su alimentación, pero se requiere más, pero creo que lo importante es evitar que cualquier persona pueda sufrir un accidente por los temblores, más que todo porque la mayoría de casas son de adobe (mezcla de lodo, paja y bambú)", señaló el alcalde de San Lorenzo, Walter Ortíz. Varias instituciones de rescate como los Comandos de Salvamento han montado un puesto de socorro en San Lorenzo, en donde la vigilancia por parte de la policía y el ejército se ha incrementado para evitar el pillaje en las casas vacías. De acuerdo al jefe de Vulcanología del Servicio Nacional de Estudios Territoriales, Carlos Pullinger, el enjambre sísmico es originado por fallas locales. "Esperamos que esta situación no se va a extender, pero hay que entender que no se puede predecir", dijo Pullinger, quien recomendó a la población que "tome sus precauciones".

Descarga la aplicación

en google play en google play