Escúchenos en línea

Cuba anuncia crecimiento económico del 12.5%

Agencia PL. Desde La Habana. | 22 de Diciembre de 2006 a las 00:00
Cuba cerrará en 2006 con el 12,5 por ciento de crecimiento económico, dato que confirma la tendencia a la consolidación en los últimos dos años, y que constituye hoy el más encomiable de Latinoamérica y el Caribe. El ministro de Economía y Planificación, José Luis Rodríguez, brindó esa información al hablar ante el plenario del octavo período de sesiones de la Asamblea Nacional del Poder Popular (parlamento), en el Palacio de Convenciones de esta capital. El también vicepresidente del Consejo de Ministros de Cuba basó sus reportes en estadísticas reconocidas y difundidas por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL). Tal crecimiento, destacó, constituye el más elevado de la historia revolucionaria cubana y supera ampliamente el promedio de 5,3 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) reportado para Latinoamérica y el Caribe por la CEPAL. Rodríguez recordó que en 2004 la economía cubana verificó un incremento de 5,4 por ciento del PIB, y en 2005 logró un 11,8. Significó que tal crecimiento es fruto del enorme esfuerzo del pueblo cubano para llevar adelante la denominada Revolución Energética y elevar el nivel de las inversiones que aseguran producciones y servicios fundamentales. Refleja también, agregó, el desarrollo de importantes obras sociales y se apoya en el incremento de los niveles de productividad de prácticamente todas las ramas de la economía. El titular de Economía y Planificación explicó que el PIB cubano es perfectamente comparable con el de cualquier país del mundo, en tanto se le imputó un valor a servicios sociales básicos como educación y salud, que aquí se brindan sin costo alguno. Tal análisis permite que se puedan medir correctamente esos servicios y se equiparen con aquellas economías capitalistas, en las cuales éstos se venden como mercancía y de forma natural se incorporan al PIB, señaló. Apuntó que en sociedades con otro sistema se llegan a insertar en los cálculos del PIB hasta flagelos como el tráfico de drogas o la prostitución, "sin que en esas economías esto provoque ninguna inquietud o asombro". De acuerdo con Rodríguez, si se excluyeran del cálculo del PIB cubano los servicios y el comercio, la economía crecería -no obstante- un 9,5 por ciento en 2006. Cuba no falsea sus estadísticas ni las manipula con fines electorales, se atiene responsablemente a los sistemas estadísticos reconocidos internacionalmente y defiende su derecho a que se reflejen sus logros limpiamente, remarcó ante el plenario. Hizo la observación, por otro lado, que se trata de un país agredido, bloqueado y calumniado, que figura este año con la tasa de crecimiento más alta del Caribe, según la CEPAL. Entre los resultados más importantes con impacto directo en la población, refirió la reducción de la energía dejada de servir por falta de generación en más de un 90 por ciento respecto a igual período de 2005. Además, se compraron y distribuyeron más de 29 millones de utensilios y efectos electrodomésticos que permitieron el ahorro de energía, al tiempo que ayudaron a elevar la calidad de vida en los hogares. Se elevó y sistematizó la entrega normada de alimentos de primera necesidad a la población, y mejoró la calidad de las instalaciones de salud y educación con la terminación de más de 650 obras en los programas de la denominada Batalla de Ideas. Agregó que como parte de ese plan de acciones económicas y sociales para mejorar el nivel de vida de los cubanos también se construyeron este año alrededor de 110 mil viviendas, cifra acotó- 2,8 veces superior a la del pasado año.

Incrementar productividad

Rodríguez, señaló como otra acción impostergable la reducción de los costos. Apuntó que para mantener y superar el crecimiento de 12,5 por ciento respecto al PIB con el que cerrará este año el país, se debe insistir en el cumplimiento y sobrecumplimiento de los planes de producción. Las insuficiencias del desarrollo económico tendrán soluciones también con un permanente control y ahorro de los recursos, dijo. Rodríguez destacó la particular importancia que se conferirá a partir del año entrante al análisis de la productividad del trabajo y a su correlación con el salario medio, "como una de las expresiones más importantes de la eficiencia económica". Un examen de la evolución de la productividad cubana en los últimos 10 años permite constatar que ésta crece a un ritmo promedio anual inferior al salario medio, según el informe presentado a los más de 600 diputados. Ello, observó el también vicepresidente del Consejo de Ministros de Cuba, representa a grandes rasgos que crece más rápidamente la distribución de la riqueza creada que su producción, lo cual resulta insostenible en el tiempo. La dirección del país conferirá particular atención al análisis sistemático en las empresas de ese y otros asuntos, con la participación activa de los trabajadores, para definir planes de trabajo y prever los niveles de productividad. Exhortó a abandonar la expectativa de que la solución a las dificultades y carencias sólo le corresponde al Estado resolverlas. A renglón seguido llamó a un esfuerzo mancomunado, con más organización del trabajo, disciplina y rigor en la elaboración y control de los planes económicos, así como la participación de los asalariados en la toma de decisiones en cada centro laboral. Una esfera que merecerá especial seguimiento es la agropecuaria, dentro de la cual la producción de alimentos para la población a bajo costo aún es insuficiente, y en 2006 se apreció una caída de la productividad y del total de horas trabajadas. Algo similar ocurrió en el sector industrial manufacturero, donde se crece a ritmos aún insuficientes, acotó el Ministro. El gobierno invirtió en la compra de alimentos este año 949 millones de dólares, dato que confirma el alto nivel de dependencia externa del consumo de esos productos, cuyas importaciones crecieron un 35 por ciento en los últimos dos años. Cuba, indicó por otro lado, viene registrando un notable incremento en las inversiones, que crecieron un 68 por ciento en los últimos dos años, pero persisten "significativas deficiencias" en su proceso de planificación, preparación y ejecución. "Nada justifica que no se dedique el tiempo indispensable a la preparación de las inversiones, que se inician sin proyectos adecuados, sin presupuesto o sin cumplir las regulaciones establecidas para su ejecución", criticó Rodríguez. Alertó que todo ello redunda en el incumplimiento de los planes y la baja efectividad del proceso inversionista, donde se continúa inmovilizando recursos, pues el valor de los activos fijos en las obras concluidas es inferior a lo que se invierte cada año.

Destacan equidad en la distribución del ingreso en Cuba

El presidente de la Comisión Permanente de Asuntos Económicos de la Asamblea Nacional del Poder Popular (parlamento), Osvaldo Martínez, dijo que Cuba es el país de mayor equidad en la distribución del ingreso en América Latina. Al hablar ante el plenario del período ordinario de sesiones del órgano legislativo, agregó que la isla antillana posee también los servicios de educación primaria y secundaria, así como los de salud, de mayor calidad en la región. También el primero en indicadores favorables de mortalidad infantil, menor desempleo, el que ofrece alimentos subsidiados para la mitad de las necesidades nutricionales, así como formación educacional y acceso a estudios superiores en cualquier lugar de la nación. Explicó que, en el transcurso del año 2006, se recibió un informe de la organización no gubernamental World Wild Fund declarando a Cuba como el único Estado del mundo donde se combina un alto desarrollo humano con una adecuada sostenibilidad ambiental. Las tres décadas de política neoliberal que pesan sobre América Latina se manifiestan en su mantenimiento como la zona del mundo con más regresiva distribución del ingreso, 41 millones de niños indigentes, 53 millones de hambrientos y 42 millones de adultos analfabetos, manifestó. Martínez afirmó la crisis del neoliberalismo es inocultable como lo muestran las victorias populares en Venezuela, Ecuador, Brasil y Nicaragua unidas a las anteriores en Bolivia y Uruguay, frente al ALCA y los Tratados de Libre Comercio propuestos por Estados unidos. Nuestra sociedad forjada en 48 años de lucha sin descanso contra el Imperio, la injusticia, la incultura y los instintos primarios contrasta, cada año más, con la estructura insostenible del mundo capitalista contemporáneo, apuntó. Calificó de responsable la gestión del presupuesto en el 2006 a pesar del bloqueo económico más extenso e intenso registrado por la historia. Cuba espera, desde su ubicación en el futuro, por la marcha de la región en dirección a la justicia y al desarrollo social, mientras colabora en todo lo posible con los restantes países del área, concluyó.

Descarga la aplicación

en google play en google play