Escúchenos en línea

FMI por medidas impopulares, advierte Néstor Avendaño

Managua. Radio La Primerísima. | 17 de Mayo de 2010 a las 00:00
El economista Néstor Avendaño criticó este lunes al Fondo Monetario Internacional por sugerir a los países en desarrollo frenar el crecimiento económico y un mayor costo de pagar las deudas públicas, según consigna este lunes el Informe Pastrán. “En Nicaragua, la actual política fiscal de corto plazo avalada por el FMI es implementar una reforma tributaria con un fin recaudatorio de 0.7% del PIB, congelar el gasto gubernamental, contener las presiones salariales, elevar de 15% a 16% la cuota patronal de la seguridad social, y aumentar en 6.8% las tarifas de energía eléctrica”, aseguró. Estimó que, ”a la deuda pública de Nicaragua, el FMI ha enfatizado la eliminación del déficit del Sector Público No Financiero en el corto plazo, y diversifique la composición de las monedas de la deuda externa por el riesgo de alguna devaluación, siendo el dólar estadounidense y el euro las monedas que muestran las más altas participaciones, con 93% y 5% respectivamente en el total de dicha deuda. En consecuencia, Nicaragua debe iniciar desde este año el proceso de reducción gradual de la razón del saldo de la deuda pública con respecto al Producto Interno Bruto”… A juicio de Avendaño, “el FMI presionará pronto a Nicaragua para que elimine gran parte de las exoneraciones y exenciones en el pago de los impuestos y expanda la base de contribuyentes, con el fin de reducir el endeudamiento que financia el déficit fiscal, hoy con más fuerza debido a la drástica reducción de las donaciones externas”. Aduce que “el policía financiero internacional propone simultáneamente mejorar el gasto de reducción de la pobreza, algo contradictorio con la reducción del gasto social, revalorar la adecuación de las transferencias constitucionalmente establecidas a las universidades y al Poder Judicial, determinar las responsabilidades de los gobiernos municipales debido a que reciben la transferencia del 10% del monto total de impuestos recaudados por el Gobierno Central, y evitar los grandes aumentos salariales mediante la implementación de una política salarial de mediano plazo”. Estima que “es bastante probable que la reforma del sistema de las pensiones de seguridad social de Nicaragua sea muy parecida a la que hoy el FMI propone para algunas economías avanzadas” y que ”en nuestro caso particular, el de un país que no es sujeto de crédito en el mercado financiero internacional, aún después que el mundo le ha condonado deuda por US$14.265 millones desde 1990 hasta 2009. Es muy seguro que el FMI insistirá en el elevar gradualmente la edad de jubilación de 60 a 65 años, incrementar el período mínimo de contribución, indexar el monto de las pensiones con la tasa de inflación pasada y reducir algunos beneficios de los actuales programas de seguridad social y de la cobertura de salud ampliada recientemente”.

Descarga la aplicación

en google play en google play