Escúchenos en línea

Lula no vendrá a toma de posesión

Agencia AP. Desde Brasilia. | 30 de Diciembre de 2006 a las 00:00
El mandatario brasileño señaló que no asistirá a la juramentación del presidente electo, Daniel Ortega, porque se convenció de tomarse unos días de descanso tras la agitada campaña electoral que lo llevó al triunfo El presidente Luiz Inacio Lula da Silva declaró que pretende tomar 10 días de vacaciones luego de asumir su segundo mandato, por lo cual no irá a la transmisión del mando en Nicaragua, en un viaje que incluía una visita a Cuba. Dijo que después de su juramentación el 1 de enero, cuando arranca su segundo mandato de cuatro años, dará unos "arreglos finales" a un paquete de medidas económicas, "afinará" algunos proyectos de desarrollo y después "para felicidad de ustedes, pretendo irme 10 días para descansar". "No voy a la juramentación en Nicaragua (del presidente electo Daniel Ortega, el 10 de enero) porque me convencí que debo tomar 10 días de vacaciones", dijo Lula a los reporteros tras un acto en el centro de la ciudad. La semana pasada Lula había anticipado sus planes de asistir a los actos de Ortega en Nicaragua y después, como estaría a "pocos metros de Cuba", hacer una parada en La Habana para saludar al líder cubano Fidel Castro, convaleciente desde julio pasado debido a una cirugía intestinal. Sin embargo, Lula ya había aclarado que esas visitas dependían de "negociaciones con Marisa", su esposa, sobre irse algunos días de descanso tras la agitada campaña electoral que lo llevó al triunfo en los comicios de octubre pasado.

Vienen once jefes de estado

Once jefes de Estado estarán presentes en la ceremonia de toma de posesión del nuevo presidente nicaragüense Daniel Ortega, el 10 de enero, informó el viernes el vocero de la Cancillería Oscar García, aunque no quiso identificarlos por "medidas de seguridad". No obstante, en los círculos políticos del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), de Ortega, se asegura que el presidente venezolano Hugo Chávez será uno de los líderes que presenciará el traspaso de mando. Según esas fuentes, los otros mandatarios confirmados hasta ahora son los de Guatemala, Honduras, El Salvador, Costa Rica, Panamá, Bolivia, México, Ecuador y Chile. Sin embargo, la presidenta chilena Michelle Bachellet dijo esta semana que aún no estaba segura de su participación. Las mismas fuentes dijeron que posiblemente "habrá una o dos sorpresas", y mencionó la posibilidad de que asista el líder de Libia, Muamar El Khadaffy y eventualmente, el presidente de Cuba en funciones, General Raúl Castro. En la toma de posesión participarán más de 250 mil personas y será el mayor acto oficial realizado en los últimos 16 años. De acuerdo con el canciller saliente, Norman Caldera, asistirán más delegaciones que en los tres traspasos de mando realizados desde 1990 hasta la fecha. El ministro de Relaciones Exteriores dijo a la prensa que hay presidentes interesados en despedirse del mandatario saliente, Enrique Bolaños, algunos que quieren encontrarse con Ortega, y otros deseosos de saludarlos a ambos. El jefe de Seguridad Pública de la Policía Nacional, comisionado mayor Marlon Montano, informó, por su parte, que la ceremonia será vigilada por más de seis mil policías. Los agentes estarán desplegados a lo largo de la carretera que conduce desde el aeropuerto internacional hacia la Plaza de la Fe, y en las inmediaciones de los hoteles donde se hospedarán los invitados. El Ejército también anunció en días pasados que movilizará a sus efectivos para garantizar la seguridad de todos los asistentes al traspaso de mando presidencial.

Descarga la aplicación

en google play en google play