Escúchenos en línea

Infinito Gold rehúye debate sobre la mina que contaminará a nuestro río San Juan

San José. elpais.cr. | 23 de Junio de 2010 a las 00:00
La transnacional canadiense Infinito Gold rehuyó participar en un foro organizado por estudiantes de una universidad privada, sobre el proyecto minero Crucitas, en la región norte de Costa Rica, para extraer oro a cielo abierto. Este 22 de junio, la Asociación de Estudiantes de Biología (ASEBio) y la Escuela de Ciencias Biológicas de la Universidad Latina realizaron en sus instalaciones el foro público "Hablemos de Minería a Cielo Abierto: Implicaciones del proyecto minero Crucitas", moderado por el estudiante Marco Ramírez, de dicha casa de estudios. El foro reunió a Yamileth Astorga Espeleta, coordinadora de PROGAI-CICA, de la Universidad de Costa Rica (UCR), al abogado Álvaro Sagot Rodríguez, académico de la Escuela de Ciencias Ambientales de la Universidad Nacional (UNA) y al Dr. Nicolás Boeglin, Profesor de la Facultad de Derecho de la UCR. Los organizadores indicaron haber invitado a la empresa Infinito Gold para que enviara un representante a este foro. En sus intervenciones, los especialistas advirtieron de los serios riesgos que representa para el país este proyecto minero, y de la serie de irregularidades de todo tipo que se dieron durante su tramitación ante la Secretaría Técnica Nacional Ambiental (SETENA). Señalaron que esas irregularidades quedaron evidenciadas durante la vista ante la Sala Constitucional de noviembre del 2009, y que ahora “conocerá y analizará mucho más en detalle el Tribunal Contencioso Administrativo”. Astorga recordó que una ampliación al Estudio de Impacto Ambiental (EIA), presentada en el 2007 y que ampliaba la profundidad de excavación de 10 m a 67 m, “fue aprobada en el tiempo récord de ocho semanas, seis si contamos con las vacaciones de fin de año y sin que se pidiera por parte de la SETENA un segundo EIA”. Recordó que esta nueva reformulación del proyecto minero implica el uso de explosivos para remover miles de toneladas de material (1 tonelada para la obtención de 1, 21 gramos de oro aproximadamente), que luego será filtrado con cianuro, un elemento químico venenoso para toda forma de vida orgánica, utilizando grandes cantidades de agua. Astorga aseguró que durante la vista celebrada en noviembre del 2009 en la Sala IV, fue evidente que no existe ningún estudio sobre el impacto que tendrá sobre la biodiversidad el uso de estos explosivos, y que se subestimó el efecto del sustancias que origina el cianuro a largo plazo. “Un cierre técnico de un relleno sanitario en Costa Rica es de 15 años: para este proyecto minero, es de tan solo 18 meses, sin ningún tipo de garantía más, ni sin que se sepa quiénes se encargaran de mantener la laguna de relaves en óptimas condiciones para evitar fugas o derrames”, afirmó. Además, subrayó lo problemático de la cercanía del proyecto con el Río San Juan, ello en razón de la red hídrica sumamente densa, el alto índice de precipitaciones, y la falta de estudios sobre el impacto real a los acuíferos subyacentes, que una reciente discusión de los departamentos técnicos del Servicio Nacional de Aguas Subterráneas, Riego y Avenamiento (SENARA), en mayo del 2010 vino a poner en evidencia. Por su parte, el abogado y experto en derecho ambiental Álvaro Sagot señaló los distintos “cortocircuitos” que evidencia el largo historial de la tramitación por parte de la SETENA de los estudios presentados por el proyecto minero. Sagot refirió al auditorio, compuesto por estudiantes, periodistas, asesores legislativos y miembros de ONG, al decreto ejecutivo que declara de Conveniencia Nacional el Proyecto Minero de Crucitas, publicado el 17 de octubre del 2008 en la Gaceta Oficial. Entre otros elementos, destacó el hecho de que éste se sustentó “en posibles e indefinidas situaciones de ingresos para el Estado”, utilizando expresiones tales como “se estima que., la mina proporcionará., se crearán empleos…” sin mayor seguridad. Sagot aseguró que durante la vista en noviembre pasado, tanto la empresa como el Ministerio del Ambiente, Energía y Telecomunicaciones (MINAET), y la misma Secretaría Técnica Nacional Ambiental (SETENA), fueron incapaces de señalar a los magistrados el folio en el que se encuentra el estudio de costos/beneficios” a partir del cual se pretende declarar de conveniencia nacional este proyecto. “Si no existía en noviembre del 2009 para que los Magistrados lo pudieran ver, ¿sobre qué estudio se basó el Ejecutivo para declarar este proyecto de conveniencia nacional en octubre del 2008?”, preguntó Sagot al auditorio. “Entregamos todo por nada, ni siquiera el mismo gobierno tiene claros los posibles beneficios”, aseveró. Por su parte, Nicolás Boeglin, especialista en derecho internacional, advirtió sobre la alta vulnerabilidad de la zona de Crucitas y el posible conflicto que pueda ocasionar con Nicaragua una contaminación del fronterizo río San Juan, o, igualmente grave, el acuífero regional subyacente a la zona. En este sentido, señaló que hay una gran falta de información del lado de Costa Rica sobre las conexiones de los acuíferos locales con este acuífero regional, posiblemente de carácter transfronterizo, y sobre los linderos exactos de dicho acuífero de ambos lados de la frontera. Las recientes declaraciones de técnicos de SENARA “vienen a poner en claro que el Estado costarricense no cuenta con ningún estudio propio sobre las aguas subterráneas realizado por una de sus dependencias oficiales”. “Lo ocurrido con la intercepción del acuífero del Barva por parte de la concesionaria de Autopistas del Sol en agosto del 2009 es una muestra clara de que no se puede tomar decisiones a partir de los únicos estudios de una empresa privada, y menos en una zona con semejantes características climatológicas”, afirmó. Boeglin recordó que “hoy en día, los acuíferos constituyen una reserva estratégica de agua para los dos países, de cara a los problemas de agua que podrían darse en los próximos decenios”. En ese sentido, dijo que “hay señales y advertencias claras hechas por Nicaragua, de manera oficial, o por vía de su Embajador en declaraciones ante la prensa, o mediante referencias claras a Crucitas en las exposiciones orales de Nicaragua ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya en marzo del 2009, sobre la profunda preocupación que genera este proyecto para la calidad de las aguas del río San Juan”. Una reciente declaración de expertos de Nicaragua y de Costa Rica así como de 14 países (de la Red Universitaria de Derecho Ambiental RUDA) solicitó que en el mes del ambiente de junio del 2010, se derogara el Decreto Ejecutivo de Conveniencia Nacional para Crucitas, “con base en una sólida fundamentación técnica y legal que no puede pasar desapercibida ante las autoridades”, explicó. Boeglin explicó que el segundo proyecto presentado por la empresa Infinito Gold en diciembre del 2007 multiplica por 6 la profundidad de extracción, por dos el volumen extraído, sin que la SETENA haya exigido un nuevo Estudio de Impacto Ambiental, y “sin que se sepa a ciencia cierta cual serán las consecuencias para la cuenca del Río San Juan y el probable acuífero regional que comparten Nicaragua y Costa Rica en esta zona”. En sus intervenciones, los participantes se refirieron a la reciente Declaración del Parlamento Europeo de mayo del 2010 solicitando una moratoria a partir del 2011 en toda la Unión Europea para minería metálica a base de cianuro. “¿Cuál será la tecnología de punta de Infinito Gold sobre el cianuro para su proyecto en Las Crucitas en Costa Rica que no conozcan los científicos, químicos, investigadores y expertos europeos cuyos países han decidido prohibir en todo el viejo continente a partir del 2011?”, preguntaron. En otras intervenciones se refirieron a la amenaza de arbitraje que la empresa había externado en algunos medios en caso de no obtener una sentencia satisfactoria de la Sala IV. A ello se había referido el entonces Ministro del Ambiente Jorge Rodríguez al publicar que “Costa Rica esta a la puerta de una demanda” (1). Varios de ellos recordaron que esto no es nada nuevo, y que la empresa canadiense Vanessa Ventures había amenazado en el 2003 a Costa Rica con un arbitraje internacional si no obtenía la viabilidad ambiental en Crucitas, y había presentado una demanda en ese sentido en el 2003. En una carta fechada con el 3 de octubre del 2005 que se proyectó ante el auditorio, la empresa “retira la demanda que tenía ante el CIADI, del Banco Mundial, y se refiere textualmente a negociaciones en curso con el Gobierno de Costa Rica, indicando que se muestra relativamente optimista sobre el resultado de estas”. “No sabemos a qué tipo de negociaciones se refiere esta carta” han sido las respuestas de los entonces jerarcas del MINAE, Carlos Manuel Rodríguez y del COMEX, Manuel González Sáenz, consultados al respecto, ni “qué se negoció” afirmaron los expositores, “5 años después de escritas estas cartas, nadie sabe nada”. Sin embargo, estas cartas -reproducidas al final de este articulo- ameritan una investigación más profunda debido a que el “optimismo” al que se refiere la empresa “tenia algún tipo de fundamento: el 12 de diciembre del 2005; es decir 2 meses después de suscritas, SETENA le aprobaba la viabilidad ambiental” afirmaron los expertos. Los participantes señalaron que “es lamentable que un proyecto de esta envergadura no pueda ser debatido públicamente desde el punto de vista técnico, ya que ni la empresa ni el Gobierno aceptan ir a debates en universidades del país”, lo cual, según ellos, es altamente preocupante. Recordaron que los únicos debates en que ambos fueron, uno organizado por la Universidad para la Paz (UPAZ) en diciembre del 2008, y otro en diciembre del 2009, solo llegó la empresa en un debate también en la UPAZ, al que el Gobierno prefirió no asistir. Dijeron que la campaña masiva de publicidad ronda casi los 150 millones de colones en pautas publicitarias gastados por la empresa Infinito Gold de mayo a junio del 2010. “Los argumentos técnicos para declarar de conveniencia nacional semejante proyecto al parecer no cuentan con la solidez suficiente como para ser debatidos y defendidos públicamente en un modesto recinto universitario”, recalcó a modo de conclusión uno de los participantes. (1) Articulo del actual titular de MINAET, “Un problema se resuelve, no se pospone” (La Extra, 26 de enero del 2010).

Descarga la aplicación

en google play en google play