Escúchenos en línea

Daniel denuncia «como un brutal crimen más» la ejecución de Saddam Hussein

| 30 de Diciembre de 2006 a las 00:00
Daniel Ortega calificó la ejecución de Saddam Hussein como un "brutal crimen y un atropello a la soberanía y los derechos humanos del pueblo iraquí". En un comunicado oficial emitido la tarde del sábado, el líder sandinista afirmó que el derecho internacional ha "sido violentado una vez más en el Irak ocupado, bombardeado y sometido a las máximas vejaciones, torturas, atropellos y a un genocidio cruel que han pretendido justificar con pretextos y mentiras descubiertas y evidenciadas en todo el mundo".

Comunicado Íntegro

El presidente electo de Nicaragua, Daniel Ortega Saavedra y el Frente Sandinista de Liberación Nacional, denuncian como un brutal crimen más, y como otro atropello a la soberanía, y a los derechos humanos del pueblo iraquí, el juicio y la ejecución de su legítimo Presidente, Saddam Hussein. El derecho internacional, ha sido violentado una vez más en el Irak ocupado, bombardeado y sometido a las máximas vejaciones, torturas, atropellos, y a un genocidio cruel, que han pretendido justificar con pretextos y mentiras, descubiertas y evidenciadas, en todo el mundo. Al condenar este nuevo crimen en un país hermano, nos sumamos al clamor de la Humanidad, que exige el inmediato retiro de las fuerzas de ocupación, y el retorno de Irak a su plena soberanía, a su derecho a la paz, y a la restitución de su dignidad y su vida independiente. La ejecución del Presidente Saddam Hussein, a pesar de las solicitudes de clemencia de organismos internacionales humanitarios, jurídicos, religiosos, incluyendo a los representantes del Vaticano, demuestran una vez más el dominio de la crueldad y el odio. Niega, validez, por otra parte, a propuestas y decisiones, como las de la Comisión Bipartita del Congreso Norteamericano, que procuran soluciones para esta guerra irracional, e inmisericorde, desatada sobre el valiente y sufrido pueblo iraquí.

Daniel Ortega Saavedra

Managua, Nicaragua Libre 30 de diciembre de 2006

También se pronuncia Tomás Borge

El diputado sandinista Tomás Borge, emitió una nota de prensa en la cual declara que "no me extraña para nada la muerte de Saddam, ni me extraña su dignidad a la hora de morir. Es una víctima más de los intereses políticos del presidente Bush, por cuya culpa han muerto tres mil norteamericanos y no sé cuántos miles de iraquíes. No se sabe cuánto tardará esa guerra, pero sin duda alguna la muerte de Saddam no significa el fin de la misma, sino el inicio de una nueva etapa, tal vez más sangrienta. Ya Bush nada tiene que perder, sólo pierden los pueblos del mundo y el pueblo de Irak".

Descarga la aplicación

en google play en google play