Escúchenos en línea

Costa Rica espera relación constructiva con gobierno de Ortega

Agencia Notimex. Desde San José. | 31 de Diciembre de 2006 a las 00:00
El gobierno del presidente de Costa Rica, Oscar Arias, estima que sostendrá relaciones fluidas con la administración que encabezará el presidente electo de Nicaragua, el sandinista Daniel Ortega, a partir del 10 de enero próximo. Ambos líderes políticos coincidieron, en la década de 1980, en el desempeño de las respectivas presidencias, cuando guerras internas convulsionaban a varios países del istmo centroamericano. El mandatario de Costa Rica obtuvo entonces, en 1987, el Premio Nobel de la Paz, por la promoción del Procedimiento para Establecer la Paz Firme y Duradera en Centroamérica, acuerdo firmado por los entonces jefes de Estado del área -incluidos Arias y Ortega-. El presidente electo de Nicaragua presidía entonces el gobierno revolucionario (1979-1990) del izquierdista Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), el partido que lo lleva por segunda vez a la primera magistratura de ese país. El canciller costarricense, Bruno Stagno, coincide con Arias en el pronóstico de mantener una constructiva relación bilateral, y plantea que el vaticinio es válido sin perjuicio de algún ajuste que el vínculo pueda ameritar. La región centroamericana superó las guerras que la afectaban -Nicaragua (1982-1990), El Salvador (1980-1992), Guatemala (1960-1996)-, contexto en el cual los gobiernos del área vienen declarándose comprometidos con la integración y el desarrollo. Ello incide en la buena relación que Arias pronostica con Ortega, ganador de las elecciones celebradas el 5 de noviembre pasado con el 38 por ciento de los votos válidos emitidos y quien estará al frente de Nicaragua por un periodo de cinco años. "Yo sí creo que nos vamos a llevar bien", vaticinó Arias poco después de la declaración de Ortega, por el Consejo Supremo de Elecciones (CSE) de Nicaragua, como presidente electo de ese país fronterizo con esta nación centroamericana. En cuanto a las declaraciones conciliadoras que el gobernante electo viene formulando desde entonces, Arias valoró como "muy cuidadosas" esas afirmaciones porque "está comenzando bien, y ojalá que se rodee de gente buena -ese es el secreto-". "Hace veinte años era más difícil, él estaba asediado por 'la contra", planteó Arias en alusión a la fuerza mercenaria que Estados Unidos financió para derrocar al gobierno revolucionario del FSLN, en una guerra de ocho años de duración (1982-1990). En opinión de Stagno, la relación entre Costa Rica y Nicaragua es estable y buena, sin perjuicio de que, tras instalarse el próximo 10 de enero el nuevo gobierno de ese país, pueda ocurrir alguna revisión. "Nosotros consideramos que las relaciones con Nicaragua son relativamente estables, son relaciones yo diría que, inclusive, buenas", afirmó el ministro. El buen nivel que presenta el vínculo bilateral radica, en parte, en el hecho de que los temas binacionales de mayor complejidad fueron referidos a instancias internacionales de solución, según explicó el funcionario. Esta compartimentación de temas se da principalmente respecto al caso de un diferendo territorial y a dos casos de derechos humanos, agregó el ministro. El primero fue presentado a la Corte Internacional de Justicia, con sede en la ciudad holandesa de La Haya, y los otros dos están en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, con sede en Washington, Estados Unidos. Los temas complejos del vínculo Costa Rica-Nicaragua consisten en el diferendo territorial en torno a la navegación costarricense por el nicaragüense río San Juan, y en los casos en que dos ciudadanos nicaragüenses murieron violentamente en territorio de Costa Rica. Nacido en el sector suroriental del Lago Cocibolca -más conocido como Lago Nicaragua-, el curso del río lo lleva a fluir por territorio nicaragüense junto a la frontera binacional de 309 kilómetros, sin llegar a ser parte de ésta. Sobre los casos de derechos humanos, en 2005 el indigente Natividad Canda murió atacado por perros rottweiler, mientras que José Ariel Silva falleció en un altercado en un bar con un grupo de costarricenses que presuntamente insultó al nicaragüense. Según datos de la Dirección de Migración y Extranjería, en Costa Rica residen en forma legal más de 200 mil ciudadanos nicaragüenses, y según estimaciones extraoficiales contando a las personas indocumentadas el total se ubicaría en unos 600 mil. La mayoría de los inmigrantes nicaragüenses en Costa Rica, lo mismo documentados que indocumentados, se desempeña en actividades de baja calificación -principalmente en los campos agrícola, doméstico, de la construcción y de seguridad privada-. Respecto a la agenda bilateral, Stagno planteó que "todos los demás temas se abordan de una manera directa y franca, y, ahora, dentro de un marco ya estable como es la Comisión Binacional con todas sus subcomisiones". Asimismo, Arias considera que su amigo Humberto Ortega, hermano del presidente electo de Nicaragua, puede facilitar a que la relación entre ambos países sea fraterna. Por su parte, Humberto Ortega se visualiza, según dijo aquí a finales de noviembre a Notimex, que puede ser un facilitador de diálogo, al promover lo que define como una ideología centrista, que asimila lo constructivo de los pensamientos de derecha y de izquierda. Ortega fue ministro de Defensa durante el gobierno sandinista al mismo tiempo que jefe del ejército (1979-1995) de Nicaragua y ha declarado la necesidad de conformar en Nicaragua "una conciencia nacionalista, una ideología nacionalista que yo llamo el centrismo". El ex jefe militar, quien fue comandante y estratega de la fuerza guerrillera con la cual el FSLN derrocó en 1979 a la dictadura del general Anastasio Somoza Debayle, dijo que incluyó ese pensamiento político en su libro "La epopeya de la insurrección". "En los últimos tiempos, con todos los gobiernos" que se sucedieron desde 1990 en Nicaragua "siempre he sido un factor de contribución de soluciones, y tengo comunicación con todos los líderes -de la izquierda y la derecha-", aseguró. Según Ortega, Costa Rica y Nicaragua "siempre hemos sido vecinos, siempre lo seremos, y más que nunca tenemos que apoyarnos para desarrollar nuestros países", porque en Centroamérica, "si no trabajamos como región, nos aplasta la globalización".

Descarga la aplicación

en google play en google play