Escúchenos en línea

El Papa Benedicto XVI molesto porque persiguen a sus curas violadores de niños

Ciudad del Vaticano. La voz.com. | 27 de Junio de 2010 a las 00:00
El Papa calificó este domingo de "deplorable" un allanamiento realizado por la Policía belga durante una investigación de presuntos abusos sexuales por parte de sacerdotes y afirmó que la Iglesia Católica tiene autonomía para investigar el caso junto con las autoridades civiles. Benedicto XVI expresó su opinión en un mensaje transmitido a la cabeza de la conferencia episcopal belga, monseñor André-Joseph Leonard. En Papa expresó su solidaridad con todos los obispos belgas por "la manera sorprendente y deplorable" con la que se efectuó la incursión el jueves. Las redadas del 24 de junio fueron en la casa y la oficina de un arzobispo retirado y en las tumbas de dos prelados. La Iglesia ha aumentado poco a poco sus críticas de la operación. Ayer el número 2 del Vaticano dijo que las redadas no tenían precedentes, ni siquiera bajo el comunismo. Benedicto XVI dijo que la justicia debe tomar su curso, pero insistió en que tales delitos son manejados tanto por leyes civiles como canónicas, "respetando su especificidad recíproca y autonomía". La Policía allanó la casa y la antigua oficina del arzobispo retirado Godfried Danneels, llevándose documentos y su computadora personal. La redada se produjo en momentos en que los nueve obispos del país comenzaban su reunión mensual. Varios hombres fueron retenidos durante nueve horas y — junto con el personal de la diócesis — tuvieron que entregar sus teléfonos celulares. La Policía y los fiscales no han dicho si Danneels es sospechoso de abusos o simplemente tenía documentos relacionados con acusaciones contra otra persona.

Descarga la aplicación

en google play en google play