Escúchenos en línea

Ortega pide investigar a fondo sucesos en Chichigalpa

Managua. Radio La Primerísima. | 7 de Julio de 2010 a las 00:00
El presidente Daniel Ortega lamentó la noche de este miércoles la muerte de dos personas en el municipio de Chichigalpa, en las cercanías del ingenio San Antonio, donde se vieron involucrados oficiales de la Policía Nacional, a la vez pidió a la institución del orden público llevar las investigaciones a fondo para esclarecer lo acontecido. El mandatario agregó que la Policía "supuestamente iba a capturar a un delincuente común. Se metieron al lugar donde estaban los trabajadores. Los trabajadores reaccionaron y se está investigando de dónde partieron los disparos porque por un lado estaba la Policía, y por el otro estaba el resguardo del ingenio, pero con armas diferentes a las que usa la policía, con escopetas". Estas declaraciones las ofreció el mandatario en La casa de los Pueblos durante una reunión especial con los presidentes de cortes supremas de Iberoamérica, quienes se encuentran reunidos en Managua para deliberar sobre los efectos y retos jurídicos de la globalización. "Hubo problemas en el municipio de Chichigalpa, en el ingenio azucarero, y yo les he dicho a los compañeros de la Policía que lleven a fondo las investigaciones porque hubo una reyerta y hay dos trabajadores muertos y eso es inaceptable para nosotros, es condenable, y hay que investigar qué pasó allí (…) Eso no está en nuestras normas de conducta, no está en nuestros postulados y yo he insistido constantemente, públicamente, cuando se lesiona un poco la situación por razones de orden social o de orden político, que se evite al máximo utilizar la fuerza para resolver problemas, que se recurra siempre al diálogo", dijo Ortega. Ortega dio sus condolencias a las familias de las víctimas porque "qué tenían que ver los trabajadores con ese problema, con ese enredo del supuesto delincuente, y son cosas que no pueden pasar y no pueden repetirse". "Yo he insistido en que la Policía no puede ser un instrumento que vaya a estar reprimiendo a la población. Si la gente quiere protestar, que proteste. Que a veces se producen cierres de calle, déjenlos que cierren la calle, y busquen cómo dialogar. Ha habido policías muertos en enfrentamientos y claro, la pérdida de una vida no tiene valor", enfatizó el presidente. El líder sandinista, dijo sin embargo, que a pesar de este tipo de incidentes, Nicaragua siegue siendo el país más seguro de la región y de América Latina, porque el país tiene una Policía con mucha mística, aunque hay veces existen hechos que se salen fuera de control. Lucha contra el narcotráfico El mandatario se refirió también ante los jueces iberoamericanos sobre la gran batalla que enfrenta Nicaragua frente al crimen organizado y que ha orientado a las autoridades de Migración que si capturan a un narcotraficante de origen colombiano o mexicano que lo deporten inmediatamente, porque de lo contrario se convierte en un elemento de presión y descomposición de terror. "Si el narcotraficante pasa a la orden de un juez, inmediatamente ese juez recibe los mensajitos, o lo ponés en libertad o te matamos a tu hijo, o te matamos a tu hija, o te lo secuestramos, o te matamos a vos. Y cómo proteger a todos los jueces que están llevando esos casos. Inmediatamente viene el terror sobre los jueces y también viene la descomposición, porque por un lado le ofrecen bala y por otro lado le ofrecen plata. Le presentan el dinero y les dicen, o te matamos o agarrás esta plata y ponés en libertad. Es una batalla difícil, compleja", dijo el presidente. No obstante, el líder sandinista dijo que en Nicaragua se ha logrado contrarrestar esta plaga del narcotráfico y que en Centroamérica somos el país que está menos contaminado por esa enfermedad. Dijo que el marcado estadounidense promueve el consumo de drogas y por lo tanto promueven la producción de la misma en los países del sur, y que de esa manera viene la peste que contamina a los países centroamericanos porque hay que trasladar el producto al mercado del norte donde se consume. "Ya vemos lo dramático de la situación en México. Allí hay una guerra. Miles de muertos, más de 25 mil, 30 mil muertos, es una cosa impresionante, una guerra entre el crimen organizado. Nosotros somos solidarios con el gobierno mexicano con esta guerra contra el narcotráfico, pero ellos no pueden contener el desplazamiento de estos grupos y cuando se sienten presionados allá en México, vienen y saltan a Guatemala, saltan al Salvador, o saltan a Honduras y saltan a Nicaragua, buscando cómo instalarse en estos países", enfatizó.

Descarga la aplicación

en google play en google play