Escúchenos en línea

Hugo Chávez dice que está «condenado a muerte» y que el desenlace se aproxima

Caracas. EFE, AVN. TeleSUR. | 24 de Julio de 2010 a las 00:00
El presidente venezolano, Hugo Chávez, reiteró que es un objetivo a eliminar por Estados Unidos y advirtió que los planes para llevar a cabo el magnicidio se están acelerando y el desenlace podría estar próximo. "Lo sé, estoy condenado a muerte, pero no voy ha ceder ante el chantaje y las amenazas, y llamo al pueblo venezolano a no ceder, a no dejarse confundir ni atemorizar", dijo Chávez en los actos conmemorativos del 227 aniversario del nacimiento del Libertador Simón Bolívar. "Si ese fuera nuestro destino lo aceptaríamos, porque sería un millón de veces mejor correr el mismo camino de Simón Bolívar por la soledad, el ostracismo y la muerte, porque seríamos semilla para las generaciones futuras", añadió el gobernante. Chávez explicó que ese plan para matarlo hay que situarlo en las actuales circunstancias internacionales y en la escalada emprendida por Estados Unidos para aumentar la tensión en el mundo. El acelerado aumento de la tensión mundial, según el mandatario, tiene focos concretos como Irán, Corea, Gaza, Irak, Afganistán y, en el caso latinoamericano, las recientes iniciativas colombianas de acusar a Venezuela de "proteger terroristas y narcotraficantes". Chávez dijo que esas "patrañas" tienen el objetivo de "preparar a la comunidad internacional" para que acepte la agresión, del mismo modo que fue preparada con el asunto de las armas de destrucción masiva antes de la invasión de Irak. El gobernante reveló que una fuente personal, "que merodea por Norteamérica", le ha advertido de que la decisión de emprender el ataque contra Venezuela está en marcha y en ella participarían directamente fuerzas estadounidenses. Según esa hipótesis, formarían parte de la estrategia las siete bases colombianas que puede utilizar el Ejército estadounidense, así como la autorización para que 46 buques de guerra y 13.000 marines se estacionen en Costa Rica, el reforzamiento de las bases en Aruba y Curazao y el permiso para reinstalarse en Panamá. Sin embargo, Chávez dijo que hay factores disuasorios que podrían forzar a que la decisión se reconsidere y citó entre ellos la incertidumbre de cuáles serían las reacciones de Cuba, Nicaragua, e incluso del pueblo y la guerrilla colombianos. "En todo caso, para cualquier circunstancia que nos toque enfrentar, estemos a la altura del gigante Bolívar, porque estamos obligados a ser gigantes sobre esta tierra heroica", manifestó el presidente venezolano. "Que lo sepan los yanquis, los terroristas, los burgueses, la burguesía colombiana y su ejército de terroristas y los terroristas de Israel desplegados por estas tierras", expresó Chávez. Fuente EEUU alertó Chávez leyó una carta que le enviaron desde Estados Unidos, donde una fuente, que alertó sobre el Golpe de Abril 2002, advierte sobre un plan diseñado desde Norteamérica que busca asesinarlo y que procurará la caída del Gobierno Bolivariano. “Recibí anoche una carta de alguien que merodea por Norteamérica, y que desde hace tiempo viene enviando píldoras que han sido importantes, incluso antes de 2002, y en otras ocasiones, de tantas conspiraciones que hemos enfrentado”, dijo Chávez antes de leer el documento. El presidente de la República explicó que el documento describe dos objetivos de este plan: “Un objetivo es Mauricio (nombre de Chávez en este tipo de comunicaciones) y otro la caída del Gobierno. Recuerden el caso Noriega, entonces, eso lo harán los del norte, es una operación combinada con dos objetivos. No quieren entrar en Caracas, no se atreven a entrar en Caracas, están cazando a Mauricio sobre todo fuera de Caracas, préstale atención a lo anterior”, advierte la carta. Chávez dijo que el autor del documento también alertó sobre los acontecimientos de los primeros meses del 2002, y de los detalles, y dieron pistas sobre los francotiradores, entre planes de conspiración posteriores. Además, en la carta destacan que se tratará de neutralizar parte de las Fuerzas Armadas, de llamar e incorporar militares retirados para controlar las ciudades, e insiste en que se tome enserio esas informaciones. El documento habla de una operación militar que está en proceso: “Aquí están acelerando la etapa de ejecución y eso va unido a un desplazamiento de una fuerza de contención, como ellos la llaman, hasta Costa Rica con el pretexto de la lucha al narcotráfico. La verdad es que su misión es la de apoyar las operaciones militares de manera abierta porque ellos evalúan la reacción de la FARC, y del ELN así como de los cubanos y de los nicaragüenses”. Por su parte, el mandatario nacional reflexionó públicamente sobre la captura de Chávez Abarca, y sobre el movimiento de la flota norteamericana a Costa Rica, e indicó que se deberían hacer más preguntas sobre las fuerzas que apoyarían al pueblo venezolano. “Ellos se preguntan que haría Cuba, y las fuerzas guerrilleras de Colombia, pero también deberían preguntarse que haría buena parte del pueblo de Colombia, Daniel Ortega y el gobierno de Nicaragua y las fuerzas militares de Nicaragua, y el pueblo de Nicaragua. Yo creo que deberían hacerse muchas otras preguntas, porque la revolución, el gobierno, el pueblo venezolano hoy está más acompañado que nunca, antes jamás por gobierno, por pueblo, por movimiento, por fuerzas reales que están ubicadas sobre el tablero”, indicó el presidente Chávez.

Descarga la aplicación

en google play en google play