Escúchenos en línea

FSLN también presidirá Parlamento y se declara dispuesto a emprender profundas reformas constitucionales

Con información de la agencia DPA. Desde Managua. | 8 de Enero de 2007 a las 00:00
El Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), que asumirá el poder en Nicaragua el próximo miércoles, también presidirá a partir del martes el nuevo Parlamento por un período de dos años. La Alianza Liberal Nicaragüense fracasó en otro intento de última hora para conseguir la presidencia de la Asamblea Nacional, y bajo protesta aceptó el mecanismo de los resultados electorales para la escogencia de los siete cargos directivos en el Parlamento. Jamileth Bonilla, de ALN recurrió en la última reunión de la comisión tripartita, al derecho de la minoría que establece la Ley Orgánica de la Asamblea, para reclamar la presidencia parlamentaria para su bancada, pero también ofreció el apoyo para que el titular fuese un miembro de la bancada del PLC. Los arnoldistas calificaron la propuesta de extemporánea. El Consejo Supremo Electoral convocó al nuevo plenario para este martes a las nueve de la mañana, a una sesión solemne en la que serán juramentados los diputados propietarios y suplentes que presentaron sus declaraciones de probidad. El diputado sandinista Edwin Castro reveló a DPA que el nuevo titular de la Cámara será el reelecto legislador René Núñez, ex secretario del directorio del FSLN en los años 80 y considerado un allegado incondicional del futuro mandatario Daniel Ortega. Castro indicó que la inminente elección de Núñez "ya es un hecho", conforme las intensas negociaciones sostenidas en los últimos días con sus adversarios de derecha, el Partido Liberal Constitucionalista (PLC) y la disidente Alianza Liberal Nicaragüense (ALN). El FSLN, que tendrá 38 asientos en la Asamblea de 92 miembros, también asumirá la segunda secretaría en la junta directiva de siete miembros, puesto que ocupará la diputada Alba Palacios, añadió. El PLC, liderado por el ex mandatario Arnoldo Alemán -condenado por corrupción- y que ganó 25 curules, fue favorecido con el segundo cargo más importante de la Cámara, la primera secretaría, que asumirá el también reelecto diputado Wilfredo Navarro. En tanto, el diputado del PLC Oscar Moncada tendrá la segunda vicepresidencia, mientras que la tercera será ocupada por el Movimiento Renovador Sandinista (MRS), alianza disidente del FSLN y que ganó 5 escaños. Castro dijo que la primera vicepresidencia y la tercera secretaría quedarán en manos de la ALN, que tendrá 22 asientos, aunque esta agrupación disidente del PLC aún no designa a sus candidatos. De los 92 miembros del Parlamento, 90 fueron elegidos en los comicios del pasado 5 de noviembre. Los dos escaños restantes los ocuparán por disposición legal el ex candidato presidencial Eduardo Montealegre, que quedó en segundo lugar, y el presidente saliente Enrique Bolaños. El futuro presidente del Congreso será quien reciba la banda presidencial de manos de Bolaños y se la coloque a Daniel Ortega durante la ceremonia de traspaso de mando, prevista para la tarde del próximo miércoles en una plazoleta del centro de Managua. De acuerdo a los anuncios de cada una de las bancadas, y al acuerdo de la comisión tripartita, la junta directiva que asumirá hoy para un período de dos años, quedaría conformada de la siguiente manera Presidente: René Núñez Téllez (FSLN) Primer Vicepresidente: Luis Callejas (ALN, ex contra) Segundo Vicepresidente: Oscar Moncada (PLC) Tercer Vicepresidente: Enrique Sáenz (MRS) Primer Secretario: Wilfredo Navarro (PLC); Segundo Secretario: Alba Palacios (FSLN) Tercer Secretario: Mario Vallejos (ALN, conservador). Cada grupo parlamentario ya ha electo a sus respectivas autoridades: FSLN: Edwin Castro, coordinador; José Figueroa, secretario ejecutivo. PLC: Maximino Rodríguez, jefe; Ana Julia Balladares, vicejefa. ALN: María Eugenia Sequeira, jefa. MRS: Víctor Hugo Tinoco, jefe.

FSLN dispuesto a más reformas constitucionales

El Frente Sandinista está dispuesto a realizar reformas profundas a la Constitución Política de Nicaragua, que permitan un mayor desarrollo económico y social de Nicaragua, y el fortalecimiento de las instituciones del país, anunció el diputado José Figueroa. El legislador recordó que las últimas reformas constitucionales están congeladas por la Ley Marco, que fue aprobada con amplio consenso en la Asamblea Nacional, y que establece que el Gobierno que resultara de las elecciones del cinco de Noviembre y la Asamblea, definirán su implementación o no, antes del 20 de Enero. "Será entonces el nuevo plenario y el Gobierno del presidente Daniel Ortega, los que se sienten a decidir si se implementan o no las reformas constitucionales", dijo Figueroa. Agregó que una vez que el nuevo Gobierno asuma sus funciones, deberá sentarse con las fuerzas políticas de la Asamblea y ponerse de acuerdos para ver si las reformas se implementan o no. Figueroa informó que la Alianza Liberal Nicaraguense no ha hecho ninguna propuesta para nuevas reformas, sino solamente una moratoria de la Ley Marco. Figueroa señaló que si la Asamblea Nacional y el Gobierno de Daniel Ortega deciden postergar la entrada en vigencia de las reformas, "nos meteríamos a discutir si es necesario hacer nuevas reformas a la Constitución Política", adelantó el legislador sandinista.

Descarga la aplicación

en google play en google play