Escúchenos en línea

Sólido respaldo de las clases política y empresarial al ALBA

Agencia AFP. Desde Managua. | 12 de Enero de 2007 a las 00:00
Políticos de diversas tendencias y empresarios han respaldado el viernes el ingreso de Nicaragua en la Alternativa Bolivariana de las Américas (ALBA), promovida por el presidente de Venezuela, con la esperanza de que fomente el desarrollo en uno de los países más pobres de Centroamérica. El diputado Eduardo Montealegre, rival del dirigente nicaragüense Daniel Ortega en las elecciones presidenciales de noviembre, está de acuerdo con el líder sandinista en que el ALBA no excluye a otros tratados comerciales firmados por Nicaragua con Estados Unidos, Taiwán y otros países. "Lo que tenemos que hacer es ampliar el mercado, las oportunidades, y enfocarnos en las cosas que debemos hacer para generar empleo y reducir la pobreza", comentó el político de derecha, candidato de Washington en la campaña electoral. La adhesión de Nicaragua a esta iniciativa parece haber suscitado entusiasmo en los círculos empresariales del país. El presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (COSEP), Edwin Krüger, estima que "es un planteamiento de solidaridad y cooperación económica dentro de los países" y afirma haber dicho a Ortega que trabajarán juntos "para impulsar el desarrollo, continuar las inversiones y combatir la pobreza". Krüger es especialmente optimista en cuanto a los beneficios porque considera que con tan sólo una disminución en el precio de la energía, como consecuencia del suministro de petróleo a precios preferenciales por parte Venezuela, "mejora todo". La instalación de una refinería con capacidad para 100,000 barriles de petróleo diarios, junto con la ya existente de la transnacional estadounidense Esso, es una cosa "buena para el país". "¡Cómo vamos a decir que no!", exclamó. El ex presidente Arnoldo Alemán, líder del Partido Liberal Constitucionalista (PLC), también está a favor del acuerdo y declaró que en caso de que tenga que ser ratificado en el Parlamento su partido votará a favor. Una de las primeras decisiones oficiales de Ortega, tras asumir la presidencia el miércoles, fue la adhesión al ALBA de Nicaragua, que se convierte así en la cuarta nación latinoamericana integrante de esta iniciativa de Venezuela, junto con Bolivia y Cuba. El acuerdo ya dio beneficios que se materializaron el mismo día de su investidura con la entrega de doce tractores iraníes a cooperativas de mujeres y productores de diferentes departamentos del país. Chávez anunció que ha llegado a Nicaragua un buque con un cargamento de combustible para ayudar a resolver la crisis energética. "La unidad no sólo tiene que ser de palabras (...) tiene que tener carne y hueso, se le tiene que ver la carne, y ésta es la carne de nuestra unidad... estamos dando un verdadero ejemplo de la integración y la hermandad entre dos pueblos", manifestó Chávez durante la firma de 17 convenios de cooperación en la noche del jueves. Entre los convenios de cooperación suscritos por Chávez figura la condonación de la deuda de 32,8 millones de dólares y el anuncio de la apertura de una sucursal bancaria venezolana con un fondo de 20 millones de dólares destinados a créditos de bajo costo para pequeñas empresas.

Descarga la aplicación

en google play en google play