Quienes Somos Trayectoria Programación Escribenos



«No claudico ni doy marcha atrás», dice Correa (audio)

Quito. El Ciudadano. | 30 septiembre de 2010

Comentar    
El presidente de Ecuador, Rafael Correa, está atrapado en un hospital de la Policía, donde recibe tratamiento al haberse lastimado una pierna, y está rodeado por manifestantes que le impiden salir, según dijo él mismo a una emisora estatal. "Me dicen que han cercado los alrededores", dijo el propio Correa a la Radio Pública. El hospital está rodeado de policías que protestan contra una reducción de sus beneficios salariales y que se ha enfrentado con la escolta presidencial que llegó a sacar al presidente del hospital, según constató un periodista. AUDIO ENTREVISTA ÍNTEGRA (mp3) El hospital se encuentra junto al Regimiento Quito, al que Correa acudió este jueves porque allí se congregaron cientos de policías que protestan por el proyecto de ley. Allí se dirigió a ellos, pero cuando se quiso ir la multitud presionó a su escolta, que le rodeaba. "En el tumulto se me dobló la pierna", dijo Correa, que acaba de ser operado en la rodilla derecha. "Me tuvieron que ingresar al hospital... Estoy con un suero y con tratamiento en la pierna y analgésicos", añadió. "Nos dispararon bombas lacrimógenas, al presidente de la república", dijo indignado y relató que una de ellas explotó a poca distancia de él. Correa afirmó que el Congreso conspiró para intentar dar un golpe de Estado, poco antes de denunciar que un grupo de uniformados intentara entrar en la habitación del hospital en la que se encontraba. "El problema es que el Congreso conspira (...) engañando (...) tratando de dar un golpe de Estado", dijo Correa en una entrevista con la televisión ecuatoriana desde el hospital, al que fue trasladado tras ser agredido en un cuartel al que fue a hacer frente a las demandas de los uniformados. Poco después, Correa explicó: "están tratando de introducirse aquí, a mi habitación, por medio de los techos estos policías en rebelión", dijo el mandatario a la radio pública. "Si algo me pasa, la responsabilidad es de ellos. Yo solo quiero decirles que mi amor por la patria es infinito y que donde esté siempre amaré a mi familia", agregó. Decenas de policías tomaron varios regimientos en las tres principales ciudades del país -Quito, Guayaquil y Cuenca-, un día después de que la mayoría oficialista aprobara una ley que regulará el servicio público y les quita beneficios. Paralelamente, unos 150 miembros de la Fuerza Aérea Ecuatoriana (FAE) tomaron la pista del aeropuerto internacional de Quito, a raíz de lo cual fueron suspendidas las operaciones aéreas. El gobierno había anunciado horas antes que el presidente consideraba la posibilidad de disolver el Congreso y llamar a elecciones generales anticipadas, luego de que su bloque legislativo rechazara parcialmente la ley en cuestión. Correa ingresó al hospital policial en una camilla y mostrando signos de asfixia por gas lacrimógeno, tras salir del principal regimiento policial de Quito, a donde se dirigió a intentar sofocar la protesta. «No voy a dar marcha atrás Correa, frente al intento sedicioso por parte de algunos miembros de la Policía Nacional en contra del régimen que democrática y constitucionalmente lidera el Mandatario, anunció que pese a los intentos de agresión al Gobierno e incluso a su persona, no claudicará en sus principios. "Yo no voy dar marcha atrás, si quieren vengan a buscarme acá, denme un tiro y que siga adelante la República, me matarán a mí, como decía Neruda, podrán cortar las flores pero no impedir la llegada de la primavera", anunció en Radio Pública. Desde el Hospital de la Policía, a donde acudió luego de ser agredido durante su visita al Regimiento Quito # 1, tras haber sido afectado por una bomba lacrimógena, el Jefe de Estado manifestó su profundo rechazo frente a las acciones emprendidas por un sector de los uniformados, quienes aspiran a desestabilizar al régimen basados en su oposición a los vetos anunciados a la Ley de Servicio Público. Según el Presidente, este intento de desestabilización responde a una estrategia que ha venido cocinándose hace algún tiempo y a una andanada de mensajes e información equivocada que ha sido repartida a los miembros de la Policía Nacional, que hoy han tenido efecto en acciones violentas fruto de intentos de conspiración. "Hace rato que vienen buscando un golpe de Estado, porque no nos pueden ganar en las urnas y hay compañeros nuestros que no entienden lo que es pertenecer a una misión política", dijo, en relación a la seria posibilidad de convocar a la llamada "muerte cruzada" y su relación con el poder Legislativo. Recordó que ningún Gobierno como este ha trabajado tanto por mejorar las condiciones de los uniformados que se han levantado y llamó a sancionar a estos malos elementos. Anunció que regresará al Palacio de Carondelet cuando las condiciones de seguridad se den, pues hay la posibilidad de que la casa de salud donde se encuentra afectado por las acciones de la mañana.


Mostrar comentarios [1]

Comentar     Arriba

ESCUCHENOS EN LINEA

En celulares!

streaming ios streaming android streaming bb y otros streaming android

PROGRAMAS EN AUDIO

Síguenos en

Facebook

Twitter

Blogs

Pensamiento Crítico

Régimen de excepción y superexplotación del trabajo

A medida que los trabajadores fueron logrando disminuir la duración de la jornada de trabajo,...

Triunfo contundente del civismo y de la política en Venezuela

El gobierno venezolano se anotó este domingo dos triunfos: uno, la adjudicación de la...

"El Che era un hombre que aprendía al andar"

Entrevista al ex diputado constituyente y senador peruano, Ricardo Napurí. M.H.: Estamos...