Escúchenos en línea

Gobierno decreta alerta para el Caribe por tormenta Richard

Managua. Radio La Primerísima. | 21 de Octubre de 2010 a las 00:00
Gobierno decreta alerta para el Caribe por tormenta Richard
El presidente Daniel Ortega decretó este jueves alerta amarilla en las regiones del Caribe de Nicaragua ante el avance de la tormenta tropical Richard, que amenaza con convertirse en huracán. "Estamos declarando el estado de alerta amarilla, el segundo escalón, en la Región Autónoma Atlántico Norte y en la Región Autónoma Atlántico Sur de Nicaragua", anunció el mandatario durante una comparecencia ante los medios de comunicación. El decreto ejecutivo dictado por el presidente Daniel Ortega este jueves llega ante la inminencia de lluvias y fuertes vientos que traería "Richard" en el Caribe, una zona vulnerable por el impacto del huracán Félix en 2008 que provoco graves danos económicos y ambientales. La tormenta se ubicaba al final de la tarde del jueves, a 310 kilómetros al este de Cabo Gracias a Dios, en la frontera entre Nicaragua y Honduras, según el último informe del Centro Nacional de Huracanes (CNH). Richard lleva consigo gran cantidad de lluvias que azotan esta noche Jamaica, las islas Caimán, el occidente de cuba y el oriente de Nicaragua y Honduras. Los vientos máximos sostenidos de Richard son de 65 kilómetros por hora, con ráfagas más fuertes, y se mueve con rumbo sur sureste, a tan solo 3 kilómetros por hora. En las próximas 48 horas, se espera un giro gradual hacia el sur-suroeste, con un movimiento lento. La tormenta tropical podría desplazarse muy cerca o sobre una extensa región fronteriza entre Honduras y Nicaragua desde el viernes y durante el sábado, dijo el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos (NHC). La mañana del jueves, Alejandro Rodríguez, director del Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (INETER), informó que como consecuencia de la tormenta y de su lentitud, se formó un eje de vaguada que generará muchas lluvias en todo el país. "No nos extrañaría que en el resto del día vuelva a llover", apuntó, como efectivamente ha ocurrido durante el final de la tarde y la noche del jueves. Rodríguez precisó que debido al carácter estacionario del fenómeno, seguirá lloviendo con regular fuera en todo el país durante los próximas tres o cuatro días. "La evolución es lenta, que alimentará el eje de vaguada, lo que significa que habrá lluvias, las cuales mientras no sean fuertes, serán beneficiosas para la agricultura", indicó Rodríguez. El fenómeno se formó desde la noche del domingo frente a las costas caribeñas del país, como un disturbio tropical. Luego evolucionó a depresión, moviéndose lentamente hacia el nor-noroeste, hasta llegar al Golfo de Honduras. Después cambió de rumbo y se movió al sur, convirtiéndose la mañana del jueves en una tormenta tropical. El sábado, según los pronósticos del INETER, la tormenta puede convertirse en huracán, y se acercará a Nicaragua, probablemente en la zona limítrofe con Honduras, dijo Rodríguez. "No sabemos en qué categoría, pero las aguas del golfo de Honduras son propicias para aumentar la categoría", explicó Rodríguez. Si la tormenta "cobra fuerza, va a llegar con muchos vientos y lluvias en la zona" del Caribe nicaragüense "que es frágil y no termina de recuperarse" de los daños causados por el huracán Félix en 2007, explicó el mandatario Ortega. Luego se moverá muy lentamente hacia el nor-noroeste, atravesando el Golfo de Honduras y el lunes en la mañana entraría a la Península de Yucatán y volvería a ser una tormenta tropical. Se esperan torrenciales aguaceros en todo el Caribe Norte, especialmente en las zonas de Bilwi y Waspam. "En ese sentido los ríos como el Río Coco, Río Wawa, perfectamente podrían crecer y se deben tomar las medidas", señaló. Ejército movilizado La alerta decretada por el presidente Ortega implica poner en marcha medidas de precaución en todas las zonas bajo influencia de la tormenta Richard. El Ejército ordenó a la Defensa Civil, la Fuerza Naval y unidades de rescate estar "listas" para atender una emergencia y organizar una posible evacuación en comunidades costeras, informó el jefe del Ejército, general Julio Avilés, en la rueda de prensa con Ortega. Avilés informó que las primeras medidas tomadas fueron orientadas a la fuerza naval, ya que hay muchos barcos pescando mar adentro, así como comunidades costeras expuestas al riesgo en el Caribe. Indicó que ya se orientó a veleros y embarcaciones pesqueras que faenan en aguas del Caribe no alejarse mucho de la costa, para que puedan retornar a tierra a tiempo si el fenómeno climatológico empeora. El jefe militar informó que 1,500 militares ya están desplegados en el Caribe para atender la emergencia, con apoyo de 22 medios navales, 5 helicópteros y suficientes reservas de combustibles.

Descarga la aplicación

en google play en google play