Escúchenos en línea

EEUU, Irán y Venezuela buscan influencia en Nicaragua. Análisis de la agencia Associated Press (AP)

Por Traci Carl, agencia AP. Desde Managua. | 19 de Enero de 2007 a las 00:00
Estados Unidos está nuevamente enfrascado en una batalla en la Nicaragua de Daniel Ortega. Esta vez, el enfrentamiento no es con armas y guerrillas, sino con tractores gratis, clínicas de salud y donaciones de plantas eléctricas. El gobierno estadounidense libra con Venezuela e Irán un combate por ganar influencia en este empobrecido país. Y aunque Washington tiene una ventaja inicial por ser uno de los principales inversores de Nicaragua, esos enemigos políticos están ganando terreno rápidamente entre los sectores más humildes con promesas de préstamos con bajos intereses y ayuda energética. Nicaragua no tiene reservas petroleras y es la segunda nación más pobre en el hemisferio occidental, detrás solamente de Haití. Y, como nuevo miembro del Tratado Centroamericano de Libre Comercio con Estados Unidos, está a punto de recibir sustanciales inversiones internacionales, mayormente en la forma de plantas textiles. El regreso de Ortega al poder ha dado a Irán y Venezuela, siempre a la búsqueda de apoyo en su lucha contra la hegemonía estadounidense, una oportunidad de añadir a Nicaragua a una lista de aliados que ya incluye a Cuba, Bolivia y Ecuador. Ortega, un ex marxista que se pasó los años 80 combatiendo la insurgencia armada financiada por Washington, promete ahora erradicar la pobreza y acabar con los apagones que a veces obligan a los aviones a volar en círculos alrededor de la capital hasta que se restaura la electricidad en el aeropuerto. Pero con pocos recursos propios, Ortega tiene que mostrarse cauteloso mientras busca ayuda de Estados Unidos y de los enemigos de Washington. Tras haber apoyado los esfuerzos por derrocarle en los 80, Estados Unidos ha expresado su apoyo a la estabilidad democrática de Nicaragua tras la elección de Ortega, y éste ha prometido mantener los lazos con Washington. Si esos lazos se rompen, muchos temen que Washington retire inversiones y 48 millones de dólares anuales en ayuda que incluyen promesas de construir un centro regional para capacitar a trabajadores de salud. Ortega ha evitado criticar abiertamente a Washington, pero se ha concentrado en fortalecer lazos con Chávez y el presidente iraní Mahmud Ahmadinejad, los cuales han acordado invertir millones de dólares en proyectos de asistencia, para contrarrestar la influencia estadounidense. Chávez envió petróleo barato a Nicaragua el año pasado, y en el primer día de Ortega en el cargo, se presentó con promesas de 100.000 barriles de crudo a precios preferenciales, la construcción de una refinería y fábricas para productos venezolanos, además de 10 millones de dólares para proyectos sociales. A mediados de enero, el presidente iraní recorrió Managua y prometió a Ortega que construirá diques y viviendas, establecerá fábricas y mejorará el agua potable, los puertos y la industria pesquera de Nicaragua. Si bien la mayoría de esas promesas todavía no han sido cumplidas, impresionaron a muchos nicaragüenses. En una región montañosa donde más de 200 campesinos formaron una cooperativa para cultivar café, Olga Miriam Almendárez, quien tiene 44 años y cría sola a cinco hijos, ya recibió las llaves de un nuevo tractor. Chávez se las entregó personalmente en un acto en Managua, en el que además prometió préstamos a bajo interés para los campesinos pobres. Almendárez, quien pesa a sus hijos cada 15 días para ver quienes están más desnutridos, dijo que la familia sobrevive a base de una dieta limitada de arroz, frijoles y banana. "Muchos tienen las barrigas inflamadas", expresó la mujer, señalando hacia sus hijos, que jugaban en el barro, en una zona de aguas residuales. "Vamos a pedir a Dios que el presidente Chávez nos siga ayudando". Almendárez dijo que no cree que los contactos de Ortega con Venezuela e Irán afecten las relaciones con Estados Unidos. "Estados Unidos no nos da nada a nosotros. No creo que se opongan a que alguien ayude a gente tan pobre, como yo", manifestó.

Descarga la aplicación

en google play en google play