Escúchenos en línea

Los Consejos del Poder Ciudadano (CPC) en Estelí

San Ramón, Matagalpa. Por Enric Font Estruch (*), Rebelión | 8 de Noviembre de 2010 a las 00:00
Este mes hace 4 años que el Frente Sandinista de Liberación Nacional ganó las elecciones de Nicaragua y, desde entonces, mira de gobernar como lo que le permite el 38% de los votos de la Asamblea Nacional que esas elecciones marcaron. Yo tuve la suerte de vivir en la ciudad de Estelí en los años 80 y ahora, aprovechando un permiso en mi trabajo habitual he vuelto a poder venir a vivir al país durante un poco espacio de tiempo. Desde hace más de veinte años he estado vinculado a la Casa de Nicaragua de Barcelona, dedicado, junto con más de cien compañeros, socios y socias de la organización, y miramos de esforzarnos para difundir la realidad de lo que está pasnado en ese país. Hoy les quiero hablar de una realidad que, me parece no hemos explicado demasiado entre la solidaridad catalana, y, si me lo permiten, europea. Les quiero hablar de los Consejos del Poder Ciudadano (CPC). Para ello quiero partir de una realidad concreta y casi anecdótica. Espero, al hablar de Estelí, no ser poco objetivo. He de reconocer que mi visita a esa ciudad me movió emociones diversas. A veinticuatro años de haber vivido en la ciudad durante más de dos años y algunas visitas contadas desde entonces, cada vez que llego allí tengo situaciones encontradas y que van desde la alegría más extrema del reencuentro, a la tristeza por los que faltan y la rabia por los que desaparecieron hace tanto y por tanto y que tanto hemos echado en falta. Estelí. La tres veces heroica Estelí es hoy una ciudad de más de 120.000 habitantes, 90.000 de ellos en el casco urbano, capital de Departamento, con más de 70 barrios y 8 universidades (3 estatales y 5 privadas) y ubicada en el norte del país. Es conocida como la "tres veces heroica" por las insurrecciones de 1978 y 1979 que fueron clave en el desarrollo de la lucha para expulsar a la Guardia Nacional y a Anastasio Somoza en Julio de ese año 1979, el año de la Revolución Popular Sandinista. Siempre ha sido sandinista. El FSLN no ha perdido ninguna de las elecciones que se han realizado, ni para la asamblea, ni presidenciales, ni municipales. El municipio tiene una experiencia extraordinaria en participación popular. La organización comunitaria en Estelí comienza en los años 70 con las comunidades eclesiales de base, con la defensa civil, que se llamaba entonces Consejo de Defensa Civil, y se desarrollo en los 80 con los Comités de Defensa Sandinista (CDS) y, posteriormente, con los Conejos de Desarrollo Comunitario (CDC). Durante los últimos 16 años esta alcaldía ha sido reconocida por su transparencia y eficiente administración. Los CPC son organizaciones comunitarias generadas ya en 2007, el primer año del nuevo gobierno sandinista. Para este, los CPC fueron la concreción de la promesa de devolver el poder al pueblo. Son organizaciones de la ciudadanía, pero su labor es prácticamente de resolución de problemas que existen en sus comunidades. Son abiertos a toda la gente de la comunidad, barrio o pueblo, sin distinción de credo político. También son abiertos en la idea de su generación, su desarrollo y su futuro. No es una idea dogmática y cerrada. Los CPC evolucionan según el lugar, según la gente que los lleva. No son lo mismo los CPC de San Ramón, en Matagalpa, que los de Estelí, por ejemplo. Los CPC también son una parte importante en la lucha ideológica que se está teniendo en Nicaragua. La derecha los desvirtúa, los ataca, los pervierte. Junto con las campañas son parte de esa batalla, pero, a diferencia de estas, que aportan muchos beneficios directos a la población y, por tanto, difícil de contrarrestar por esta derecha, los CPC mantienen un nivel organizativo complejo que lo hacen fácilmente criticable. Una de las dificultades ha sido en entender que realmente los CPCs y los Gabinetes de Poder Ciudadano (su equivalente local) no son subordinados al gobierno municipal, ni subordinados al gobierno central, tienen autonomía y tienen su propia dinámica de trabajo. Por eso mismo también es bueno reconocer que hay algunos CPC que aún no funcionan como sería de esperar. Los errores hay que detectarlos, pero los éxitos, como los de Estelí, hay que difundirlos e imitarlos. Lógicamente el Frente y el Gobierno los impulsan, pero su composición tiene, como digo, el denominador común de agrupar a la gente, a los ciudadanos y ciudadanas para gestionar su vida comunitaria. Y en base a esa capacidad organizativa de la comunidad, del barrio, es que la gente viene organizándose para resolver sus propias problemáticas. "La derecha no quiere entender que los Consejos del Poder Ciudadano van a estar articulados con los programas de Gobierno porque el Pueblo es el presidente aquí!", advirtió la esposa de Ortega y portavoz del Ejecutivo, Rosario Murillo. (Consejos del Poder Ciudadano y lucha ideológica en Nicaragua, Néstor Marín) http://www.lavozdelsandinismo.com/nicaragua/2007-07-25/consejos-del-poder-ciudadano-y-lucha-ideologica-en-nicaragua/ Francisco Valenzuela, alcalde de Estelí, le decía hace unos meses a Toni Solo en una entrevista publicada en Tortilla con Sal (Nicaragua: Poder Ciudadano - Entrevista con Francisco Valenzuela, Alcalde de Estelí. Tortilla con sal. 25 de febrero de 2010. http://tortillaconsal.com/tortilla/node/5509) que después de desarrollarse en este sentido participativo se había venido rompiendo el mito, el estigma que le ha tratado de dar la derecha. "Pancho" decía que en los Consejos y los Gabinetes de Poder Ciudadano hay dirigentes que son liberales, que son de la resistencia, que son de otros partidos y lo que quieren es ver su calle adoquinada, lo que quieren es tener agua, que le recolecten la basura, nada más, y yo diría, y nada menos. Y ahora me gustaría que leyeran esta parte de la entrevista con Toni Solo: Dice el compañero Pancho: «Y aquí de lo que se trata es efectivamente que la gente asuma su poder. O sea que no se limite la democracia solo a las elecciones, a votar, sino que la democracia sea permanente, en hacer decisiones, en ser auditores sociales, en ser contralores, en hacer críticas, en señalar, en hacer propuestas. O sea, que la gente sea sujeto activo en su sociedad, y no prácticamente ser pasivos o representativos. Porque la representación es como un cheque en blanco a un alcalde o a cualquier otro cargo, te eligen para que hagás lo que querás. Y no es así. Nosotros tenemos que estar rindiendo cuentas, tenemos que estar actuando bien. Y eso es precisamente lo que enriquece la democracia directa, el modelo de democracia directa». (Nicaragua: Poder Ciudadano - Entrevista con Francisco Valenzuela, Alcalde de Estelí. Tortilla con sal. 25 de febrero de 2010. http://tortillaconsal.com/tortilla/node/5509) En la práctica... Pero vamos a ver como se pone todo esto en práctica, como se desarrolla y evoluciona. El año 2009, la alcaldía de Estelí inicia una gran consulta popular para desarrollar el presupuesto municipal de manera participativa. La idea era, según Cesar Olivas, amigo y vinculado al gobierno municipal, partir siempre del desarrollo de la persona. Él lo define bien, lo estructura a lo nica, pero recuerda al Che hablando del Hombre Nuevo, de personalizar la revolución. Para él está claro, no se puede decir que haya paz si hay hambre, si la gente no tiene casa, si no se cumplen los derechos más básicos. Cesar explica que esto es lo que movió a desarrollar de nuevo los mecanismos de participación ciudadana que tanto se habían implementado en la ciudad de Estelí, con otros nombres, como hemos explicado, pero con la misma idea. El 15 de Octubre de 2009 la alcaldía bajó a los CPCs de las comunidades y de los barrios del casco urbano la idea de la realización de los presupuestos. Cada CPC definió en que creía que se podía gastar la partida que tenía asignada y un representante de cada CPC se reunió, conjuntamente con los otros representantes de los diversos Consejos, con la alcaldía, con el Gabinete del Poder Ciudadano, y definieron las necesidades reales de la gente. Las demandas fueron escuchadas y ordenadas y devueltas a las comunidades con la consigna de trabajo concreto. No había para todo…la cobija no da para tanto, me comentaba Cesar. Los CPCs debían decidir prioridades. Se les contaba la verdad, la esencia de que no había para todo y que ellos habían de decidir. Un ejemplo. En el Regadío, comunidad cercana a Estelí, en Octubre concretaron tres necesidades: problemas en las casas (básicamente de construcción), reparación de la carretera y remodelación de la escuela. A la vuelta de la reunión con la municipalidad, el Regadío tenía que decidir en que se gastaría el presupuesto que del municipio de Estelí tenían asignado la comunidad. La discusión ordeno las prioridades. Primero las casas, después la carretera, por último, la escuela. El municipio lo tuvo claro, el CPC del Regadío mandaba. Durante el año 2010 se han reparado las casas. Pero eso no es todo. La alcaldía no sólo se hace cargo de la primera necesidad. En Estelí se han generado unas dinámicas bien interesantes. Las demandas de los CPC se trabajan a tres niveles. Primero en el presupuesto, como hemos visto, pero, en segundo lugar, con los ministerios. Alguna de las demandas escapan de la competencia municipal y la alcaldía asume el compromiso de gestionarla a la institución que le compete. El MINED ya sabe, pues, que en el Regadío, la escuela está mal y que el CPC lo tienen como una necesidad importante. Pero aún hay una tercera opción que me parece muy interesante. A ver…primero quiero explicar que en la ciudad hay, como en muchas partes de Nicaragua, una infinidad de ONG que siguen dinámicas diversas. No quisiera entrar en el análisis de lo que eso representa, es un tema que tenemos bien pendiente, pero sí que quisiera decir que en Estelí se ha generado, por iniciativa municipal, una confederación de los hermanamientos. En un espacio común se genera un intento de coordinación de la solidaridad que está permitiendo un giro en ciertas dinámicas. Por ejemplo: De las demandas de los CPCs, de la gestión de esas necesidades, surgen algunos proyectos para las diversas organizaciones ligadas a los hermanamientos. Es decir, la alcaldía usa a la "Casa de los Hermanamientos" como la tercera opción para gestionar las demandas de los CPCs, después del presupuesto municipal y de los ministerios. Y que sea la tercera opción también me parece importante. Los hermanamientos tienen unas sugerencias de proyectos que parten de las demandas de los ciudadanos y que han pasado por las diversas coordinaciones. Además tienen la opción de asumir las demandas no sólo ellos, sino mirar de coordinarse y sumar esfuerzos entre diversas organizaciones. Hace tiempo que desde la solidaridad reclamamos algo parecido, algún organismo que gestione, de forma justa y lo más equitativa posible, las demandas de la gente. Son los nicas, y es función de sus dirigentes, quienes tienen que gestionar sus demandas. Esta opción del trabajo de los CPCs en Estelí me parece un paso en esa dirección bien interesante. Ojalá las diferentes ong que trabajan en Estelí entraran en dinámicas parecidas. Una opción de trabajo de la Casa Nicaragua podría ser apoyar el hermanamiento que Sant Feliu del Llobregat mantiene con esta ciudad. Pero aún hay más. Cuando los CPCs tienen asignado el presupuesto para desarrollar el programa o proyecto acordado se busca que este ejerza el control social del proyecto. Es la propia comunidad quien controla que la carretera, las casa, el centro cultural se desarrolle según lo acordado. Pero no sólo eso, a través de lo que se viene a llamar los Proyectos Guiados por la Comunidad (PGC), la comunidad gestiona el proyecto, de tal manera que si el proyecto se hace con menos gasto del previsto, el monto sobrante puede ser usado por la comunidad, a través del CPC, para otros fines, siempre con el aval de la alcaldía. O al revés, Aracelly Barreda, responsable de un CPC de uno de los barrios menos necesitados, me contaba que en el último reparto de láminas de zinc, dentro de la campaña "plan techo", en su barrio habían decidido devolver algunas láminas pues no necesitaban tantas. El CPC controló las necesidades (¿recuerdan lo que conté de San Ramón?) y, por consenso decidió favorecer a otros barrios. Ya termino... cuanta pasión hablando de Estelí… pero acabo con Pancho y otro párrafo de su entrevista con Toni Solo. Nos dice el alcalde: «Ahora a nivel de la lucha de la oposición y de los medios de comunicación de la derecha por estigmatizar [a los CPCs], pues ellos los miran como una amenaza enorme. Porque definitivamente no dejan de asombrarse de que se está sentando el poder en la gente. Y ellos son enemigos de que la gente tenga poder. Ellos quieren el poder solo para ellos, quieren tener todo el poder y hacer lo que ellos quieren -porque esto es lo que se ha visto en la historia de Nicaragua- para lucrarse, para tener como borrego a la población, para explotarlos, etc». (***) Enric Font Estruch. Presidente de la Casa de Nicaragua de Catalunya.

Descarga la aplicación

en google play en google play