Escúchenos en línea

Furiosa, Doña Chinchilla ofende y amenaza desde balneario argentino

Mar del Plata (Argentina). Agencias. | 2 de Diciembre de 2010 a las 00:00
La presidenta de Costa Rica, Laura Chinchilla, volvió a amenazar con recurrir a países europeos o al Consejo de Seguridad de la ONU en la controversia limítrofe que su país promueve contra Nicaragua por el Río San Juan de este país, según una entrevista de la agencia EFE a la mandataria difundida este viernes. En la entrevista, realizada en el balneario argentino de Mar del Plata, donde Chinchilla asiste a la XX Cumbre Iberoamericana, la presidenta aseguró que su país "ha iniciado gestiones ante el Consejo de Seguridad" de las Naciones Unidas, y que en la reunión de Mar del Plata intenta conseguir la mediación de varios países americanos, que no citó. Chinchilla, que apenas dos días antes había anunciado un refuerzo de su fuertemente armada policía en la frontera con Nicaragua, así como un refuerzo del entrenamiento militar de sus unidades, describió a su propio país como "una nación desarmada, invadida y ocupada en una franja de su territorio donde está teniendo lugar un 'ecocidio'", dijo. Chinchilla se quejó además de que toda tentativa de mediación externa entre su país y Nicaragua ha sido vetada por el gobierno de Managua. Reconoció que, a diferencia de su persona y de los funcionarios de su propio gobierno, el presidente nicaragüense, Daniel Ortega, no ha llegado a la ofensa personal, pero le quitó valor a esa actitud. "Es fácil hablar de valentía y cortesía cuando se es el agresor; sólo los cobardes son valientes con los indefensos. El tono en lo personal fue respetuoso, pero profundamente irrespetuoso en los gestos de invasión y depredación ambiental", afirmó la mandataria, aprovechando a la oportunidad de lanzar un par de insultos al mandatario nicaragüense. El canciller costarricense, René Castro, por su parte, dijo este mismo día en Mar del Plata que se está formando "un grupo de países grandes de la región" (entre los que citó a Argentina) para evitar la escalada en el conflicto, pero Chinchilla lo desmintió, con la explicación de que "no era apropiado desvelar" el nombre de esos países supuestamente mediadores. Sí dijo que su país, ante la prolongación del conflicto, ha optado por acudir a la posible mediación de países europeos: "recién lo estamos iniciando, vamos a sostener reuniones (en Mar del Plata) con representantes de España y Portugal, y desde la semana que viene vamos a desplegar un esfuerzo informativo ante las naciones europeas". La presidenta costarricense dijo que, gracias que su que su país formalmente no tiene un ejército, el conflicto no ha derivado en un enfrentamiento abierto. Sin embargo, se quejó de que no hubiesen habido muertos: "Pero nos agobia y nos indigna que por no haber muertes ni ruido de armas, la comunidad internacional se tome un tiempo de más para atender este conflicto", dijo. Sin embargo Chinchilla, cuyo país invierte cinco veces más en material militar que la supuesta nación agresora, no consideró que este conflicto merezca que Costa Rica forme un proio ejército alegando, sin advertir las repetidas denuncias de organismos internacionales por las fuertes tendencias racistas presentes en la sociedad costarricense, que la ausencia de un ejército "constituye un principio inquebrantable, casi registrado en nuestro ADN". La presidenta concluyó asegurando que, de la controversia que sostiene contra su vecino país, su gobierno ha sacado dos importantes lecciones: "cómo preparar mejor mecanismos de monitoreo y vigilancia de zonas fronterizas a través de cuerpos de protección civil (...) y ser más agresivos con nuestra diplomacia", sin, aparentemente, hacer mención alguna del amojonamiento de la frontera para zanjar las disputas territoriales de una vez por todas.

Descarga la aplicación

en google play en google play