Escúchenos en línea

Nicaragua y el ALBA sacan la cara por la Madre Tierra en Cumbre de Cancún

Cancún. Agencias. | 4 de Diciembre de 2010 a las 00:00
La XVI Cumbre de la ONU sobre el Cambio Climático en el balneario mexicano de Cancún, se aproxima este sábado a una fase de negociaciones tensas en las que Nicaragua, como miembro del ALBA, da voz a las demandas de los países del tercer mundo frente a la voracidad de los poderosos. En una nota de prensa divulgada el viernes, la delegación de Nicaragua ante la cumbre informaba que "durante las consultas informales con los países integrantes de la ALBA-TCP, denunció los intentos de los países desarrollados, firmantes también del Protocolo de Kyoto, de ponerle fin a dicho Protocolo, al rechazar constantemente la fijación de nuevas metas concretas de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero para el período 2012-2017". "Tales inconsistencias de los países desarrollados impiden que se logre un acuerdo para hacer frente al recalentamiento global, que pone en riesgo la sobrevivencia de pueblos enteros", afirma el grupo. "El ALBA, explican, exigió que los países desarrollados cumplan de una manera clara y sin vacilaciones con un Segundo Periodo de Compromisos en el Protocolo de Kyoto para lograr un acuerdo en esta conferencia". Esta posición del ALBA, fue respaldada con mucha fuerza por el representante de África, a nombre del Grupo, y por el representante del Grupo de los Países Árabes, así como por prominentes miembros de los llamados Países Emergentes, informa la delegación. Sin embargo, la asamblea este sábado entrará en una fase en que las pláticas serán más tensas, pues varias razones indican nuevas complejidades en el escenario de negociación. "Quienes damos cobertura periodística a la reunión percibimos que México, en su condición de presidente del cónclave, incrementó en las últimas horas los esfuerzos para que la cita no devenga en un nuevo fiasco, como el del pasado año en Copenhague", escribe el enviado especial de Prensa Latina Enrique Torres. Todo indica que no existen condiciones para lograr un acuerdo sobre metas de reducción de las emisiones por la falta de consenso, en particular por la postura de países desarrollados como Japón, que luego de iniciada esta cumbre reiteró su negativa a un segundo período de compromisos del Protocolo de Kyoto. Los más optimistas confían en que la reunión de Cancún servirá como un punto intermedio en la ruta hacia la XVII Cumbre de Durban, en 2011 en Suráfrica, cuando faltaría solo un año para que expire el documento de Kyoto, que en un inicio fue firmado por el país más contaminante del planeta, Estados Unidos, que luego no lo ratificó. A estas alturas de la reunión, que concluirá el próximo 10 de diciembre, parece que nada está acordado, sin embargo en algunos temas hay señales de que podría haber un avance, y hasta llegarse a acuerdos. Uno de esos temas es la propuesta de crear el fondo de cambio climático (fondo verde), la que es respaldada por la mayoría de las naciones. Motivo de debate es si esa iniciativa se deberá subordinar a la Convención sobre Cambio Climático o si va a funcionar fuera de la misma. En cuanto a las fuentes que aportarían dinero al fondo, varias naciones, entre ellas los países del ALBA, abogaron porque sean públicas, para que exista transparencia y pueda verse el aporte de las naciones ricas, máximas responsables históricas del calentamiento global. "Nicaragua en el ALBA seguirá apoyando sin claudicar el alcance de un resultado que responda concretamente a los desafíos planteados por el Cambio Climático, y que permita por lo tanto salvar la vida de decenas de millones de personas, que se encuentran en riesgo, por la actitud de aquellos países desarrollados que están, con su egoísmo y desarrollo desenfrenado, acabando con nuestra Madre Tierra y que tienen a la humanidad entera al borde del genocidio", señala la delegación nicaragüense.

Descarga la aplicación

en google play en google play