Escúchenos en línea

Alba Luz Ramos contesta a ticos y expone logros educativos en Mar del Plata

Mar del Plata. Prensa Latina. | 4 de Diciembre de 2010 a las 00:00
Nicaragua ratificó este sábado aquí que será la Corte Internacional de Justicia de La Haya, la instancia internacional que definirá sobre el diferendo sostenido con Costa Rica en relación al río San Juan. La presidenta de la Corte Suprema de Justicia nicaragüense, Alba Luz Ramos, quien preside la delegación de ese país centroamericano, respondió muy brevemente a las alusiones hechas por la presidenta de Costa Rica, Laura Chinchilla. Este es un problema jurídico y debe estar en la Corte Internacional de Justicia de La Haya como fue hecho por iniciativa de la propia Costa Rica y nos sentimos complacidos porque está en el lugar que corresponde, puntualizó. Añadió que el supuesto territorio costarricense invadido por Nicaragua, según Costa Rica, no es más que una pequeña área sedimentada del nicaragüense río San Juan, con una extensión de 2,7 kilómetros y no sería bueno prejuzgar sobre la decisión a tomar por La Haya. En otra parte de su intervención, Ramos se refirió a los avances de Nicaragua en el campo de la educación con planes que permitieron, por primera vez, a familias pobres y campesinas el ingreso de sus hijos en las universidades del país. Desde el primer día de su actual gobierno, el presidente Daniel Ortega declaró la gratuidad de la educación y la salud y el impacto de esas medidas de gobierno se incrementa con el aumento del gasto en salud y educación, planteó. Se refirió después a los programas sociales del gobierno como Hambre Cero y Usura Cero, el subsidio al transporte urbano y la ayuda a las pequeñas y medianas empresas, los cuales tienen incidencia importante en la reducción actual de la desigualdad en Nicaragua. Igualmente, mencionó la disminución en nueve por ciento en el 2009 de la pobreza extrema, pese a la grave crisis económica mundial, y destacó el papel distributivo del Estado con esos programas económicos y sociales dirigidos a mejorar la vida de los más pobres. Ramos subrayó los avances en la alfabetización y el éxito de la campaña De Martí a Fidel llevada a cabo con la ayuda del pueblo cubano y que permitió reducir a 3,3 por ciento el analfabetismo en la nación. Continuamos con al educación para discapacitados, de adultos, especial para mujeres y educación técnica y tecnológica como parte de un sistema donde las mujeres son de especial prioridad para el gobierno, afirmó. Finalmente, dijo que se trata, en definitiva, de vencer el reto dejado por las políticas neoliberales y ello se logra gracias a la confianza y participación ciudadana.

Descarga la aplicación

en google play en google play