Escúchenos en línea

No hay casos de cólera, pero el MINSA despliega todas las medidas preventivas

Managua. Radio La Primerísima. | 6 de Diciembre de 2010 a las 00:00
El Ministerio de Salud (MINSA) ha desplegado todo su sistema de vigilancia epidemiológica para detectar cualquier caso de cólera y eventualmente frenar su expansión en el país, reveló este lunes el doctor Edmundo Sánchez. El cólera es una infección intestinal aguda, grave, que se caracteriza por la aparición de evacuaciones diarreicas abundantes, con vómito y deshidratación que puede llevar al paciente a acidosis y colapso circulatorio en el término de 24 horas y en los casos no tratados puede ocasionar la muerte. Son comunes los casos leves en los cuales únicamente se presenta diarrea y esto es lo característico en los niños. El doctor Sánchez, director de Vigilancia Epidemiológica del MINSA, confirmó que por el momento, no ha sido detectado ningún caso de cólera en el país. La última vez que se registró un caso de cólera en Nicaragua, fue en 2000, cuando hubo 12 pacientes contagiados por la bacteria Vibrio Cholerae 01. En un paciente de cólera, la pérdida de agua por heces puede alcanzar cantidades como 15 a 24 litros por día, lo que ocasiona una deshidratación tan severa, que puede matar al enfermo por choque hipovolémico y desequilibrio electrolítico y ácido base. El vibrión del cólera sobrevive por períodos hasta de 7 días fuera del organismo, especialmente en ambientes húmedos y templados; en el agua sobrevive unas cuantas horas y algunas semanas si ésta se encuentra contaminada con material orgánico. En octubre pasado se desató la epidemia en Haití que ya ha causado dos mil 71 muertos y los infectados totalizan 88 mil 789. La presencia del virus en una zona caribeña, obligó a los países de toda la región a tomar medidas de extrema precaución. El año 1991 marcó la expansión de la séptima pandemia de cólera hacia el hemisferio occidental. Tras la detección de los primeros casos infectados en el Perú, el cólera se expandió rápidamente en la región, ocasionando, solo en el primer año aproximadamente 400,000 casos, afectando a 14 países y dejando una elevada pérdida económica. El plan preventivo del MINSA tiene como punto de partida la detección inmediata de cualquier paciente con síntomas similares a los del cólera, su atención médica urgente, incluyendo si es necesaria la hospitalización y una intensa campaña educativa entre la población, explicó el doctor Sánchez. El cólera se transmite por contaminación del agua y alimentos y raramente por contacto con personas infectadas o enfermas a menos que no se cuente con las medidas básicas de higiene como es el lavado de manos después de evacuar y antes de comer. Medidas sanitarias como el control y almacenaje de agua y alimentos bajo condiciones de higiene, son más que suficientes para evitar la aparición de estos brotes epidémicos así como proporcionar la información necesaria a la población sobre formas de transmisión y medidas de aseo que eviten el contagio. El MINSA tiene puestos de vigilancia en todos los puestos fronterizos del país, tanto en las fronteras terrestres como aéreas y marítimas, así como también el fortalecimiento del trabajo comunitario en todo el país, dijo Sánchez, quien exhortó a la población a cuidar especialmente la higiene de los alimentos y del agua que consume. Sánchez aseguró que cuando el MINSA detecta algún caso sospechoso, de inmediato despliega brigadas sanitarias para visitar la familia de los pacientes y las viviendas vecinas. El funcionario insistió que la población debe estar atenta, y si sufre diarrea abundante, ese es el síntoma principal del cólera y debe acudir de inmediato al centro de salud o al hospital más cercano, porque de lo contrario, en menos de 24 horas, el paciente puede fallecer. La familia de un paciente con esos síntomas, debe notificar inmediatamente a las unidades de salud "para que nuestro personal junto con los Gabinetes del Poder Ciudadano le atendamos en sus lugares de habitación", advirtió el doctor Sánchez. Pero el funcionario pidió a las familias de las zonas rurales, que si tienen a una persona con diarrea abundante y el centro de salud o el hospital más cercano queda a mucha distancia, que alguien avise de inmediato a las autoridades locales para que una brigada médica visite al paciente en su propia casa. Si lo trasladan a un sitio muy distante, el paciente puede morir en el camino, explicó el doctor Sánchez, quien insistió que en esos casos, son los médicos los que deben llegar hasta el paciente. El doctor Sánchez dijo que ante el primer síntoma de diarrea abundante, la persona enferma debe tomar inmediatamente suero oral mientras acude al médico o bien los médicos llegan a su casa. Cualquier persona puede preparar suelo casero diluyendo dos cucharaditas de azúcar y una de sal en un litro de agua hervido. Lo más importante es que la casa, incluyendo los servicios higiénicos o las letrinas, estén muy limpias, que todo mundo se lave bien las manos antes de comer o antes de cocinar, y antes y después de visitar los baños, concluyó el doctor Sánchez.

Descarga la aplicación

en google play en google play