Escúchenos en línea

Banco Central confirma condonación de la deuda con el BID

Agencias ACAN–EFE y EFE. Desde Managua y Ámsterdam. | 25 de Enero de 2007 a las 00:00
El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) acordó condonar 984 millones de dólares de la deuda a Nicaragua, informó este jueves el presidente del Banco Central, Antenor Rosales. El funcionario indicó que el Comité de Gobernadores del BID condonó un total de 4.837 millones de dólares a cinco países de América Latina: Bolivia, Guyana, Haití, Honduras y Nicaragua, en una reunión celebrada en Amsterdam (Holanda) el domingo y lunes pasados. Rosales explicó en rueda de prensa que esa condonación se formalizará en la Asamblea de Gobernadores del BID, del 16 al 20 de marzo próximo, a celebrarse en Guatemala, donde tendrá que ser ratificada. Señaló que en el caso de Nicaragua, de ser ratificado por la Asamblea de Gobernadores, será efectivo a partir del 1 de enero de 2007. "La condonación de la deuda con el BID se traducirá en un ahorro en el servicio de la deuda, que será destinado a áreas prioritarias para reducir la pobreza", anunció. Añadió que la condonación de ese deuda permitirá utilizar este año 22 millones de dólares, que serían abonados al BID, en proyectos para combatir la pobreza y que el ahorro promedio anual será de unos 26 millones de dólares durante el período 2007-2044. El titular del Banco Central precisó que de la condonación de la deuda de 984 millones de dólares a Nicaragua, 786 millones corresponden al capital y 198 millones a intereses, los cuales vencen en el período 2007-2004. Agregó que la deuda con el BID se reducirá de 1.535 millones de dólares a 749 millones de dólares. Mientras, la deuda pública exterior total se reducirá de 4.525 millones de dólares a 3.739 millones de dólares. Rosales calculó que como resultado de la condonación del BID, la relación de la deuda pública externa a exportaciones podrá reducirse del 314 por ciento actual al 282 por ciento.

Falta votación electrónica, advierte BID

Desde Washington, la agencia EFE reporta que una fuente del BID le informó que los países miembros de esa institución financiarea deben ratificar la condonación de 3.500 millones de dólares a Honduras, Bolivia, Guyana, Haití y Nicaragua en una votación electrónica "en las próximas semanas". Los gobiernos de los 47 países que componen el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) se pronunciarán sobre una resolución adoptada el pasado fin de semana en Amsterdam por el Comité de la Asamblea de Gobernadores del organismo. Ese proyecto prevé el perdón de la deuda que las cinco naciones, las más pobres de América, tenían pendientes con la institución de crédito al 31 de diciembre de 2004 y que recibieron del Fondo de Operaciones Especiales (FOE), que da préstamos subsidiados. Ese Fondo cuenta actualmente con unos 9.300 millones de dólares, por lo que la eliminación de esas deudas, si al final es aprobada, lo reducirá en casi un 40 por ciento. Por ello, antes de que se produzca esa votación electrónica, el directorio ejecutivo del BID, en el que están representados todos los países miembros, debe aprobar la propuesta de la gerencia del organismo para reformar las operaciones futuras del FOE. El proyecto determina cómo se asignarán sus recursos y qué países los podrán recibir, según la fuente, que no quiso ser identificada. Además, la resolución del Comité contempla que los países miembros del BID aborden la reposición de ese Fondo en los próximos seis años. El FOE otorga préstamos a 40 años con una tasa de interés que no excede el 2 por ciento al año, lo que constituyen unas condiciones muy ventajosas para los países receptores. El BID ha debatido la propuesta de cancelar las deudas de esas cinco naciones durante más de un año, después de que el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial (BM) eliminasen de sus libros de cuentas lo que le debían los países más pobres del mundo, por iniciativa del G-8. El principal impedimento para el BID era cómo pagar el alivio de la deuda sin quedarse sin fondos para prestar. En noviembre, la presidencia del Comité, en manos de Brasil, presentó una propuesta que alegaba que condonar los 3.500 millones de dólares tendría un "enorme costo". El documento contemplaba dos alternativas: que se les perdonaran los préstamos extendidos hasta diciembre del 2003, por unos 2.100 millones de dólares, o hasta diciembre del 2001, por unos 1.600 millones de dólares. Finalmente, el Comité acordó en ese encuentro mantener el proyecto original. La resolución sobre la mesa prevé que el BID pague con recursos propios los costos que acarrea la medida, en términos de ingresos que no percibirá, a la espera de nuevas aportaciones al FOE antes del 2013.

Descarga la aplicación

en google play en google play