Escúchenos en línea

Nica trampeado, el tercer latino acusado de terrorismo después del 9/11 en EU

Nueva York. Primicias (R. Dominicana). | 10 de Diciembre de 2010 a las 00:00
Nica trampeado, el tercer latino acusado de terrorismo después del 9/11 en EU
Antonio Martínez, un inmigrante nicaragüense, trabajador de la construcción (de 21 años) y residente en Maryland, se convirtió el jueves en el tercer hispano acusado de terrorista, después que Estados Unidos le declarara la guerra a Al Qaeda tras el brutal ataque a las torres gemelas el 11 de septiembre del 2001. Martínez, está acusado por los fiscales federales de Baltimore de formar parte de una conspiración para bombardear un centro de reclutamiento militar en Maryland, sostiene el expediente. Conocido en el mundo islámico como “Muhammad Hussein”, Martínez enfrenta también cargos por uso de armas de destrucción masiva e intento de asesinato contra funcionarios federales. El miércoles fue presentado en la Corte Federal y se le retuvo sin derecho a fianza. Las autoridades sostienen que el nicaragüense, que se naturalizó ciudadano americano y es trabajador de la construcción, trató de utilizar un coche bomba para volar el centro de reclutamiento de las Fuerzas Armadas de los Estados en el poblado de Catonsville (Maryland). Empero, se dijo que el dispositivo que iba a detonar era falso y formó parte de una de varias bombas defectuosas entregadas a él por agentes encubiertos del FBI, lo que entrampó a Martínez frente a los federales, detalló Marcia Murphy, portavoz de la fiscalía federal. “No hubo peligro real para el público porque los explosivos eran inservibles y fueron cuidadosamente revisados por los expertos del FBI, antes de dárselos al señor Martínez”, añadió la vocera. A Martínez también se le investigó por recientes tiroteos contra el centro de reclutamiento en el área de Washington, DC pero se determinó que no estuvo involucrado en eso. Catonsville fue noticia mundial en 1968 cuando nueve activistas católicos irrumpieron en un centro militar y quemaron los archivos en protesta contra la guerra de Vietnam. Entre ellos figuraban dos sacerdotes y los hermanos Daniel y Phillip Berrigan. El nicaragüense es el segundo hombre más joven acusado en las dos últimas semanas por terrorismo y fue detenido luego que una adolescente somalí fuera capturada por agentes federales el Día de Acción de Gracias. Ella fue acusada de intentar detonar una camioneta cargada de dinamita cerca a una ceremonia que se celebraba para inaugurar el árbol de navidad en Portland (Oregón). La joven, conocida como “Mohamud Mohamed Osman” de 19 años fue entrampada también por el FBI al entregársele explosivos falsos. El primer hispano en ser acusado de terrorismo, fue el puertorriqueño José Padilla, residente en Brooklyn y a quien el entonces presidente George W. Bush declaró en un discurso a la nación, como “combatiente enemigo” y ordenó que se le recluyera en una cárcel clandestina. Como es ciudadano americano, se temió porque fuera torturado y su caso, generó presiones y protestas en todo el mundo, hasta que una corte federal de un alto circuito, determinó que sus derechos estaban siendo violados, especialmente por el tiempo que llevaba en prisión sin presentarlo ante un juez. Padilla, nacido el 18 de octubre de 1970 y cuyo sobrenombre islámico es “Abdullah al-Muhajir” o “Mujahir Abdullah”, fue declarado culpable de colaborar con los terroristas de Al Qaeda y fue arrestado el 8 de mayo del 2002 en Chicago, cuando presuntamente traía una bomba química en las suelas de sus calzados. Se le encerró en una prisión militar y Bush aseguró que no sería juzgado en tribunales civiles, porque había una guerra declarada a los terroristas y sus aliados. Por tres años y medios estuvo preso, hasta que la acusación fue retirada y enjuiciado en un tribunal para civiles. El 22 de enero del 2008 fue sentenciado por la jueza Marcia G. Cooke en la Corte Federal del Distrito Sur en La Florida a 17 años y 4 meses. El estudiante dominicano de New Jersey, Carlos Eduardo Almonte, quien llegó pequeño a los Estados Unidos y sus padres lo naturalización estadounidense, fue el segundo hispano en ser acusado de terrorista y planear atentados contra intereses norteamericanos. Arrestado el 12 de agosto de este año en el aeropuerto John F. Kennedy, cuando junto a su cómplice Mohamed Mahmud Alessa, se disponían salir hacia Egipto. Fue acusado de la posesión de videos en los que se daba instrucciones de cómo preparar bombas y dinamitar instalaciones norteamericanas. Alessa, estaba siendo buscado por las autoridades desde hacía varios años. Almonte, de 24 años de edad creció en un ambiente católico y se convirtió al Islam contra el deseo de sus padres.

Descarga la aplicación

en google play en google play