Escúchenos en línea

COP16 acuerda «fondito verde» de sólo 100 millones

Cancún. TeleSUR. | 10 de Diciembre de 2010 a las 00:00
La XVI Cumbre sobre Cambio Climático, que se está realizando en Cancún (COP16), acordó este viernes establecer un Fondo Verde destinado al financiamiento de los países en desarrollo, que será empleado para transferir recursos y tecnología a los países más pobres y para reparar los daños causados por el cambio climático. La información fue suministrada por el ministro de Medio Ambiente de Bangladesh, Hasan Mahmud, quien explicó que falta precisar detalles sobre la constitución del fideicomiso y la composición del consejo del llamado Fondo Verde. Mahmud, aseguró que la creación de este fondo es una muestra de "un acuerdo con independencia y decisión de cada miembro" de la COP16. Mahmud explicó que el fondo deberá contar con 100 millones de dólares anuales y que hasta ahora los primers 30 millones "irán destinados a los países que adapten sus economías a las acciones menos contaminantes". Australia y Bangladesh presiden el grupo para facilitar la consecución de un acuerdo sobre este Fondo Verde. A pesar del consenso acordado por la mayoría de participantes de la COP16 , los representantes de Estados Unidos (EE.UU.) afirmaron que preferirían que en lugar de crear un consejo administrativo, el Fondo sea gestionado por el Banco Mundial, solicitud que aún no ha sido aprobada. Más apoyo al protocolo de Kyoto Además del establecimiento del Fondo Verde, el ministro se unió a la lista de representantes que apoyan la extensión del protocolo de Kyoto y aseguró que "no puede haber excusas para que los países ricos no suscriban un segundo periodo de este tratado, porque ellos son los mayores contaminadores". Este jueves, los representantes de Venezuela mostraron una posición similar, el ministro de Ambiente, Alejandro Hitcher, afirmó en una entrevista con teleSUR que "era necesario que la COP 16 finalizara con una extensión del Protocolo de Kyoto", para de esta forma "detener un desastre mundial que podría acabar con la especie humana". El Protocolo, aprobado en la ciudad japonesa de Kyoto en 1997 y no ratificado por Estados Unidos, busca reducir para el 2012 las emisiones de gases de efecto invernadero en una media del 5,2 por ciento, con respecto a los niveles de 1990. Por su parte, la vicecanciller de Venezuela para América Latina y el Caribe, María Mendoza, afirmó este jueves durante su intervención en la cumbre que "la única esperanza para revertir los efectos del cambio climático es dar continuidad al Protocolo de Kyoto". "Todos somos vulnerables al cambio climático y el mundo necesita un resultado positivo (...) no podemos dar la espalda a los compromisos, a las responsabilidades asumidas en el Protocolo de Kyoto (...) y a los miles de desplazados por el cambio climático", expresó Mendoza. El presidente de Bolivia, Evo Morales, también ha instado a extender este tratado firmado en el año 1997, porque según afirma, "no darle continuidad sería cometer un ecocidio". "Si nosotros desde acá, enviamos al basurero al protocolo de Kyoto, seremos responsables de ecocidios (...) por tanto, de genocidios porque estamos atentando contra la humanidad en su conjunto", sentenció Morales, quién además ratificó que en el aspecto climático "la voz que se tiene que escuchar es la de los pueblos y no buscar mecanismos a puertas cerradas que no ofrecen resultados". El encuentro culmina este viernes, cuando se anuncien las actas resolutivas y los acuerdos convenidos entre las 190 naciones participantes que aseguraron que abogarían por el bienestar del ecosistema. Algunas naciones del mundo buscan que la reducción de gases de efecto invernadero sean obligatorias, luego de que en el "acuerdo" de Copenhague se le permitió a los países desarrollados ofertar reducciones insuficientes de gases de efecto invernadero, basadas en compromisos voluntarios e individuales, que violan la integridad ambiental de la Tierra conduciéndola a un aumento de alrededor de 4 grados centígrados.

Descarga la aplicación

en google play en google play