Escúchenos en línea

Nuestra relación con EU es de respeto a pesar de chismes

Managua. Radio La Primerísima. | 10 de Diciembre de 2010 a las 00:00
El presidente Daniel Ortega dijo la noche de este viernes que las relaciones de Nicaragua con los Estados Unidos siempre serán de respeto, a pesar de los chismes que han salido de la embajada norteamericana, en alusión a los supuestos cables diplomáticos filtrados por el sitio Web de WikiLeaks. Dijo que estos comentarios de la embajada gringa se han dado gracias a informantes vende patria, que a través de mentiras infundadas, han inventado cada cosa en contra del gobierno sandinista y sus instituciones. "Nosotros, independientemente de toda la chismografía, a pesar de los agentes del imperio, que se hacen llamar sociedad civil, quienes reciben salarios del imperio", siempre tenemos la voluntad de mantener buenas relaciones con el gobierno de los Estados Unidos", destacó el mandatario. Aseveró que el imperio norteamericano está enojado con toda esta gente de la sociedad civil que, a pesar de haber recibido un millón de dólares en salarios, no han cumplido con su trabajo en Nicaragua, que es subvertir el orden en el país, para lo cual fueron contratados. "Estos mismos agentes del imperio fueron los que brincaron cuando enviamos las tres propuestas de leyes a la Asamblea Nacional para la defensa de los Soberanía Nacional y comenzaron a sembrar el terror del servicio militar obligatorio", agregó. Dijo que Nicaragua siempre trabajará con el gobierno norteamericano en todos los puntos de coincidencia, como la lucha contra el narcotráfico, pero que lógicamente hay otros puntos donde no hay reciprocidad en los cuales no se puede trabajar. "Siempre nos estamos comunicando con los Estados Unidos para trabajar en la agenda común, pero estamos claros que en otros aspectos no tenemos coincidencias, y no estamos obligados tampoco a tener coincidencias", enfatizó. Subrayó que para que las relaciones de América Latina cambien hacia Estados Unidos, primero tiene que cambiar la actitud del imperio hacia América Latina, porque muchos países de la región ya no están dispuestos al sometimiento de su voluntad, pues los tiempos han cambiado con el surgimiento de gobiernos progresistas. El líder sandinista reiteró que está dispuesto a ir a Costa Rica a reunirse con la presidenta Laura Chinchilla, pero en el marco del respeto y sin precondiciones de ningún tipo. "La presidenta Chinchilla, a quien respetamos mucho, ha dicho que quiere una reunión dónde haya testigos. Está bien. Busquemos los testigos. Tenemos muchas naciones amigas como Cuba, Venezuela, México, pero no con la OEA, porque no tienen nada que ver", dijo el presidente. Dijo que sería ideal tomar un acuerdo para que en la zona del río San Juan hasta el área del gran lago Cocibolca, que están siendo utilizadas por el narcotráfico, para coordinar esfuerzos en la lucha a este flagelo. Aseveró que nuestros soldados en la zona del río San Juan no se saldrán del lugar porque siempre han estado allí con la lucha frontal contra el narcotráfico y aseguró que no se ha instalado ninguna base militar en la región, como han afirmado los costarricenses.

Descarga la aplicación

en google play en google play