Escúchenos en línea

Nica trampeado en Baltimore fue engañado para atacar centro militar

Baltinore. Agencias. | 11 de Diciembre de 2010 a las 00:00
La Fiscalía Federal de Maryland, Estados Unidos, presentó cargos en contra del nicaragüense de 21 años, Antonio Martínez, quien estaba planeando el ataque con una bomba en un centro de reclutamiento militar de ese estado, pero fue descubierto por agentes del FBI, informa el periódico Prensa Latina Las Vegas. Martínez, quien se hacía llamar Muhammad Hussain, ya que hace poco tiempo se había convertido al Islam, enfrenta cargos de intento de asesinato en contra de agentes federales y tentativa de uso de un arma de destrucción masiva. El joven fue arrestado en Baltimore, donde vive, luego de que la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) descubriera el complot para matar a personal militar, pues Martínez hizo público en su página de Facebook que odiaba a "todo aquel que se opone a Alá". Según las declaraciones iniciales en la Corte de Baltimore, las autoridades fueron "atraídas" por el "radicalismo" de Martínez, y con ayuda de un agente encubierto y un informante, revelaron los planes del recién converso musulmán. Según el informe presentado por la Fiscalía, el blanco era un Centro de Carrera de las Fuerzas Armadas, localizado en un centro comercial de Catonsville. Supuestamente, el sospechoso quería hacer explotar el centro de reclutamiento para dañar a personal militar. Martcia Murphy, de la Oficina de la Fiscalía de Estados Unidos, afirmó que no hubo un peligro real para el público, pues los explosivos estaban inertes, y el sospechoso era cuidadosamente vigilado desde hace meses por las agencias de la ley. Un informante del FBI declaró que el implicado, le dijo que "no pensaba en otra cosa que en la yihad" (Guerra Santa islámica). El informante le indicó al FBI que Martínez quería matar a miembros del Ejército estadounidense, por lo que un agente encubierto lo contactó haciéndose pasar por afgano, para ayudarle a hacer un coche-bomba y enseñarle a detonarlo. La misma persona aseguró a los agentes federales que Martínez o Hussain actuaba por su cuenta, sin la afiliación a ninguna organización terrorista extranjera. La bomba que Martínez trató de detonar era falsa y le fue proporcionada por un agente encubierto del FBI. Fue colocada en una camioneta que Martínez estacionó frente al centro de reclutamiento, dijeron las autoridades. De acuerdo con publicaciones de medios extranjeros, El hombre de Baltimore había sido vigilado durante meses. Las autoridades comenzaron a prestarle atención a partir de entradas sospechosas subidas a Facebook. Una de ellas refería que “soy sólo un joven hermano en el lado equivocado de las vías que abraza el Islam; tenemos que rebelarnos”. Las primeras pesquisas apuntan que el joven inicialmente quería ingresar al centro de reclutamiento con un rifle para dispararles a todos los militares allí presentes. Los investigadores secretos le habrían ofrecido varias veces cancelar su plan terrorista. Sin embargo, dice la acusación, insistió en sus planes de explotar la bomba en el centro de reclutamiento. Según el fiscal federal Rod Rosenstein, "la gente a la que el señor Martínez pidió ayuda trabajaba en realidad para el FBI. Además, todos aquellos a los que el señor Martínez les pidió que se unieran a su trama o bien declinaron la oferta, o trataron de disuadirle o le denunciaron al FBI". Las autoridades no han dicho dónde nació Martínez, ni por qué se convirtió al Islam, pero medios informativos locales han dicho que es hijo de padre nicaragüense y de madre afro estadounidense, quien anteriormente trató de disuadir a su hijo para que no cambiara de religión.

Descarga la aplicación

en google play en google play