Escúchenos en línea

Daniel reitera diposición al diálogo sin condiciones

Managua. Agencias. | 11 de Diciembre de 2010 a las 00:00
El presidente Daniel Ortega, instó a su homóloga costarricense, Laura Chinchilla a sentarse a la mesa de diálogo junto a otros países de la región con el fin de buscar un acercamiento que permita establecer soluciones frente al diferendo territorial que enfrentan las dos naciones desde octubre. "Yo estoy dispuesto a ir (a dialogar) donde ella (la presidenta Chinchilla) lo diga , sin precondiciones", afirmó Ortega, en una declaración escrita y divulgada el sábado por el Gobierno de Managua. El dirigente agregó que propondrá a países hermanos que acompañen la reunión en la que espera se bajen las tensiones entre los dos Gobiernos "porque a final de cuentas este es un tema (el litigio fronterizo) que está en la Corte" Internacional de Justicia, en La Haya. El pasado viernes 22 de octubre, el Gobierno de Laura Chinchilla reforzó la vigilancia en su frontera, después que acusara a Managua de lanzar sedimentos a su territorio en los trabajos de dragado del río, igualmente por supuestas incursiones militares, ambos reclamos fueron rechazados por Nicaragua. Ortega señaló que "tenemos pueblos hermanos que podrían ser testigos como Cuba, Venezuela, México y otra nación hermana que proponga Costa Rica, con la cual se sienta más identificada", planteó el presidente centroamericano. La propuesta fue presentada por Ortega tras haber rechazado la reunión convocada por el Gobierno de San José y la presencia de la Organización de Estados Americanos (OEA) para el día 20 con el objetivo de acordar un despeje de efectivos armados del espacio limítrofe en discusión. "No le vemos sentido a esa reunión. La OEA ya está agotada en el tema del río San Juan, en el tema del dragado; aún más, la OEA no tenía nada que hacer sobre este tema, porque le corresponde dilucidar, definir a la Corte Internacional de Justicia de La Haya", reafirmó. El mandatario nicaragüense denunció que la OEA manipuló "políticamente esta situación al entrometerse en un tema donde no debía haberse entrometido en ningún momento". Sobre el diferendo, Costa Rica acusó a su vecino de permitir una invasión militar en una porción de terreno que supuestamente le corresponde a San José lo que causó daños en el ecosistema al talar bosques para construir un canal que uniría al río San Juan con la laguna Los Portillos, ambos espacios pertenecientes a Nicaragua. En ese sentido, Daniel Ortega aseguró que todos los trabajos son ejecutados en suelo nicaragüense por lo que insistió en que no se violó soberanía de Costa Rica ni se generaron daños ambientales. El Gobierno de San José se ha encargado de denunciar de manera infructuosa, una supuesta "incursión, ocupación, uso del territorio y daño ambiental" por civiles y militares de Nicaragua ante diferentes organismos multilaterales sin que se haya logrado algún acuerdo hasta la fecha. El líder centroamericano ha realizado varios llamados a su par de Costa Rica para sentarse a dialogar en busca de una solución pacífica. Desde el 18 de octubre, Nicaragua inició el dragado del río San Juan, afluente que fue declarado como territorio indivisible de ese país por la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de la Haya, en el 2009.

Descarga la aplicación

en google play en google play