Escúchenos en línea

Daniel propone a Costa Rica diálogo bilateral con testigos

Managua. Por Adolfo Pastrán Arancibia, Informe Pastrán. | 12 de Diciembre de 2010 a las 00:00
El presidente Daniel Ortega, instó a su homóloga costarricense, Laura Chinchilla a sentarse a la mesa de diálogo con presencia de mandatarios latinoamericanos como observadores, con el fin de buscar un acercamiento que permita establecer soluciones frente al diferendo territorial que enfrentan las dos naciones desde octubre. "Yo estoy dispuesto a ir (a dialogar) donde ella (la presidenta Chinchilla) lo diga, sin precondiciones", afirmó Ortega durante el acto de clausura de la XV Promoción de Cadetes del Ejército de Nicaragua, en el Centro Superior de Estudios Militares, General de División José Dolores Estrada Vado. El presidente Ortega se refirió a la propuesta del gobierno de Costa Rica de reunirse el 20 de este mes en Liberia, para que dos comisiones técnicas, con ayuda de la OEA, busquen una salida al conflicto y despejen tropas armadas o de seguridad de la zona en disputa. "No le vemos sentido a esa reunión, la OEA ya está agotada en el tema del Río San Juan, en el tema del dragado; aún más, la OEA no tenía nada que hacer sobre este tema, porque es un tema que le corresponde dilucidar, definir a la Corte Internacional de Justicia de La Haya", proclamó. Señaló además que "ahora, este tema ya está en la Corte Internacional de Justicia, la OEA lo que hizo fue manipular políticamente esta situación al entro-meterse en un tema donde no debía haberse entrometido en ningún momento; y frente a esta invitación que hace Costa Rica, conociendo ya la posición de Nicaragua, ellos saben que nosotros no vamos a ir a esa reunión". "Nosotros estamos dispuestos a ir, yo estoy dispuesto a ir, donde la Presidenta de Costa Rica, Laura Chinchilla, a quien la respetamos como respetamos a ese pueblo; estoy dispuesto a ir donde ella lo diga, sin precondiciones, y podríamos, como ya el día de hoy lo hemos estado haciendo, solicitarle a naciones latinoamericanas, que nos acompañen en ese encuentro, porque ella ha dicho que no se reúne conmigo si no hay testigos... ¡está bien, busquemos los testigos!", aseguró. Según Ortega, "tenemos pueblos hermanos que podrían ser testigos, naciones hermanas como Cuba, Venezuela, México... otra nación hermana que proponga Costa Rica, con la cual se sienta más identificada, y está bien... nosotros estamos dispuestos a reunirnos a conversar ¿para qué? para bajar tensiones, porque a final de cuentas este es un tema que está en la Corte y es la Corte la que se va a pronunciar". "Mientras tanto, busquemos cómo bajar tensión, nosotros no tenemos blindados en la frontera con Costa Rica, ahí no hay tanques, no hay cañones; lo que están son las fuerzas de frontera que continuamente están patrullando, más que por resguardar territorio, Soberanía, están patrullando, lo han hecho y lo continuarán haciendo, para combatir el narcotráfico. En eso no podemos dar un paso atrás, tenemos que mantenernos firmes ahí con el Ejército y con la Policía.", advirtió. Confirmó que la obra de limpieza del caño más polémico ya concluyó, y ya se puede hacer un recorrido en el Río, pasar por el caño hacia la Laguna de Harbour Head, y luego retornar al mismo río. "En esa zona de 2.7 kilómetros cuadrados, Nicaragua no ha instalado ninguna base militar; la base la tenemos al lado de San Juan de Nicaragua, ahí están las bases de Nicaragua. En ese territorio nicaragüense, lo que se ha hecho es patrullar en la lucha contra el narcotráfico, porque además, es un terreno inhóspito, no tiene condiciones para instalar una base, y de ahí que los narcotraficantes lo aprovechan para instalar sus bases para el narcotráfico. Y de ahí que entonces, el Ejército lo que hace es patrullar y operar a esos narcotraficantes, en territorio nicaragüense", sostuvo. Insistió en que "perfectamente podríamos dialogar con testigos, con cuatro naciones hermanas latinoamericanas que sean testigos de ese encuentro, y donde busquemos acuerdos para bajar las tensiones". "Sería ideal, por ejemplo, tomar un Acuerdo para que en toda esa zona, no solamente en ese pedacito de terruño que está en Harbour Head, sino en todo el tramo que va corriendo por el Río San Juan, hasta la zona del Lago, que están siendo utilizadas como rutas por los narcotraficantes, desde el Mar Caribe hasta el Gran Lago de Nicaragua. La están utilizando desde el Sur de Costa Rica hacia el Norte, a territorio nicaragüense, sería ideal que tomáramos Acuerdos ahí para coordinar esfuerzos, Nicaragua y Costa Rica y multiplicar la lucha contra el narcotráfico ¡eso sería lo ideal! Y no estar en una situación donde lo que se está es favoreciendo, facilitando, las actividades del narcotráfico, más aún cuando está demostrado, que la denuncia que originó la reacción de Costa Rica, fue presentada por un narcotraficante, ante el Congreso costarricense", dijo el líder sandinista. Ortega afirmó que Nicaragua no se encuentra en actividades, ni en maniobras, ni operaciones ofensivas en contra de Costa Rica. "Yo espero que los gobernantes costarricenses, la Presidenta de Costa Rica, pueda encontrar la forma, y yo le acepto la palabra, ella dijo: "yo me reúno, pero con testigos..." Está bien, invitemos a estos países para que sean testigos de ese Diálogo, y eso ayude a bajar tensiones y quitar del ambiente costarricense ese lenguaje guerrerista que está pesando en Costa Rica. Ya están hablando de que van a organizar un Ejército para operar en la zona fronteriza... está bien, están en su derecho, eso no nos preocupa; si quieren fortalecer lo que ellos llaman Guardia Civil, quieren fortalecerla en todo el país, incorporar blindados, incorporar artillería, quieren incorporar Fuerza Aérea, que lo hagan, no hay ningún problema, es asunto de ellos, es un asunto soberano de Costa Rica. Nosotros no consideramos eso ninguna amenaza, es un asunto soberano de Costa Rica", afirmó. Pero sí dijo que lo que interesa es que en Costa Rica, donde hay miles y miles de nicaragüenses, no se siga alentando una política racista en contra de los hermanos nicaragüenses; una política de irrespeto en contra del pueblo y Gobierno de Nicaragua. "Nosotros estamos dispuestos y aquí lo ratifico, a dialogar en el momento, el día que lo indique, a la hora que lo indique, la Presidenta Laura Chinchilla, y acompañados de testigos. Y que esto nos permita que estas Navidades y Año Nuevo se pasen libres de temor, con tranquilidad, tanto en Costa Rica como en Nicaragua, mientras esperamos a que la Corte Internacional de Justicia de La Haya, se pronuncie sobre este diferendum", manifestó. Relaciones de respeto con EEUU El mandatario dijo que Nicaragua desea mantener relaciones con toda la comunidad internacional y en particular con Estados Unidos, en un marco de respeto. "Nosotros hemos sido claros, nuestra política es clara, no se basa en chismes, sino que, con toda claridad siempre hemos definido nuestras posiciones. ¿Quién puede tener dudas que el Gobierno de Nicaragua, el Gobierno del Frente Sandinista, el Gobierno que con el Frente Sandinista defendió el proceso revolucionario que había derrocado al último Marine de los yanquis, que era Somoza? ¿Quién puede poner en duda lo que son nuestros principios, nuestros postulados, frente a las políticas expansionistas, guerreristas del Imperio? Siempre las hemos condenado y ¡las condenamos de manera clara, sin titubeos! pero en nuestra comunicación bilateral con los Gobernantes norteamericanos, independientemente de que fuesen Demócratas o Republicanos, nuestra posición ha sido invariable... queremos relaciones respetuosas con los Estados Unidos", aseguró. Así se refería a las revelaciones del portal WikiLeaks y a los cables filtrados y publicados en el diario español El País, en donde se conocieron documentos oficiales de la Embajada de Estados Unidos en Managua, en los que se hacen comentarios sobre el gobierno y el propio Presidente Ortega, incluso hasta acusaciones. "Que Estados Unidos nos respete. Encontrar puntos de convergencia, puntos que nos aproximen y que nos permitan a la vez, intercambiar y coordinar esfuerzos. Y el tema de la seguridad, no solamente Nacional, sino de la Seguridad Regional, es un tema que nos lleva a establecer mecanismos de coordinación con los Estados Unidos de Norteamérica", dijo. Hizo un recuento de las agrias relaciones entre Nicaragua y Estados Unidos en los años ochenta y el financiamiento norteamericano a la Contra, comparando que Luis Posada Carriles, un cubanoamericano acusado de terrorismo y de haber puesto una bomba en un avión de Cubana de Aviación anda libre, y al creador de WikiLeaks, Julian Asange lo tienen preso y lo van a condenar, "que no ha hecho más que dar a conocer toda la chismografía de la diplomacia yanqui, y lo persiguen, incluso piden que se le condene a muerte". Cuestionó esto y lo criticó, parafraseando al Primer Ministro Ruso, Vladimir Putin, diciendo que "esa es la famosa democracia del Capitalismo y el Imperio". Criticó a los nicaragüenses que han alimentado aquí esa chismografía y lo que consideró "trapos sucios que están en la mente, en las maquinaciones de los representantes del Imperio y que son alimentadas por los vende patrias; porque eso sí, para que el Imperio tenga ese tipo de posibilidades, tiene que haber un pelele, un vende patria, arrastrándose, como se arrastran, como reptan los gusanos, y como se mueven y se esconden las cucarachas. Esos son los que Sandino llamaba vende patrias, y claro que hay en todos los países. Hay más de un Judas, hay más de un vende patria". Dijo que su gobierno trasciende de esa chismografía y deja claro que Nicaragua desea una política de respeto, de colaboración, de cooperación, de intercambio donde tenemos intereses comunes, en donde se debe trabajar junto y eso pasa por mantener la agenda bilateral y el comercio a través del CAFTA, así como los convenios institucionales de cooperación con la Policía Nacional y el Ejército de Nicaragua. Pagan grupos para subvertir "Nosotros, independientemente de toda la chismografía, porque aquí hay los mismos agentes al servicio del Imperio, los que reciben los fondos... ¡Y cuántas veces se ha hablado aquí que el Imperio le paga a esos que salen pegando gritos en contra de las leyes...! ¿Quién les paga? El imperio. A esos de las autodenominadas Sociedades Civiles y Coordinadoras Civiles, ¿quién les paga? El Imperio. Y lo dice el mismo Imperio, con toda claridad, con toda tranquilidad lo admite en su informe, en uno de los tales informes, que les dieron un millón de dólares; y están molestos porque, dicen, que no están cumpliendo su trabajo, que es subvertir el orden en Nicaragua", dijo el gobernante. Criticó a esos supuestos "asalariados del imperio", porque "son los mismos, y cuando estas tres Leyes llegaron a la Asamblea Nacional, inmediatamente saltaron, a despotricar contra leyes que están establecidas en la inmensa mayoría de los países. Empezaron a manipular de forma perversa, cobarde, y, a tratar de sembrar temor con el cuento del Servicio Militar... ¿cuál Servicio Militar? ¡si tenemos un Ejército integrado por voluntarios!". Ortega los llamó "¡Falaces, mentirosos!", e incluso descuajó una crítica directa, sin mencionarlos, contra algunos obispos de la Conferencia Episcopal que han cuestionado esas leyes de defensa porque dicen ver ahí mucho militarismo y el resurgir del Servicio Militar Obligatorio. "Y aquellos que se hacen ecos, los fariseos que andan por todos lados, sepulcros blanqueados, les decía Cristo a esos falsos sacerdotes que, llenos de su investidura, también se suman a las campañas sucias, porque de verdad, da asco la actitud de quienes inmediatamente, no dudaron en manipular el envío de estas leyes, para que haya un estado de opinión adverso en contra del Gobierno, en contra del Ejército, en contra de la Institución armada, recurriendo a todas las mentiras y a todas las patrañas. Pero, gracias a Dios, el pueblo es el mejor testigo que aquí, nadie está forzado a incorporarse al Ejército y a la Policía; el servicio es voluntario. Esa es la mejor prueba que podemos dar ante el pueblo nicaragüense", expresó. Santos con Valenzuela El Presidente Daniel Ortega reveló que el viernes, el canciller nicaragüense Samuel Santos se reunió en Washington con el Subsecretario de Estado de los Estados Unidos para Asuntos del Hemisferio Occidental, Arturo Valenzuela. "Precisamente, el día de hoy fue recibido en Washington nuestro Canciller, el Compañero Samuel Santos, en horas de la mañana, por el Secretario para Asuntos Latinoamericanos", precisó. "Días antes me comuniqué también telefónicamente, y él mantiene su posición; la posición que dio a conocer el Presidente (Barack) Obama en Trinidad y Tobago, la posición que dio a conocer él aquí cuando visitó Nicaragua... de no interferir en los asuntos internos de los nicaragüenses. Ojalá y logren hacer establecer esos Principios, porque sabemos que hay otras fuerzas en el seno del Imperio, en las entrañas del Imperio, empeñadas en hacer lo contrario. Pero así es la vida, así es la historia, así son estas luchas", dijo el mandatario en una clara y evidente reacción a las advertencias hechas al media semana por la congresista republicana, Ileana Ros Letinhen del ala más dura del Partido Republicano y que va a presidir el Comité de Relaciones Exteriores, de que exigirá cortes de ayuda y presiones contra Venezuela, Cuba y Nicaragua. Lo que dijo el Jefe del Ejército El Comandante en Jefe del Ejército de Nicaragua, General de Ejército Julio César Avilés, aprovechó para aclarar en su discurso la posición de las fuerzas armadas respecto a las leyes de seguridad y defensa nacional y régimen de fronteras. "Aclaraciones sobre estos temas, lo hemos hecho a la Junta Directiva de la Asamblea Nacional, a los Jefes y Diputados de las diferentes Bancadas; todo con el ánimo de apoyar y contribuir con responsabilidad patriótica a que Nicaragua tenga, por primera vez en su historia, instrumentos legales modernos, que nos permitan estar en condiciones de enfrentar las amenazas y riesgos a la Seguridad Nacional. Leyes como éstas existen en países como México, Estados Unidos, Guatemala, Honduras, El Salvador, Costa Rica misma, Panamá y la gran mayoría de los países de América del Sur", explicó. Agregó Avilés que "los nicaragüenses debemos estar conscientes que las amenazas y los riesgos que nos acechan, deben ser enfrentados de manera preventiva y anticipada sobre la base de la Ley y de una estrategia articulada de Nación" y que "las amenazas y riesgos, son las situaciones inminentes hasta una dimensión de conflictos determinados por factores internos y externos", lo cual está establecido en el libro de la Defensa Nacional, que fue publicado en el año 2005… Destacó que las nuevas amenazas al Estado nicaragüense, lo constituyen el narcotráfico, el crimen organizado y sus actividades conexas. "Las amenazas tradicionales para nuestro país, siguen siendo las pretensiones históricas expansionistas de otros Estados, sobre nuestro territorio. Hay que recordar la pérdida de 25 mil kilómetros cuadrados al Norte de nuestro país, el que quedó en manos de Honduras en 1960. Vale recordar, que en julio de 1824, perdimos 13 mil kilómetros cuadrados de Guanacaste y Nicoya, quedando como territorio costarricense. ¿Acaso no es válido recordar que la parte Sur de Nicaragua fue ocupada por Costa Rica en 1857, pretendiendo apoderarse del Río San Juan, del Lago de Nicaragua y del Istmo de Rivas? ¿Acaso hoy la historia no se repite de nuevo, cuando a Nicaragua se le pretende cercenar espacios importantes de su territorio en el mar y del mismo río?", preguntó el jefe militar. Anotó que esta historia debe generar conciencia nacional "para disponernos todos, de una vez y para siempre, a no permitir jamás que se nos vuelva a cercenar una pulgada más del Territorio Nacional". Reveló que en 1990, durante el Gobierno de doña Violeta Chamorro, apareció en Nicaragua un funcionario del Gobierno hondureño de aquel entonces. Ese funcionario era el Doctor Jorge Arturo Reina, quien vino a pedir que el Gobierno de Nicaragua desestimara la demanda que teníamos en la Corte Internacional de Justicia contra Honduras, por facilitar el uso de su territorio para agredir a nuestro país en los años 80. A cambio de eso, Honduras se comprometía ante el Gobierno de Nicaragua, a no ratificar el Tratado Ramírez-López, firmado con Colombia en 1986, donde, sin tomarnos en cuenta, se repartían nuestras aguas en El Caribe. Nicaragua cumplió la solicitud de Honduras en 1992, y paradójicamente, el mismo funcionario hondureño vino, años después, durante el Gobierno del Doctor Arnoldo Alemán, en 1999, a comunicar que su país, es decir, Honduras, ratificaría en el Congreso, el Tratado referido para darle validez, procediendo en ese entonces el Congreso hondureño a su ratificación, el 30 de noviembre de 1999. "En pleitos de frontera no hay naciones hermanas," escribió el Poeta Pablo Antonio Cuadra en 1973. Trajo a colación que en 1977, Colombia y Costa Rica habían firmado, sin tomar en cuenta a Nicaragua, un Tratado de delimitación marítima, conocido como Fernández- Facio, en donde se le reconocía a Colombia espacios nicaragüenses en El Caribe, es decir, Colombia, Costa Rica y Honduras, han estado en una estrategia común contra Nicaragua, desde los años 70, 80 y 90. "Ya la Corte Internacional de Justicia resolvió el asunto relativo al Río San Juan. Pero ahora, que con todo el derecho del mundo lo estamos limpiando, aparecen nuevas acusaciones en contra de nuestro país, hablando de invasión de nuestras tropas, todo para impedir la limpieza de nuestro Soberano Río. Con estos datos, podemos afirmar que Nicaragua ha sido víctima de otros Estados que pretenden extender sus espacios territoriales a costa de nuestros territorios soberanos. Tenemos antecedentes de esta naturaleza desde hace más de 150 años", enfatizó Avilés. "¿Acaso no es el momento de unirnos? ¿Acaso no es necesario luchar con una estrategia nacional fortalecida por esos Proyectos de Leyes que están en manos de la Asamblea Nacional? La Ley de Defensa Nacional será el medio que tendremos los nicaragüenses para garantizar la Soberanía, la Autodeterminación, la Independencia, la Integridad Territorial y, sólo se asegurará cuando apliquemos un conjunto de medidas y acciones integrales destinadas a superar las amenazas y riesgos contra nuestro país", sostuvo. Destacó que "en interés de enfrentar estas amenazas y riesgo a la Nación, es que se plantea la necesidad de contar con estos instrumentos jurídicos". Expresó de manera categórica, "y con la absoluta franqueza con que siempre hemos hablado a nuestro pueblo, lo siguiente: que en estos Proyectos de Ley que están en la Asamblea Nacional, no existe posibilidad alguna de retomar el Servicio Militar con carácter obligatorio". "No hay que manipular las buenas intenciones de esta Nación, que trata por la vía de leyes modernas de crear las mejores condiciones y capacidades posibles, para su Defensa y su Seguridad. No hay razón para negarnos los nicaragüenses el Derecho soberano de contar con este tipo de norma jurídica. Siempre dijimos a la Asamblea Nacional, que ellos, como primer Poder del Estado, estaban en todo el derecho de hacer los ajustes que estimaran a bien, y que estas leyes no pretenden crear roces con la Constitución Política, pues, como primera ley de la Nación, todos le debemos respeto y obediencia", apuntó. Entre los cadetes graduados el fin de semana por el Ejército de Nicaragua se encuentra uno que terminó estudios en la academia militar de Estados Unidos, West Point, en donde también estudió y se graduó como Ingeniero Militar, el ex dictador nicaragüense Anastasio Somoza Debayle.

Descarga la aplicación

en google play en google play