Escúchenos en línea

Ley 715 fue la culpable de sobreseimiento del Interbank, dice Alba Luz Ramos

Managua. Radio La Primerísima. | 21 de Diciembre de 2010 a las 00:00
La Presidenta de la Corte Suprema de Justicia, Alba Luz Ramos, al ser entrevistada por el periodista Arturo McFields del Canal 12, culpó a la Ley 715 de ser la responsable por el sobreseimiento a favor de todos aquellos que fueron acusados de llevar a la quiebra fraudulenta al desaparecido Banco Intercontinental (INTERBANK) y responsabilizó de ello a los diputados liberales en la Asamblea Nacional. La magistrada recordó que esa ley fue aprobada en la Asamblea Nacional, promovida por la bancada liberal y que esa misma ley se aplicó para beneficiar a todos los que quebraron fraudulentamente el también desaparecido Banco Nicaragüense de Industria y Comercio (BANIC), cuyos directivos igualmente fueron sobreseídos definitivamente de todos los cargos. No hubo culpables, pero sí daño al erario nacional y esas pérdidas las asumió el Gobierno que las pagó con los Certificados Negociables de Inversión (CENIS). “Y ahí nadie dijo ni media palabra. No han hecho ningún escándalo. Pero yo creo que quien más año económicamente ha hecho a Nicaragua son los CENIS, porque con los CENIS fue requiebra bancos elevado al cubo, porque primero los créditos que se trasladaron a bancos que adquirieron los bancos quebrados se minimizaron y se declararon en categoría D cuando eran categoría A, luego de eso, a esos bancos se les indemnizó a través de los CENIS en unas tasas de interés altísimas”, explicó. Ramos insistió en que “la peor desgracia de nuestro país está ahí, en los CENIS”. Aclaró que ella no pretende defender a quien haya cometido actos fraudulentos contra un banco, sino que se hizo en base a una ley que fue aprobada por la Asamblea Nacional y mandó a cuestionar a quienes aprobaron la ley, no a los tribunales que la aplican. “Como se aplica al INTERBANK saltan y se rasgan las vestiduras, cuando se aplicó al BANIC se quedaron callados”, apuntó. Enfatizó que la CSJ solamente se ha limitado a cumplir lo que dice la ley y por tanto, “que dirijan sus cañones contra la Asamblea Nacional que hizo la ley, no contra el poder judicial que la está aplicando”, sentenció. Ahondó que cuando esta misma ley se aplicó para beneficiar a ex funcionarios del BANIC, “todo el mundo agachó la cabeza como el Avestruz”. Lamenta liberación de narcos La magistrada aseguró que es política del Estado de Nicaragua luchar contra el narcotráfico, y no liberar a los narcos que sean capturados. Las declaraciones fueron hechas luego de que nueve de catorce nicaragüenses que estaban condenados por narcotráfico fueron liberados, "por falta de pruebas", por una sentencia de un tribunal de apelaciones de Grananda. Los nueve liberados habían sido condenados por delitos de narcotráfico por la jueza de distrito de lo penal de Rivas, Ivette Toruño, quien tomó en cuenta que la policía había decomisado a los acusados 68 kilos de cocaína, 199.820 dólares y tres vehículos, indicó la fuente. Alba Luz Ramos explicó que ella no ha visto del caso, pero espera verlo en casación, aunque reconoció que los acusados fueron capturados con pruebas en el municipio de Cárdenas, en el departamento de Rivas. La magistrada añadió que si se encontró droga, esa es la prueba evidente y es en sí un delito, y sostuvo que la justicia no está para lavarle la cara a la Policía Nacional, pero tampoco para dejar libre a los narcotraficantes. Ramos lamentó la sentencia del Tribunal de Apelaciones de Granada, aunque no la ha visto, pero por los hechos conocidos cree que no fue correcta. Sin embargo, consideró de “correcto” el trabajo de jueces y magistrados y sentenció que quienes nos se ajusten a las leyes o usen subterfugios legales para violarlas se atengan a las consecuencias. Los magistrados han aumentado su efectividad trabajando colegiadamente La cantidad de casos resueltos por los magistrados mejoró dramáticamente a partir del mes de junio en el que se introdujo un método colegiado de trabajo, sostuvo Ramos. "Esa es una buena lección aprendida este año. Pese a la crisis política y mediática provocada, yo creo que nosotros logramos aprender la lección de que en conjunto, como cuerpo colegiado, se trabaja con mayor eficiencia y mayor eficacia" dijo la magistrada. "El número de sentencias que sacamos este año prácticametne se duplicó. El total de sentencias fue de 1284 en todas las materias: penal, civil, constitucional y conteciosa-administrativa. (...) Es importante recalcar que la cantidad de casos sacados de junio a diciembre es mucho mayor que de enero a junio. O sea, que en momentos de crisis fue cuando más casos sacamos", explicó. "Por ejemplo, en la sala constitucional, de enero a junio se sacaron 152 casos, y de junio a diciembre se sacaron 686 casos. En la sala civil, de enero a junio sacamos 12 casos, y de junio a diciembre sacamos 247 casos. Y donde estuvo más o menos equilibrado en los dos períodos es en la sala penal, donde de enero a junio se sacaron 82 casos y de junio a diciembre, 93 casos", sostuvo. Alba Luz Ramos recordó que en la sala penal por lo general se hacen audiencias. "Y en lo contencioso-administrativo, que es donde menos se saca, en todo el año se sacaron 12, pero igual, de enero a junio se sacaron 4 y de junio a diciembre se sacaron 8", agregó. "O sea", explicó, "que el Poder Judicial debe seguir trabajando de una manera colegiada. Ese método que se tenía, de hacer circular un expediente por las oficinas de los magistrados atrasaba mucho el trabajo. Un magistrado la podía sacar (la sentencia) en un día o en tres días, pero otros magistrados se dilataban meses". "Pero si se lleva la sentencia a la reunión y se trabaja todos los días, que fue lo que estuvimos haciendo de junio a diciembre, la Corte cambió totalmente su ritmo de trabajo, se vio un aumento sustancial en el número de casos resueltos. Yo creo que ese es un método de trabajo que tenemos que adoptar para el próximo año aún cuando ya se hayan elegido las salas", concluyó.

Descarga la aplicación

en google play en google play