Escúchenos en línea

«Se oyeron disparos y huimos» dice hondureño testigo de secuestro

Oaxaca. AFP. | 22 de Diciembre de 2010 a las 00:00
"El tren se detuvo bruscamente y se empezaron a escuchar gritos y disparos y muchos nos echamos al monte", contó a la AFP Alejandro, un hondureño que asegura escapó de un secuestro masivo de indocumentados en el sur de México, hecho también denunciado por el gobierno de El Salvador. Alejandro, que viajaba junto a su hijo de 23 años, no alcanzó a ver a los presuntos hombres armados que se llevaron a alrededor de 50 de los indocumentados con los que viajaba clandestinamente la noche del pasado jueves en un tren de carga por Oaxaca (sur). Prevenido por los compañeros de caminos y los activistas que alertan de la ola de secuestros de inmigrantes que vive México, el hondureño saltó del último vagón del tren apenas escuchó los ruidos y emprendió la huida separándose de su hijo. "No miré para atrás. Lo único que quería era salvar mi vida y me escondí en el monte", recuerda en conversación telefónica desde el refugio católico para inmigrantes de Ixtepec (Oaxaca) 'Hermanos en el camino'. Pasado el peligro, regresó a la vía férrea y se reencontró con otras personas que también viajaban en el tren. "Allí me dijeron que los hombres llevaban armas de fuego y machetes y habían secuestrado a mujeres, hombres y niños", explicó. Alejandro ya había recorrido México unos años atrás para llegar a Estados Unidos. "Entonces era tranquilo. Ahora es lo más horrible que puede suceder por la delincuencia, por los secuestros", lamenta. El gobierno mexicano afirmó el martes que no tiene pruebas de este secuestro masivo. Sin embargo, un día después trasladó a Ciudad de México para testificar a una docena de centroamericanos que también se refugiaron en el albergue de Ixtepec del sacerdote y activista Alejandro Solalinde. Alejandro es el último de los supervivientes que sigue en el refugio, pero tiene previsto emprender este miércoles de nuevo la ruta hacia el norte a pesar de que hombres armados los están acechando, según ha denunciado Solalinde. "No he visto aún a mi hijo, pero sé que ya está en camino", asegura.

Descarga la aplicación

en google play en google play