Escúchenos en línea

El maíz subió 36% en tres meses por el mal clima

Ciudad de México. La Jornada. | 25 de Diciembre de 2010 a las 00:00
El precio internacional del maíz aumentó 36 por ciento en los pasados tres meses, el doble del incremento promedio registrado por un conjunto de productos alimentarios de consumo básico monitoreado por el Banco Mundial. La reciente alza en el costo de los alimentos, cuyo precio se acercó al "pico" registrado en 2008, ha sido causada por condiciones meteorológicas adversas en los principales países productores de cereales, indicó el organismo. El Índice de precios de alimentos del Banco Mundial aumentó 17 por ciento entre agosto y noviembre pasados y se sitúa ahora 11 por ciento abajo del nivel máximo que se dio a mediados de 2008, medido en términos nominales, y sólo 8 por ciento menos medido en términos reales, es decir, considerado el efecto inflacionario, destacó el Banco Mundial en un reporte publicado este mes. "Los precios internacionales de los alimentos se han incrementado bruscamente en los meses recientes", advirtió el Banco Mundial. El aumento en el Índice de precios de alimentos, explicó, ha sido causado principalmente por un mayor costo de granos básicos, que han subido en promedio 21 por ciento entre agosto y noviembre de este año. En particular los precios del maíz y el trigo se elevaron 36 y 11 por ciento, respectivamente, entre agosto y noviembre, básicamente debido a problemas causados por fenómenos meteorológicos en los principales países exportadores de estos alimentos. Los incrementos en maíz y trigo –que junto con el arroz forman la pirámide básica de consumo en los países en desarrollo– ocurrieron después de alzas significativas en el trimestre de junio a agosto de este año, periodo en que los aumentos ya habían sido de 56 y 74 por ciento, respectivamente. La producción de trigo y otros granos en la Unión Europea, Canadá y Estados Unidos fue revisada a la baja, añadiendo preocupaciones a un mercado que ya resentía el efecto de una menor oferta por parte de Rusia, Ucrania y Kazajstán, productores afectados por incendios y sequías este año. Además, las lluvias de las semanas recientes dañaron cosechas de trigo en Australia lo que, a decir del Banco Mundial, aumenta la posibilidad de que una porción importante de la producción no sea aprobada para consumo humano. Los inventarios mundiales, que parecían suficientes en el trimestre previo, se empiezan a recalcular a la baja y la posibilidad el próximo año depende de un alivio al alza de precios críticamente de la respuesta de producción, consideró el organismo internacional. De acuerdo con datos del Banco Mundial, mil 100 millones de personas subsisten con menos de un dólar (12.50 pesos) al día y 923 millones están desnutridas en el planeta, aún antes de producirse las crisis de los alimentos y los combustibles en 2008 y la crisis financiera de 2009. Cuando el precio de los alimentos es alto, los pobres comen menos o bien sustituyen los alimentos por otros más baratos y de menor calidad o se abstienen de gastar en salud y educación, apuntó el organismo.

Descarga la aplicación

en google play en google play