Escúchenos en línea

Magistrado liberal en el CSE analiza descalabro de oposición en 2010

Managua. Informe Pastrán. | 27 de Diciembre de 2010 a las 00:00
A juicio del Magistrado de ascendencia liberal en el Consejo Supremo Electoral, René Herrera Zúniga, "la oposición nicaragüense demostró a lo largo de 2010 una asombrosa capacidad para perder". "Y es que jugó todo el tiempo a la teoría harvariana de "el poder de la pose", que plantea que si uno dice que tiene poder y adopta la pose de tenerlo, la gente creerá que lo tiene y crecerá así una enorme capacidad para intimidar a sus adversarios. Gritando improperios, amenazando una y otra vez, siempre terminó haciendo lo contrario de lo que decía. Y es que en 2010 nunca tuvo poder para intimidar a sus adversarios internos ni al gobierno. La oposición se quedó solo con la pose. Y nada más", dijo Herrera a INFORME PASTRAN durante una larga entrevista. ¿Porqué le salió todo mal a la oposición durante 2010? ¿Cómo una fuerza mayoritaria, teniendo todo el respaldo de los medios, de los organismos diplomáticos y financieros dependientes de los Estados Unidos y de la cooperación europea, siempre perdió en sus batallas políticas?, preguntamos. Herrera considera que "esos respaldos le hicieron daño, porque no los supieron administrar". "La marearon con encuestas amañadas, editoriales alucinantes y falsas poses de poder. Encantados con la arrogancia y la soberbia de sus líderes, los cuadros intermedios no necesitaron ni pusieron talento, malicia política y distancia en cada una de sus apuestas; nadando en dinero y elogios exagerados de sus patrocinadores mediáticos perdieron el rumbo, equivocaron la selección de sus adversarios y se proclamaron vencedores de todas las batallas antes de librarlas. Y resultaron siempre un fracaso", reitera. Resalta René Herrera que al llegar a diciembre de 2010, "ni el Movimiento vamos con Eduardo, ni la Alianza Liberal (ALN) que él asumió como suya (en el 2006), cuentan con algún apoyo significativo. Eduardo Montealegre ya no es el líder opositor buscando la Presidencia de la República. Sus estructuras, sin el incentivo de buscar el poder, están resquebrajadas y sin rumbo. Y lo que es grave, es que son estas organizaciones las que Eduardo ofrece para respaldar a un nuevo "líder opositor" para competir en las elecciones del año próximo". Agrega que otro error de la oposición fue enfrascarse en los pleitos de liderazgo, entre Eduardo Montealegre y Arnoldo Alemán. "El pleito de liderazgo entre Montealegre y Alemán, que ya había quedado resuelto a finales del año pasado, no fue cerrado de manera definitiva en 2010, pues aunque Montealegre perdió, Alemán no quiso entender que había ganado y falló una y otra vez en el manejo de los tiempos, perdiendo oportunidades para ajustar sus estrategias. Esto ha obligado a Alemán a pagar altos costos casi todo el año", sostiene. Considera el empresario radial, Fabio Gadea como que "el nacimiento del nuevo líder: un jinete sin sombrero, sin pañuelo y sin caballo". "El desenlace del pleito de liderazgo Alemán-Montealegre ha resultado en la repentina aparición de un tercero en discordia fabricado en un fin de semana, como candidato express. Más vista al principio como una escalera para que Eduardo se bajara del caballo, la candidatura de Fabio Gadea se ha vuelto para los adversarios de Arnoldo Alemán, una opción electoral para enfrentar con éxito a Daniel Ortega y a Arnoldo Alemán, en las elecciones del año próximo", alega Herrera, quien subraya que ha sido presentado al comienzo de su aparición como poseedor de un alto respaldo en la Escuesta de MyR, "Gadea no ha logrado crecer esos respaldos y más bien se ha desplomado en encuestas posteriores". "Precisamente los resultados de la reciente encuesta de MyR parecen más intencionados a revelar el estancamiento de Arnoldo Alemán que a revelar los notables ascensos de Daniel Ortega y a revelar el significativo desplome de Fabio Gadea", apunta. Considera que debido al desplome de Fabio Gadea en la última encuesta de MyR ha provocado que el diputado Eduardo Montealegre aparezca nuevamente en escena, en medios de comunicación, como el asesor principal de Gadea en todas las reuniones en donde hay cámaras de televisión. "Esto último, sin embargo, no puede ser ocultado y las previsibles consecuencias de ello, parecieran explicar la repentina aparición de Eduardo Montealegre en solo 48 horas en todos los medios de radio y televisión del país, pidiendo vehementemente que (Arnoldo) Alemán se baje del caballo", sostiene René Herrera. "¿Qué pretende esta encuesta y la campaña de tono defensivo que asumen los creadores de la candidatura de Gadea? ¿Asustar a la oposición marcando un inevitable triunfo electoral de Ortega?, ¿mostrar sin decirlo en voz alta, que Fabio Gadea no es la pieza que dijeron que era y presentar, de manera sutil, nuevamente a Montealegre como la tabla de salvación? ¿Manipular la idea y colocar a Alemán en la defensiva? ¿Qué de mágico ha ocurrido en Nicaragua desde las encuestas de MyR de diciembre del año pasado para que hoy las encuestas del mismo MyR en diciembre de 2010 digan cosas diferentes?", pregunta él mismo y responde que "en diciembre de 2009 MyR Consultores decía que los liberales eran un mito como mayoría, que los sandinistas no rebasaban su base electoral de 30 por ciento, que no despertaban mucha esperanza en la población y que los independientes eran la gran mayoría, que decidía que Eduardo Montealegre era el líder de la oposición. Todo era Eduardo y Eduardo era todo". "Hoy, en diciembre del 2010 apenas un año después, ya Eduardo Montealegre no es el jinete líder de la oposición y sus caballos, Movimiento Vamos con Eduardo y Alianza Liberal, no intimidan electoralmente a nadie. La escalera de Eduardo para bajarse del caballo se convirtió en causa para inventar en un fin de semana y en una olla express un "Nuevo líder de la oposición", al que le colocaron en una encuesta altas posiciones porcentuales y que luego, inexplicablemente no solo no crecieron sino que bajaron sustancialmente en poco tiempo", insiste René Herrera al analizar el desempeño de la oposición en el 2010. Cree el Magistrado del CSE, René Herrera, que si alguien estuvo ligado al éxito fue el gobierno sandinista y en particular de Daniel Ortega. "El FSLN ha rebasado sustancialmente su base electoral y la confianza de la población en su gobierno ha crecido significativamente. Hay un amplio consenso en el país que Daniel Ortega ha hecho un buen gobierno y que ha manejado adecuadamente sus relaciones económicas internacionales y sus relaciones con sectores claves de la economía y la sociedad. También se percibe que ha manejado correctamente el problema con Costa Rica. Por lo tanto una previsible victoria electoral, marcada por las encuestas recientes, no sirve para meter el mono a nadie", considera. En el lado de los liberales del PLC, "debe señalarse que pese a sus errores en el manejo de los tiempos y en la ejecución errática de una estrategia adecuada, Arnoldo Alemán siguió en pie, aguantando la embestida de todos contra él". "Los adversarios suyos no parecen conocerlo pues suponer que un pedido de Eduardo Montealegre sustentado en una encuesta como la reciente de MyR, sea suficiente para pedirle que se retire de de la candidatura presidencial, es una ingenuidad total. En resumen, la oposición ha tenido un mal año y no ofrece mejores expectativas para el próximo año. Su fachada vacía contrasta con la del sandinismo, que muestra en el colorido de sus paredes una fuerza duradera y esperanzadora", precisó.

Descarga la aplicación

en google play en google play