Escúchenos en línea

Nicaragua responde a tendencioso editorial de The Washington Post

Washington. Radio La Primerísima / El 19 Digital. | 28 de Diciembre de 2010 a las 00:00
El Embajador de Nicaragua en Estados Unidos, Francisco Campbell, envió una carta al diario The Washington Post, en la que responde a un tendencioso editorial publicado el pasado 26 de diciembre sobre nuestro país. En el editorial, The Washington Post acusa a Obama de ser "blando" con Nicaragua ante la supuesta invasión de territorio costarricense. En la nota, dirigida a Fred Hiatt, jefe de la Página Editorial de dicho diario, nuestro representante ante EEUU señala que el artículo -titulado "Soft on Nicaragua: Invade a neighbour and be declared a candidate for US aid"- refleja la "mentalidad intervencionista que por tantos años ha causado gran daño a las relaciones entre Estados Unidos y sus vecinos latinoamericanos". Asimismo, Campbell rechaza la tergiversación que hace The Washington Post sobre las operaciones de limpieza que realiza Nicaragua de manera soberana sobre nuestro Río San Juan. "Presentar la disputa con Costa Rica surgida luego que Nicaragua inició operaciones de limpieza del Río San Juan como una invasión de un vecino, es totalmente falso y en consecuencia, debe ser rectificado en beneficio de los lectores de su Diario que merecen ser informados con la verdad", exige el compañero Campbell. A continuación, la nota íntegra (en español e inglés) del embajador Campbell: VERSIÓN EN ESPAÑOL: Nota al Editor de la Página Editorial del The Washington Post en respuesta al Artículo “Soft on Nicaragua: Invade a neighbour and be declared a candidate for US aid”, de diciembre 26, 2010. Su desafortunada caracterización de la política de la Administración Obama hacia lo que Usted describe como “la izquierda antidemocrática de América Latina” en su Editorial del 26 de diciembre, 2010 titulado “Soft on Nicaragua: Invade a neighbour and be declared a candidate for US aid” es una opinión a la que el gobierno de Estados Unidos puede responder si lo estima conveniente, por lo que me reservo cualquier comentario sobre esa parte del Editorial, aún cuando es preciso señalar que el contenido continúa reflejando la mentalidad intervencionista que por tantos años ha causado gran daño a las relaciones entre Estados Unidos y sus vecinos latinoamericanos. Sin embargo, presentar la disputa con Costa Rica surgida luego que Nicaragua inició operaciones de limpieza del Río San Juan como una invasión de un vecino, es totalmente falso y en consecuencia, debe ser rectificado en beneficio de los lectores de su Diario que merecen ser informados con la verdad. La soberanía de Nicaragua sobre el Río San Juan es ampliamente reconocida en los Tratados pertinentes así como en el Fallo de la Corte Internacional de Justicia del 23 de julio del 2009. La frontera con Costa Rica inicia en la ribera sur del río. Es un Derecho soberano de Nicaragua asumir su responsabilidad de salvaguardar, proteger y mantener la navegación ordenada y fluida sobre el curso del río y es exactamente lo que nuestro país ha estado haciendo. En consecuencia, describir la presencia de fuerzas de seguridad nicaragüense en una isla en el Río San Juan como una invasión a territorio costarricense carece de fundamento alguno y es claramente absurdo, ya que Costa Rica no posee territorio en el Río San Juan. Asimismo, es importante destacar que Nicaragua desde un inicio, ha reiterado su voluntad de participar en discusiones bilaterales con contrapartes costarricenses para abordar cualquier inquietud que puedan tener respecto a la operación que Nicaragua realiza dentro y a lo largo del Río San Juan, incluyendo nuestros esfuerzos para combatir el narcotráfico y el crimen organizado en el área. Esta oferta se mantiene, aunque el caso ya se encuentra radicado en la Corte Internacional de Justicia donde debió ser llevado desde un inicio y no ante la Organización de Estados Americanos cuyo mandato no incluye atender asuntos limítrofes y territoriales entre los estados miembros. Nicaragua tiene plena confianza en la Corte Internacional de Justicia y siempre ha respetado sus fallos. Nuestra respuesta ante cualquier decisión que la Corte pueda tomar sobre la presente disputa con Costa Rica no será la excepción. Francisco Campbell Embajador de Nicaragua VERSION EN INGLÉS: Letter to the Editor Your unfortunate characterization of the Obama Administration policy towards what you describe as “Latin American antidemocratic left” in your December 26, 2010 Editorial entitled “Soft on Nicaragua: Invade a neighbor and be declared a candidate for U.S. Aid”, is an opinion for the U.S. Administration to deal with if it so wishes, so I will refrain from any comments on that part of the Editorial other than to say its content reflects the interventionist mindset that over the years has done great harm to the relationship between the United States and its Latin American neighbors. However, the portrayal of the dispute with Costa Rica that arose after Nicaragua undertook cleaning operation of the San Juan River as an invasion of a neighbor is inaccurate and therefore, should be rectified for the benefit of your readers who deserve to be truthfully informed. Nicaragua’s sovereignty over the San Juan River is clearly recognized in the relevant Treaties and World Court Ruling of July 23rd, 2009. The border with Costa Rica begins on the southern bank of the river. Sovereign right carries with it the responsibility to safeguard, protect and maintain orderly and fluent navigation along the course of the river, which is exactly what Nicaragua has been doing. To describe the presence of Nicaragua security forces on an island in the San Juan River as an invasion of Costa Rica territory is therefore baseless and patently absurd, for Costa Rica has no territory in the San Juan River. Likewise, it should be pointed out that Nicaragua, from the outset, has stated its openness to bilateral discussions with Costa Rican counterparts to address any concern they may have about the Nicaragua operation in and along the San Juan River, including our efforts against drug trafficking and organized crime in the area. This offer still stands even though the dispute is now before the International Court of Justice where it should have been taken in the first place, rather than the OAS that has no mandate to deal with territorial disputes between states. Nicaragua has full confidence in the International Court of Justice and has always respected it’s rulings. Our response to whatever decision the Court may take on the present dispute with Costa Rica will not be an exception. Francisco Campbell Ambassador of Nicaragua to the United States of America Washington, D.C., December 28, 2010

Descarga la aplicación

en google play en google play