Escúchenos en línea

No hay avance en investigación de secuestro de migrantes en Oaxaca

Ciudad de México. La Jornada | 31 de Diciembre de 2010 a las 00:00
Los gobiernos de México y de Honduras acordaron instalar en enero próximo un grupo de alto nivel con el fin de enfrentar la inseguridad que padecen los migrantes centroamericanos en su paso por nuestro territorio rumbo a Estados Unidos. El vicecanciller hondureño, Alden Rivera, y las secretarías de Relaciones Exteriores (SRE) y de Gobernación (SG), así como la Procuraduría General de la República (PGR), informaron que el grupo promoverá el avance en cinco de los 21 puntos acordados en la reunión ministerial del 8 de octubre pasado, que se efectuó en el Distrito Federal con la participación de 17 países de Latinoamérica. Los cinco puntos se refieren a la realización de campañas de prevención dirigidas a los migrantes para que conozcan los riesgos a que se pueden enfrentar, esquemas que faciliten la denuncia de delitos y mecanismos que incentiven la participación de organizaciones sociales y las comisiones nacionales de Derechos Humanos en el tema de la inseguridad. También mencionan el uso de plataformas informáticas para reforzar la investigación y persecución de los ilícitos y acercarse a las instituciones financieras y empresas que envían dinero, con el fin de obtener información sobre los casos en que las remesas son utilizadas para el pago de rescates. La integración del grupo de alto nivel se acordó durante la visita de tres días que hizo el vicecanciller a México, tras los dos presuntos secuestros masivos de centroamericanos que se habrían cometido los pasados días 16 y 22 en Oaxaca. Durante la estancia del funcionario hondureño también se acordó la creación de un mecanismo de comunicación y de acción entre las cancillerías de los dos países, con el fin de abordar y dar seguimiento a los problemas de inseguridad, con base en el principio de corresponsabilidad. Se informó que los gobiernos de la región serán invitados a sumarse a esta instancia y a la comisión. En conferencia de prensa, Alden Rivera reconoció la preocupación y la decisión del gobierno mexicano para enfrentar la inseguridad que padecen los migrantes centroamericanos a manos del crimen organizado. Es un problema enorme que afecta la vida de miles de personas y es peligroso para la gobernabilidad de las naciones, señaló. Recordó que la Comisión Nacional de los Derechos Humanos estima en 25 mil los casos de centroamericanos secuestrados al año en territorio mexicano. Teniendo en cuenta el flujo de migrantes de su país, consideró que unos 10 mil plagios corresponderían a hondureños, es decir, alrededor de 30 por día. Durante la rueda de prensa, efectuada en la embajada de Honduras, dijo que no hay avances concretos en las investigaciones sobre el plagio de centroamericanos en Oaxaca. No existen datos que puedan decir que esos migrantes están recluidos en alguna casa de seguridad o pruebas concluyentes de que han sido liberados, abundó. Si bien hay familias hondureñas que han recibido solicitudes de pago de rescate, destacó que eso no es un testimonio determinante, pues en otras ocasiones se ha observado que se trata de engaños. Por ejemplo, recordó que a parientes de los migrantes ultimados en Tamaulipas les hicieron demandas de ese tipo, aun cuando los cuerpos de las víctimas ya estaban en proceso de repatriación. Agregó que es necesario esperar que avancen las pesquisas, luego de ratificar que el cártel de Los Zetas opera en su país, al igual que en Guatemala, aunque en Honduras lo hace con menor intensidad. Resaltó que ese grupo y en general el crimen organizado tiene presencia en toda la región centroamericana. Sabedor de que las acciones pactadas en su visita son similares a las que se acordaron en la reunión ministerial de octubre, puntualizó que se debe pasar de lo enunciativo a la intervención directa, y de eso están convencidos los gobiernos. La idea de crear una comisión bilateral de alto nivel –en la que intervendrán funcionarios de la SRE, la SG, la PGR, el Instituto Nacional de Migración (INM) y sus contrapartes hondureñas– es hacer efectivos los acuerdos del citado encuentro, subrayó. Explicó que sólo se están tomando los puntos que se pueden concretar de manera más rápida. Por lo demás, informó que en su encuentro con el comisionado del INM, Salvador Beltrán del Río, pidió que los operativos de detención de migrantes se realicen de día, porque cuando son nocturnos los centroamericanos no pueden diferenciarlos de un ataque del crimen organizado. Señaló que solicitó mayor vigilancia en la ruta del tren, donde transita 80 por ciento de los hondureños, y crear condiciones de vigilancia para salvaguardar sus derechos humanos. Sobre el tema, la SRE, la SG y la PGR informaron en un comunicado conjunto que dichos operativos se llevarán a cabo sin menoscabo de las garantías individuales de los migrantes. Durante su estancia de tres días en México, el vicencanciller de Honduras se entrevistó con los subsecretarios para América Latina, Rubén Beltrán, y de Población y Migración, René Zenteno, así como con el subprocurador Jurídico y de Asuntos Internacionales, Jorge Lara.

Descarga la aplicación

en google play en google play