Escúchenos en línea

Costa Rica dice que acatará decisión de La Haya

Londres. BBC.mundo/Radio La Primerísima. | 30 de Enero de 2011 a las 00:00
El canciller de Costa Rica, René Castro, dijo en Londres, en una entrevista concedida a la cadena BBC Mundo, que su país acatará cualquier resolución que tome la Corte Internacional de Justicia, CIJ, con sede en La Haya, Holanda, por un pretendido conflicto limítrofe con Nicaragua. Al parecer el canciller tico cambió la forma y el tono de su discurso contra Nicaragua y esta vez no mencionó que si la resolución de la Corte le es desfavorable a su país, éste escalaría el inventado conflicto a instancias mayores, como ya había amenazado en ocasiones anteriores, de llevar la disputa al Consejo de Seguridad de la ONU. ¿Cuáles son entonces las alternativas de Costa Rica? –pregunta BBC Mundo- Castro: "Costa Rica acatará cualquier decisión de La Haya". Nosotros fuimos a la Corte Internacional de Justicia (CIJ) después de haber ido a la OEA, porque Nicaragua decidió que la OEA no era un órgano legítimo, desconoció sus peticiones y más bien se separó -por lo menos temporalmente- de ese ente. Fuimos a la CIJ porque la corte obliga a un tratamiento mucho más riguroso de los planteamientos. Y porque al final Nicaragua también indicó que ese era su foro preferido, y en el que tenía confianza. Tenemos la esperanza de que en unas semanas se resuelva el tema de nuestra petición de medidas cautelares. El otro tema, el de fondo, va a tomar varios años. ¿El tema de fondo siendo la disputa sobre los límites, una disputa territorial? No ha habido una disputa territorial en 113 años. Lo que ha habido aquí ahora es un intento de redefinición de límites. Nosotros hemos denunciado que se ha abierto un canal artificial con el argumento de que ese canal existió hace 200 años, pero Nicaragua no pudo presentar en la corte ningún mapa, ningún documento apoyando esa tesis... Lo que presentó fue una solicitud de redefinición de fronteras con una interpretación muy imaginativa de las palabras del tratado original de 1858, pero nos quedó debiendo a todos las pruebas. Pero eso lo tiene que determinar la Corte, ¿no? ¿Está Costa Rica dispuesta a aceptar cualquier decisión de la corte de La Haya? Absolutamente. Costa Rica no tiene ninguna otra alternativa que no sea el uso Derecho Internacional y la Corte juega un papel fundamental. Creemos que su resolución va a ser acatada, esperamos que por las dos partes. Y en el caso nuestro tenemos la esperanza de que sea una definición rápida, porque hay un daño ambiental que exacerba y genera mucha ansiedad en el pueblo costarricense, especialmente en los jóvenes. El tema el daño ambiental derivado de los trabajos de dragado que se realizan en un río que es exclusivamente nicaragüense también es parte de la demanda. Pero para Nicaragua eso demuestra que Costa Rica pretende soberanía compartida sobre el río San Juan? Lo que pasa es que estamos frente a dos proyectos distintos. Uno es el que Ud. mencionó, en el que por supuesto nos preocupan los efectos indirectos que ese dragado pueda provocar sobre Costa Rica. Pero en eso nuestra acción fundamentalmente es monitorear, controlar, medir, verificar que no suceda algo. Y si sucede algo, pues actuar. ¿Significa eso que una vez que la CIJ determine cual es el recorrido del río que debe delimitar la frontera Costa Rica reconocerá el derecho de Nicaragua a realizar cualquier trabajo sobre el San Juan? Costa Rica no tiene mucho que opinar de lo que Nicaragua haga en su territorio o en su río. Lo que cuida, monitorea y vigila es el impacto de cualquier obra de Nicaragua y de cualquier otro país sobre el territorio costarricense. Por otro lado, sin embargo, rechazamos de plano la afirmación de algunas autoridades nicaragüenses de que el tratado les permite usar territorio costarricense, por ejemplo para poner sedimentos del dragado, y que su única obligación es indemnizar. Para nosotros eso es inaceptable. Creemos que eso fue reservado en el tratado para que si se producía ese daño de manera indirecta, castigarlo con una indemnización, pero no significa que se tiene un cheque en blanco para actuar en el lado nicaragüense sin tener cuidado del impacto en el territorio de Costa Rica. ¿No sería eso una prerrogativa, un costo del ejercicio de la soberanía nicaragüense sobre su territorio? Ahí está por ejemplo el proyecto minero de Las Crucitas: Costa Rica reivindicó en su momento su derecho a seguir adelante con el proyecto a pesar de su posible impacto sobre el territorio de Nicaragua? Lo interesante es que en esa oportunidad ONGs nicaragüenses y costarricenses hicieron debates, marcharon juntos, y ahora nos han dicho que no los dejan hacerlo, que no les dan permiso. Y en Costa Rica ese mismo caso hizo que organizaciones plantearán ante la corte una revisión, que hizo que el proyecto en este momento se encuentre paralizado, por decisiones internas. ¿Decisiones internas? Al fin de cuentas fue una decisión soberana de Costa Rica. Sí, pero nosotros recibimos abiertamente a las ONGs nicaragüenses que opinaron sobre el proyecto Crucitas y el posible daño, el eventual daño que este proyecto podría producir en Nicaragua, como efecto secundario. Y ahorita no estamos hablando de un eventual daño, estamos hablando de un daño real, que Costa Rica reclama y que Ramsar ha verificado. En su momento Costa Rica mencionó la oportunidad de invocar al TIAR, un tratado que obliga a los países signatarios a apoyarse militarmente en caso de agresión. ¿Es una opción que están considerando? No. Nosotros decidimos ir exclusivamente por el Derecho Internacional. Lo que si analiza Costa Rica es que hay una posibilidad de que este precedente sea utilizado en otros puntos del territorio. Y eso amerita que los entes multilaterales, como la OEA y la misma ONU, se modernicen, sean mas eficaces, para que los ocho países del continente americano que hemos decidido no tener ejército ?Costa Rica, Panamá, Haití y cinco pequeñas islas del Caribe- tengamos ese derecho y no por ello renunciemos a una defensa de nuestra soberanía con fuerza, con seguridad. ¿Pero Costa Rica también ha hablado de la necesidad de modernizar sus fuerzas de seguridad? Costa Rica carece de una policía de fronteras profesional y la policía tradicional tiene una limitada capacidad de defensa y ciertamente cero o ninguna capacidad de ataque? Y nosotros tenemos que estudiar y debatir con más profundidad cuál es la eficacia de los organismos multilaterales y valorar como Costa Rica moderniza su policía y se adecua, por un lado, a situaciones como esta que ha sucedido en la frontera. Pero, por otro lado, también a la depredación de nuestros mares o recursos naturales, o a los ataques del crimen organizado que no son iguales a los que habían hace 20 años o, incluso, diez años atrás. ¿Ve Usted oportunidades en medio de esta crisis? Con Nicaragua va a darse un periodo largo de reconstrucción de confianza, de las relaciones, de volver a tener una política de buenos vecinos, pues creo que han sido seriamente dañadas. Con Panamá tenemos un acuerdo firmado para el trabajo transfronterizo que antes del conflicto le habíamos propuesto a Nicaragua hacer igual... Desgraciadamente, nunca nos contestaron, y en los últimos tres meses nosotros nos sentimos agredidos y con poca voluntad de trabajo. Va a haber que hacer un esfuerzo de reconstrucción de una relación deteriorada, pero no va a ser fácil.

Descarga la aplicación

en google play en google play