Escúchenos en línea

Callahan presiona por sus observadores electorales

Managua. Agencia ACAN-EFE. | 17 de Febrero de 2011 a las 00:00
El embajador de Estados Unidos en Managua, Robert Callahan, expresó hoy su esperanza en que las elecciones presidenciales y parlamentarias previstas para el 6 de noviembre próximo sean "abiertas, transparentes y justas". El diplomático estadounidense dijo a periodistas que también espera que las autoridades electorales nicaragüenses inviten cuanto antes a observadores internacionales y locales "creíbles" para que sean garantía de resultados "confiables" para la ciudadanía. "Nuestra esperanza es que las elecciones sean abiertas, transparentes, justas y sean también bien observadas", declaró Callahan, tras participar en un acto público. El embajador afirmó que su país se une a las voces de la Iglesia católica nicaragüense, al empresariado, organismos cívicos, partidos de oposición y a otros integrantes de la comunidad internacional, que demandan la observación "creíble" nacional e internacional para esos comicios. "Es importante que la observación empiece con seis, siete u ocho meses de anticipación", agregó. Recordó que en las últimas elecciones nacionales, en noviembre de 2006, que ganó el actual mandatario Daniel Ortega, fueron vigilados por organismos internacionales y locales, los cuales reconocieron la victoria electoral de los sandinistas. Ortega dijo el mes pasado que en los comicios de noviembre no quiere más "intervenciones" en las elecciones, lo que ha sido interpretado por distintos sectores políticos de que no permitirá la observación. "Si quieren venir (observadores extranjeros) a acompañarnos, que nos acompañen, pero no queremos controladores de nuestras elecciones", señaló Ortega. El Consejo Supremo Electoral ha dicho, por su lado, que en esos comicios acreditará "acompañantes", no observadores, aunque no ha explicado el alcance que tendrán.

Descarga la aplicación

en google play en google play