Escúchenos en línea

Ticos provocan en la frontera movilizando a 2.000 de sus «policías»

San José. Radio La Primerísima / dpa. | 25 de Febrero de 2011 a las 00:00
El Ministerio de Seguridad Pública de Costa Rica está reuniendo una fuerza de 2.000 hombres para vigilar la zona fronteriza con Nicaragua, anunció el titular de la cartera, José María Tijerino, inseguro acerca de la solidez del caso que lleva adelante contra nuestro país en La Haya. "Estamos reuniendo a unos 2.000 hombres de los más confiables que tenemos nosotros para desplazarlos al cordón fronterizo. No quisiera alarmar a la población. Para el 8 de marzo, puede que no nos den nada o nos den más", dijo Tijerino en declaraciones que publica este viernes en la prensa local. La operación está dirigida con miras al fallo que el 8 de marzo emitirá la Corte Internacional de Justicia en torno a la demanda interpuesta por Costa Rica a raíz del dragado del Río San Juan de Nicaragua. Costa Rica, que dice no tener ejército, pidió al tribunal dictar medidas cautelares, como el retiro de las tropas vecinas y la suspensión de un dragado que Nicaragua realiza en el cauce del río, y que fue el factor que incubó el diferendo. Tijerino explicó que Costa Rica reforzará la vigilancia en la frontera norte, como prevención ante las eventuales reacciones del gobierno de Nicaragua tras el veredicto de la Corte de la Haya. El diferendo que enfrenta a San José y Managua condujo a que las relaciones bilaterales se encuentren en el peor nivel de los últimos treinta años. En repetidas ocasiones desde el inicio del diferendo, Costa Rica ha rechazado las invitaciones al diálogo con Nicaragua formuladas por la comunidad internacional, escogiendo una estrategia marcada por "ofensivas" en diversos frentes como el político, el militar, el diplomático y el propagandístico. El jueves, el canciller René Castro anunció que Costa Rica decidió no enviar a su embajador asignado en la vecina nación Melvin Sáenz y no nombrará a otro representante diplomático. "Es una señal del mal estado de las relaciones", dijo una fuente oficial. "Tememos a la reacción del vecino. Podría desconocer la decisión o podría, al verse derrotado, levantar una cortina de humo de un acto de provocación", advirtió Tijerino. "Vamos a cumplir con el deber de defender el territorio nacional", dijo el ministro, tras advertir que su país "no quiere caer en provocaciones". El canciller Castro se reunió la víspera con líderes de los fracciones políticas representadas en la Asamblea Legislativa para solicitar respaldo a la estrategia que utilizará el país ante la próxima sentencia de la Corte de la Haya. "Nos preparamos para los diferentes escenarios que resulten del fallo", dijo el Canciller. El ministro dijo haberse reunido con los diputados bajo "secreto de Estado". La próxima semana Castro emprenderá una ofensiva internacional para buscar respaldo a las posiciones de Costa Rica ante el diferendo con Nicaragua y apoyo al país para hacer cumplir, en caso que sea favorable, las medidas que dicte la Corte Internacional de Justicia.

Descarga la aplicación

en google play en google play