Escúchenos en línea

Wisconsin no se rinde

Wisconsin. Agencias. | 28 de Febrero de 2011 a las 00:00
Decenas de miles de personas se manifestaron en Wisconsin contra la presión del gobierno de ese estado norteamericano para reducir el poder de los sindicatos públicos, encendiendo la chispa de las protestas que tienen lugar en favor de los derechos de los trabajadores por todo el país, informó Reuters. Miles de personas salieron a las calles en todo Estados Unidos, en apoyo a los manifestantes apostados en el Congreso de Wisconsin para luchar contra una legislación que busca debilitar a los sindicatos y que es apoyada por los republicanos, según AP. Muchos se congregaron en Columbus, Ohio, donde los legisladores consideran una iniciativa similar. También hubo movilizaciones en las ciudades de Topeka, Kansas; Harrisburg, Pensilvania; y Olympia, en el estado de Washington. Otros estados que están considerando medidas similares son Tennessee, Idaho, Indiana, Iowa. Varias personas se concentraron en Nueva York y Los Ángeles, mientras que cerca de 1 000 salieron a las calles en Chicago, Denver y Columbus (Ohio), en Austin (Texas) y cerca de cien lo hicieron en Miami. Manifestantes, firmes La policía se opuso a retirar por la fuerza a los manifestantes de Wisconsin que permanecían en el Capitolio para protestar contra la medida de recortes de los derechos laborales. La agencia estatal que se encarga del Capitolio había pedido a la multitud de manifestantes que acamparon dentro del edificio desde el 15 de febrero que se marcharan para las 4 de la tarde, indicándoles que era urgente limpiar el lugar. Sin embargo, la mayoría de los manifestantes se opuso a desalojar el lugar y la policía decidió no obligarlos a marcharse. El jefe de la policía del Capitolio de Wisconsin, Charles Tubbs, indico que ningún manifestante sería arrestado siempre y cuando continúen obedeciendo la ley. "La gente aquí ha actuado legal y responsablemente. No hay razón para considerar su arresto", dijo Tubbs. La única orden que recibieron los manifestantes es la de reubicarse en la planta baja del edificio, y además la policía permitirá que funcionarios de los sindicatos traigan alimentos al edificio para los manifestantes durante la noche. Los manifestantes duermen en el interior de la sede del poder legislativo desde el pasado 15 de febrero y buscan eliminar una iniciativa de ley impulsada por el gobernador republicano Scott Walker. La iniciativa restringe los derechos de los trabajadores sindicalizados del gobierno estatal, negándoles su derecho a negociar colectivamente y limita condiciones laborales e incrementos salariales. Los dirigentes sindicales y legisladores demócratas afirman que la propuesta busca socavar a los sindicatos y debilitar la base de votantes del Partido Demócrata. Por su parte, Walker insiste en que esta iniciativa es necesaria para que el estado pueda equilibrar su presupuesto.

Descarga la aplicación

en google play en google play