Escúchenos en línea

México y Guatemala urgen diálogo Costa Rica y Nicaragua

Ciudad Guatemala. Agencia PL. | 9 de Marzo de 2011 a las 00:00
Los gobiernos de Guatemala y México llamaron a impulsar el diálogo para resolver el diferendo fronterizo entre Nicaragua y Costa Rica, después de un fallo de La Haya, bien acogido por los dos países. Un comunicado de las cancillerías guatemalteca y mexicana expresa su confianza en que la resolución de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) y la disposición de Managua y San José para acatarla, son pasos importantes hacia la solución del conflicto. La víspera la CIJ recomendó a los dos países evitar toda acción que pueda agravar o extender el diferendo limítrofe y abstenerse de enviar y estacionar fuerzas de seguridad y civiles en un territorio en disputa ubicado en la desembocadura del río San Juan. El tribunal desestimó la demanda costarricense de que Nicaragua detenga el dragado del río, que en parte de su recorrido sirve de frontera común. De acuerdo con el fallo, el gobierno de San José puede enviar personal civil a la zona del humedal Ramsar para proteger el medio ambiente, pero antes debe consultar a Nicaragua. Nosotros estamos satisfechos y acatamos la decisión de la corte, dijo el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega. Consideró Ortega que el fallo beneficia por igual a Nicaragua y a Costa Rica, pero también a toda Centroamérica y a América Latina y el Caribe en su conjunto, porque permite continuar resolviendo la disputa mediante el diálogo y la negociación. Lo ideal sería que Nicaragua y Costa Rica se pusieran de acuerdo de manera bilateral para solucionar la disputa, y así se ahorraría tiempo, trabajo y dinero, dijo. Su homóloga costarricense, Laura Chinchilla, calificó de histórica la resolución y dijo estar lista para "iniciar un proceso de normalización de las relaciones bilaterales, una vez que cumplan con las medidas ordenadas por la Corte". Aunque el diferendo bilateral data de siglos, el más reciente conflicto se originó en octubre cuando Costa Rica acusó a su vecino de supuestas violaciones a su territorio y de causar daños al entorno con el dragado de San Juan. El gobierno de Nicaragua rechazó las imputaciones y argumentó que el territorio reclamado por Costa Rica en la desembocadura del San Juan es en realidad un minúsculo pedazo de tierra arenosa que salió a la superficie por la pérdida de caudal del río. Todos los acuerdos e instrumentos legales aprobados desde 1858 hasta ahora conceden a Nicaragua la soberanía absoluta sobre el río, mientras que Costa Rica sólo puede navegar por la vía con fines comerciales.

Descarga la aplicación

en google play en google play