Escúchenos en línea

Jóvenes sandinistas protestan contra bombardeo imperialista a Libia

Managua. Agencias. | 22 de Marzo de 2011 a las 00:00
Jóvenes sandinistas se manifestaron este martes en las afueras de la sede de las Naciones Unidas, en Managua, por segunda ocasión en tres días, para repudiar y rechazar la intervención militar internacional en Libia. Convocados por la Juventud Sandinista, los simpatizantes del presidente Daniel Ortega corearon lemas como "Queremos paz", "No más intervencionismo" y exhibieron carteles con la consigna "No a la guerra" y "Sí a la paz", así como la bandera del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN). "Estamos aquí (en las afueras de la sede de las Naciones Unidas en Managua) para decir no queremos violencia, queremos paz", dijo un manifestante al canal 4 de la televisión local, afín al Gobierno sandinista. "Nuestro mensaje es claro: pedimos la paz en Libia y demandamos la paz en todo el mundo", dijo otro manifestante a ese mismo medio. En una proclama, leída por uno de los líderes de la Juventud Sandinista, los jóvenes demandaron "que se detenga la inversión de miles de millones de dólares en la industria de armas", así como la intervención militar en Libia. Uno de los dirigentes de la Juventud Sandinista, Bosco Castillo, anunció que continuarán manifestándose contra la masacre en Libia. El presidente Ortega acusó la noche del lunes a Estados Unidos, a la Unión Europea (UE) y a la OTAN de querer asesinar al líder libio Muamar al Gadafi y señaló a las Naciones Unidas de ser una "tiranía" y una "dictadura". Ortega también criticó a su homólogo estadounidense, Barack Obama, porque durante su actual gira por Latinoamérica está ofreciendo cooperación e intercambio, y a la vez ordenando bombardear a Libia, según publicó este martes el portal gubernamental "El 19". El líder sandinista sostuvo que las decisiones del Consejo de Seguridad de la ONU, integrado por 15 miembros, "ponen en riesgo a todo el mundo" y opinó que "de nada valió" la abstención de cinco de ellos -Alemania, Brasil, China, India y Rusia- en la votación que dio luz verde a la resolución 1973, que autoriza las operaciones militares contra el régimen libio. Ortega calificó como una "situación trágica" la que atraviesa el líder libio, quien, reafirmó, "está dispuesto al diálogo". También reiteró su lealtad a Gadafi, al que llamó "hermano en las buenas y en las malas", y tildó de "matones" a Estados Unidos, Inglaterra y Francia por la intervención militar en Libia. El presidente condenó el fin de semana pasado la intervención militar internacional en Libia y denunció que ese operativo, iniciado por Estados Unidos y sus "aliados" de Europa, es para adueñarse del petróleo de ese país africano.

Descarga la aplicación

en google play en google play