Escúchenos en línea

Demonizando a Libia

Philadelphia, Pennsylvania. Por Mumía Abú-Jamal. * | 5 de Abril de 2011 a las 00:00
Es una medida del poderío militar de los Estados Unidos y de lo pobre que son los medios de comunicación, que el país desata guerras contra pueblos y países de los cuales no sabe nada. Aparentemente todo lo que se necesita es una campaña de los medios llamando a alguien, monstruo, o asesino, o llamarlo con ese nombre que lo justifica todo: Hitler; y bombarderos empiezan a cruzar los cielos. Estados Unidos hace la guerra, es castigado por eso o vencido; promete no volverlo a hacer, y, naturalmente, lo hace otra vez... y otra vez. Cuando los ejércitos norteamericanos atacaron Vietnam (basados en una mentira sobre un supuesto ataque en el Golfo de Tonkín), lo hizo casi como algo pasajero; para ayudar a un aliado europeo que había sido derrotado, (Francia), y en apoyo de lo que estudiosos y analistas llamaron, "la teoría del dominó," como si, si Vietnam "caía," todo Asia inmediatamente caería --como en un juego de dominó. Esa teoría, como muchas otras que apoyan guerras Imperiales, era falsa. Décadas después, uno de los más importantes halcones de la guerra, el Secretario de Defensa, Robert McNamara, el Extraño, admitiría que los líderes norteamericanos sabían poco, casi nada, sobre Vietnam, su idioma, historia o su cultura, y que tal ignorancia hizo virtualmente imposible la victoria. Después, Somalia. Después... Irak. Y ahora Libia. ¿Cuántos de nosotros sabe algo sobre la guerra interna en Libia a causa de conflictos entre tribus? ¿Que una de las tribus más grandes del Este, los Senussi, perdió el poder y la influencia cuando el Rey Idris fué derrocado, en 1969, por el Movimiento de los Oficiales Libres, del cual el Coronel Kaddafi era parte? ¿Cuántos saben que muchos de ellos no quieren democracia, sino restaurar la vieja monarquía? ¿Que durante las rebeliones iniciales muchas banderas flamearon en la Casa de Idris -- un títere de occidente como lo fueron Farouk de Egipto o el Sha de Irán? ¿No les parece extraño que las así llamadas democracias occidentales estén defendiendo a reyes? Oh -- y la atrasada y pobre Libya. ¿Sabía que Libya tiene el más alto Producto Nacional Bruto, PNB, per capita, en Africa -más alto que Sudáfrica? ¿O que tiene uno de los más bajos niveles de analfabetismo en el mundo Arabe? (Casi un 20% más bajo que Egipto.) Yo tampoco lo sabía. Lo leí en una publicación británica relativamente oscura. Y para comprobarlo, lo investigué. Nosotros no lo sabemos, porque no es del interés de las fuerzas corporativas que son dueñas y usan los medios, o porque no es importante que nosotros lo sepamos. 10 años después que empezó la guerra en Afganistán, y 8 años desde que comenzó la guerra en Irak, y no hemos aprendido absolutamente nada! Mumia Abu-Jamal (nacido con el nombre de Wesley Cook el 24 de abril de 1954) es un periodista y activista político negro estadounidense, acusado del asesinato del policía Daniel Faulkner y sentenciado a muerte en 1982. Su caso ha generado campañas masivas por su liberación en Estados Unidos y el resto del mundo y las fraternidades policiacas estadounidenses han buscado activamente acelerar su ejecución. Técnicamente, estuvo esperando ser ejecutado entre 1982 y diciembre de 2001, cuando el juez federal de distrito William Yohn revocó la pena de muerte de Jamal. Sin embargo, Yohn reafirmó los cargos contra Jamal, condenándolo a cadena perpetua. El 27 de marzo de 2008, un tribunal estadounidense ordenó revisar la condena a muerte.

Descarga la aplicación

en google play en google play