Escúchenos en línea

Acusaciones falsas e infundadas de ticos

Managua. Radio La Primerísima. | 9 de Abril de 2011 a las 00:00
El Gobierno de Nicaragua rechazó las afirmaciones falsas e infundadas de Costa Rica, en relación a que el grupo de jóvenes del Movimiento Guardabarranco que se encontraban en el territorio de Harbour Head "obstaculizaron" la incursión ilegal de la Convención Ramsar y autoridades ticas en nuestro territorio. A través de una nota enviada por el Ministro de Relaciones Exteriores por la Ley, Manuel Coronel Kautz, al Ministro de Relaciones Exteriores y Culto de Costa Rica, René Castro, el Gobierno señala que "el pueblo de Nicaragua, al tener conocimiento de lo que Costa Rica haría en esa zona, acudió por sus propios medios a manifestar sus sentimientos heridos por el espectáculo que se pretendía montar en territorio considerado por todos los nicaragüenses como territorio nacional". "Los manifestantes tampoco impidieron que la misión RAMSAR y los funcionarios costarricenses que incursionaron al territorio en disputa hicieran lo que tenían a bien hacer en el sitio. Así lo hizo saber la Viceministra del Ambiente de Costa Rica, Sra. Ana Lorena Guevara, quien estuvo presente en el sitio y en declaraciones públicas expresó, que "la visita cumplió su objetivo, corroboramos mucha de la información secundaria que teníamos y obtuvimos otra de primera mano", la cual contrapone a lo expresado en su DM-235-11, al indicar sucesos que impedían la realización de la misión técnica", hace saber la comunicación oficial. A continuación, la transcripción íntegra de la nota enviada por Cancillería: Managua, 08 de abril del 2011 MRE/DVM/AJST/121/04/11 Excelentísimo señor Ministro: Con relación a la nota de Vuestra Excelencia del 6 de abril de 2011, aprovecho para reiterarle lo que es seguramente de Vuestro conocimiento, que el Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional de la República de Nicaragua, en apego a lo dispuesto por la Corte Internacional de Justicia el 8 de marzo de 2011, tal como fue debidamente comunicado por el Ministerio de Relaciones Exteriores de la República de Nicaragua en su nota MRE/DM/AJST/349/04/11, considera que el envío de personal civil costarricense debió efectuarse, no con el objeto de hacer una "evaluación preliminar" del humedal, sino en tanto sea necesario para evitar que se cause un perjuicio irreparable. Asimismo, aprovecho para recordarle a Vuestra Excelencia que el personal de seguridad de Nicaragua fue retirado del territorio en disputa desde finales de noviembre del año 2010, fecha en que finalizó la limpieza del caño natural que une el Río San Juan de Nicaragua con la laguna de Harbor Head, y que además, posterior a la lectura de la Ordenanza el día 8 de marzo del corriente año, todo el personal civil nicaragüense en el territorio en disputa, incluyendo el personal especialista en reforestación, fue retirado y se han quedado fuera de la zona. De la misma forma, la República de Nicaragua se permite comunicarle al Honorable Gobierno de Costa Rica que el Ejército de Nicaragua como parte de sus funciones en la zona del Río San Juan le corresponde velar por las regulaciones y medidas de seguridad de todas las personas y embarcaciones que transitan por el Río a como lo dispone el decreto 79-2009 que es de pleno conocimiento del gobierno de Costa Rica. En consecuencia, Nicaragua rechaza de forma contundente las falsas e infundadas afirmaciones costarricenses y considera tales afirmaciones sin mérito alguno. Como su excelencia conoce, autoridades costarricenses dieron a conocer a los medios de comunicación social de Costa Rica que el Gobierno de Costa Rica asistiría, como en efecto asistió, con periodistas nacionales e internacionales a la "evaluación preliminar" del humedal, elevando el número de asistentes a decenas de personas ajenas a la función ambiental de RAMSAR y contrario a lo dispuesto por la Corte Internacional de Justicia el día 8 de marzo del presente año. El pueblo de Nicaragua, al tener conocimiento de lo que Costa Rica haría en esa zona, acudió por sus propios medios a manifestar sus sentimientos heridos por el espectáculo que se pretendía montar en territorio considerado por todos los nicaragüenses como territorio nacional. Las autoridades de Nicaragua no tienen obligación de reprimir o impedir la legítima expresión de los sentimientos de los nicaragüenses. No se cometieron actos criminales como el ataque que sufrió la Embajada de Nicaragua en San José, Costa Rica el día 12 de noviembre del año 2010, que ameritaran la intervención de las fuerzas públicas de Nicaragua. Por otro lado, los manifestantes tampoco impidieron que la misión RAMSAR y los funcionarios costarricenses que incursionaron al territorio en disputa hicieran lo que tenían a bien hacer en el sitio. Así lo hizo saber la Viceministra del Ambiente de Costa Rica, Sra. Ana Lorena Guevara, quien estuvo presente en el sitio y en declaraciones públicas expresó, que "la visita cumplió su objetivo, corroboramos mucha de la información secundaria que teníamos y obtuvimos otra de primera mano", la cual contrapone a lo expresado en su DM-235-11, al indicar sucesos que impedían la realización de la misión técnica. Consecuentemente la República de Nicaragua rechaza cualquier valor jurídico que Costa Rica quiera dar a estas injustificadas acusaciones, que tienden a agravar la situación en el territorio en disputa y son contrarias a lo ordenado por la Corte Internacional de Justicia en su resolución del 8 de marzo del año 2011. Reciba, señor Ministro, las muestras de mi distinguida consideración. Manuel Coronel Kautz Ministro por la Ley Al Excelentísimo Señor René Castro Salazar Ministro de Relaciones Exteriores y Culto de la República de Costa Rica

Descarga la aplicación

en google play en google play