Escúchenos en línea

Temblores y diferendo con ticos marcaron semana en el país

Managua. Agencia PL. | 16 de Abril de 2011 a las 00:00
Dos sismos y la primera reunión entre representantes gubernamentales de Nicaragua y Costa Rica en los últimos seis meses resaltan entre los principales acontecimientos registrados aquí esta semana. El primero de los movimientos telúricos, de apenas 2,8 grados en la escala de Richter, ocurrió a media mañana del pasado miércoles bajo las aguas del lago Xolotlán, también conocido como lago Managua, a escasa profundidad y muy cerca de esta urbe capitalina. Pese a su reducida magnitud e intensidad, el fenómeno despertó trágicos recuerdos entre los capitalinos de mayor edad, pues se produjo en la falla Tiscapa -una de las casi dos decenas que atraviezan la ciudad-, la misma que dio origen al devastador terremoto que prácticamente destruyó Managua el 23 de diciembre de 1972. Al día siguiente -el jueves-, otro sismo, esta vez de 5,8 grados de magnitud en la escala de Richter, en aguas del océano Pacífico, a 21 kilómetros de profundidad y a 115 kilómetros de la costa, obligó a las autoridades a decretar la alerta ante tsunamis en todo el litoral, aunque fue suspendido una hora más tarde al descartarse el peligro. La Defensa Civil aprovechó la oportunidad para insistir, una vez más, en la necesidad de que la población esté preparada para enfrentar fenómenos de esta naturaleza y recordó a los capitalinos que la ciudad está ubicada en una zona sísmica, muy vulnerable ante este tipo de eventos. La semana también estuvo marcada por el diferendo fronterizo que enfrenta a Nicaragua y Costa Rica desde octubre del pasado año por la soberanía de un diminuto pedazo de tierra pantanosa en el delta del nicaragüense río San Juan, que en un largo tramo de su recorrido sirve de límite entre los dos países. Tras más de seis meses de distanciamiento, representantes gubernamentales de los dos vecinos centroamericanos se reunieron el martes en Peñas Blancas, una localidad situada en la frontera común, en un primer intento de recuperar la confianza y de recomponer los vínculos bilaterales. En la práctica, abordaron mecanismos comunes para garantizar la seguridad en la zona fronteriza y enfrentar de manera conjunta en narcotráfico y el crimen organizado, pero sólo acordaron volver a reunirse el 5 de mayo próximo en Guatemala para continuar examinando ese tema. Asimismo, designaron a Carlos Najar Centeno, viceministro de Gobernación de Nicaragua y a Walter Navarro Romero, vicetitular de Seguridad Pública de Costa Rica, para organizar esa cita.

Descarga la aplicación

en google play en google play