Escúchenos en línea

Obispo Brenes pide a sus curas ser hombres de oración

Managua. Agencia EFE. | 21 de Abril de 2011 a las 00:00
El corazón de nuestro sacerdocio consiste en ser amigos de Jesucristo, que significa ser hombres de oración, de comunión y ser hombres a tiempo completo al servicio de Él y de su Iglesia", clamó Brenes, también arzobispo de Managua, en la Misa Crismal, ceremonia celebrada en la Catedral Metropolitana y en la que los sacerdotes renovaron sus promesas de pobreza, castidad y obediencia. "Sólo podemos ser amigos de Jesús en la comunión con Cristo total con la cabeza y con su cuerpo", prosiguió Brenes en su homilía, en la que destacó lo que significa ser sacerdote y sus obligaciones. "Ser sacerdotes hoy significa ser amigo íntimo de Jesucristo, tener una experiencia personal y serlo cada vez más en toda nuestra existencia", añadió. El arzobispo de Managua dijo que el mundo tiene necesidad de Dios y no de un Dios cualquiera, "sino el Dios de Jesucristo, del Dios que se hizo carne y sangre que nos amó hasta morir por nosotros". En su homilía, Brenes oró por la Iglesia católica, representada por el papa Benedicto XVI, y dijo a los sacerdotes que sean "capaces de poder decir al mundo que ésta es la mejor opción que han hecho en su vida". Tras finalizar la eucaristía, en la cual se bendijo el Óleo de los catecúmenos, el de los enfermos y el Crisma (aceite y bálsamos mezclados), los sacerdotes conmemoraron con un almuerzo la Última Cena. La Misa Crismal marca el comienzo del Triduo Pascual, centro y culmen del Año Litúrgico, y se celebra el Jueves Santo, día en que se conmemora la institución de los sacramentos de la Eucaristía y del Orden Sacerdotal por Jesucristo durante la Ultima Cena, según la tradición cristiana.

Descarga la aplicación

en google play en google play